www.madridiario.es
Ahorra luz con una tarifa de discriminación horaria
(Foto: MDO)

Ahorra luz con una tarifa de discriminación horaria

lunes 12 de marzo de 2018, 20:08h
Aprovecha las horas valle (las más baratas de todas) y potencia el uso de la luz durante dicho periodo.

Actualmente podemos encontrarnos con todo tipo de métodos y estrategias con las que ahorrar luz, o gestionar mucho mejor su consumo, etc. Sin embargo, una de las más efectivas es precisamente cambiar tu plan eléctrico por una tarifa de luz que incluya discriminación horaria. Esto, te permitirá optar a precios mucho más económicos y ahorrativos, aunque solo durante ciertas horas del día.

Cómo funciona la discriminación horaria de luz

Normalmente, dentro de una tarifa con discriminación horaria existe un procedimiento claro que divide en dos el día, entre una franja horaria que comprende las horas valle y otra con las horas punta. Este tipo de tarifa podrás encontrarla en prácticamente la totalidad de compañías eléctricas, tanto las que forman parte del mercado libre como aquellas dentro del regulado. Estos son sus horarios:

Itinerario para la discriminación horaria habitual:

  • Horas Valle: 22:00h - 12:00h (14 horas).
  • Horas punta: 12:00h - 22:00h (diez horas).

Discriminación horaria en verano:

Cuando se realiza el cambio horario de verano, también se ven modificadas estas horas.

  • En esta etapa las horas valle son: 23:00h - 13:00h.
  • Y las puntas: 13:00h hasta las 23:00h.

Aunque también es posible encontrarnos con una tarifa que realiza una tercera división: las super horas valle (o supervalle), las cuáles son aún más baratas, aunque por contra la franja de "valle" normal lo son algo menos (aunque siguen siendo baratas).

La clave está en evitar gastar luz de cualquier forma durante las horas punta. Al principio puede que te cueste habituarte a ello, pero conforme te haces a la idea y, sobre todo, cuando ves el importe final en la factura y todo lo que te ahorras, acabarás por adaptar el consumo de energía a las horas de luz más baratas clave, ya sean valle o supervalle. Desde poner lavadoras por la noche, hasta cocinar todo el menú de comida necesario para los próximos días, ver la tele, poner la calefacción... O inclusive trabajar a esas horas, si es que tienes un despacho en casa, eres autónomo, o cualquier otra condición parecida.

Recuerda, además, analizar el sector en busca de la compañía con el precio por kWh gastado más barato, y así hacer que el precio sea aún más económico. Algunas, como la compañía Selectra, son un gran ejemplo de ello. De hecho, tal y como dice Gonzalo Lahera, co-director de la compañía: "Comparar las ofertas del mercado nos permite seleccionar las más baratas y que más se adaptan a nuestras necesidades, puesto que no son las mismas si se tiene contratado tanto luz como gas que si solo se dispone de electricidad; o si es una vivienda habitual o una segunda residencia, también las necesidades son diferentes"

Tips para ahorrar en el gasto energético con esta tarifa

Compara las mejores tarifas de energía, y ahorra aún más sobre dicho precio gracias a los siguientes consejos:

  1. Primeramente, evalúa el consumo energético a través de tu contador para conocer las franjas horarias donde sueles realizar un consumo mayor de electricidad. Si estas no coinciden con ninguna de las horas valles anteriormente citadas, probablemente no te convenga hacer el cambio, a no ser que te conciencies y realices un cambio total de rutina.
  2. Olvídate de las bombillas convencionales, e inclusive las de bajo consumo: si necesitas encender luces durante algún momento del día comprendido dentro de la franja de horas punta, intenta utilizar siempre luces LED, ya que el consumo de las mismas es prácticamente mínimo.
  3. Desenchufa todos los electrodomésticos y aparatos que no estés utilizando, o cuya conexión no sea estrictamente necesaria hasta que al fin entres en la franja horaria de luz barata contratada.
  4. Aprovecha el calor residual de ciertos aparatos, como por ejemplo el del horno, la vitrocerámica, etc. Y apágalos algunos minutos antes de terminar el proceso de cocina, ahorrando así gran cantidad de electricidad.
  5. A la hora de aclimatar la habitación (o inclusive, la casa al completo) existen también formas de potenciar el uso del aire acondicionado, o la calefacción, etc. Gestionando al máximo el consumo de energía con su uso. Como por ejemplo mantenerlo a una temperatura estable (unos 23º o 24º), o cerrar bien puertas y ventanas para que una vez apagado, todo se mantenga estable el máximo tiempo posible.
  6. Limpia bien los aparatos eléctricos e informáticos por dentro para que su funcionamiento sea así lo más fluido posible, ya que al forzar el rendimiento también se gasta más luz de la que debería.