www.madridiario.es
Diseño y calidad vs precio

Diseño y calidad vs precio

Por MDO
jueves 19 de abril de 2018, 16:30h

Un mercado de consumo en constante expansión dispara la división entre empresas, entre las que buscan mayor beneficio a costa de la calidad, y las que buscan calidad, a costa del beneficio ¿dónde quedaría la línea intermedia?

Que el gusto general por lo barato es una tendencia actual en auge, es un hecho. La llegada de una crisis que ha impactado en todos los cimientos económicos de forma global, ha provocado en la ciudadanía una tendencia hacia el proteccionismo económico, que deriva en la costumbre que ha llevado a la persona de a pie a controlar de forma más riguroso el gasto en cualquier tipo de objeto (ya sea de primera, segunda, tercera, necesidad, o destinado al ocio), sin realmente evaluar el tipo de inversión que están llevando a cabo.


Es obvio, que cuando la gente deja de comprar tu producto, porque a ojos del consumidor, es caro, y otras marcas están ofreciendo lo mismo, con una rebaja sustancial de su precio, te toca abaratar costes como sea, con tal de seguir sosteniendo el cuadro de ganancias de tu empresa. Para ello, es necesario (o de obligada naturaleza) sacrificar uno de los valores más relevantes dentro del mundo del consumo: la calidad; algo que puedes usar como baremo para comprar, si deseas comprar en -por ejemplo- auriculares zococity


Lo que hace décadas era algo moralmente prohibido, es a día de hoy prácticamente una norma. Las empresas han dejado de lado cualquier standard de calidad mínimamente exigente, con tal de poner a disposición pública productos que puedan venderse rápido, sin excesiva mercadotecnia, y sobre todo, de consumo rápido.


Claro, dicho así, no entrama demasiado misterio. La fórmula es bien sencilla: más barato de producir, más barato al vender. ¿El problema? que se va creando una espiral de abaratamiento en costes de producción cuyo resultado acaba siendo una inundación en el mercado de millares de productos baratos, destinados al consumo rápido, ya que como es bien sabido, cuanto más barato, peor calidad; por lo que la durabilidad de los mismos, cada vez es más corta.


Y como cualquier tendencia dentro del mundo del consumo, llega un punto en el que el consumidor se agota. Llega un momento, en el que el mercado no sabe cómo seguir subestimando la inteligencia del consumidor, y este acaba descubriendo, que lo que le está costando hoy 5 Euros, le va a costar 30 al año, en lugar de invertir 40, en algo que le va a durar 2 años o más. Las consumidoras necesitan poder escoger si las sandalias de plataforma las querrán para un verano, opara varios


Es justo en ese punto de transición en el que se podría decir que nos encontramos actualmente. La coyuntura actual es la que está empujando a numerosos consumidores y organizaciones a mirar con lupa cada producto que se pone a la venta en el mercado, para lo cual, es importante una figura que últimamente se está viendo muchísimo en internet, y es la figura del mediador de precios.


¿Qué es un mediador de precios?


Un mediador de precios (o buscador) son webs que escrutan un determinado producto, y te ofrecen diferentes posibilidades en función del precio, y la calidad. Al principio, era un tipo de herramienta de lo más útil, para búsquedas dinámicas o efectivas de hoteles, viajes, seguros o créditos. A día de hoy se está convirtiendo en el modelo de web más activa en las redes (aunque con una tasa de competencia bastante alta)


Indiferentemente de lo que busques, lo cierto es que el modelo se encuentra en expansión., aunque el modelo de web, lo puedes encontrar también para otro tipo de bienes de consumo, como el mundo del hogar y del mueble, con webs cuya función es la de encontrar todo tipo de sofas rinconeras, en la que escoger modelos que van desde lo sencillo y lo económico, y resistente, al diseño de alta gama, con extras de todo tipo.


Con todo, el mundo del consumo va creciendo exponencialmente, y adaptándose paulatinamente al tipo de necesidad que impera en el momento. Cada día vemos cómo a través de cookies, los adds que vemos en diferentes webs se adaptan al tipo de navegación que llevamos a cabo por la red. Es posible, que el dia de mañana, todas estas webs que nos ofrecen diferentes variedades en función de lo que buscamos, incluyan un motor de búsqueda intuitivo que sin necesidad de especificarlo primero, nos ofrezca de forma directa, el tipo de producto que más se adapte a nuestras necesidades en función de la información residual que se recoge de nuestra navegación. A día de hoy incluso el mundo del juguete educativo, ya hay webs capaces de ofrecerte diferentes tipos de bolas del mundo digitales distintas, en función de tus preferencias.


¿Es posible que el dia de mañana la oferta que busques sea totalmente intuitiva? Tiempo al tiempo.