www.madridiario.es

Una marea granate

Por Lidia López García
jueves 08 de febrero de 2018, 19:44h

Van vestidas con un uniforme granate. La universidad decidió vestirlas así hace poco para recalcar aún más lo que puede leerse en su tarjeta identificativa: alumna de enfermería.

Algunas llegan pronto y se van demasiado tarde. Otras preferirían no haber venido. Muchas se han dado cuenta que no se podrían dedicar a otra cosa el día de mañana y alguna que otra ha decidido marcharse porque esto no es lo suyo.

Las miro y no puedo evitar recordarme que hace muy poquito era una de ellas. Ahora dicen que estoy en el otro bando y me gustaría que supierais algunas cosas que igual en su día alguien pensó y nadie dijo…

Quiero deciros que me apasiona la manera con que venís a aprender a pesar de que hoy no sea vuestro día. Que me hace ilusión que llaméis a las habitaciones de los pacientes antes de entrar y los llaméis por su nombre y no por un número de cama. Agradezco que no me toméis por loca cuando os digo que no vamos a tomar tensiones sino a valorar pacientes. Que me gusta enseñaros a coger una vía y a sacar una gasometría (no sin antes preguntaros el canal del pulso). Me gusta explicaros todo y hasta que me hagáis una pregunta y no la sepa contestar.

Tened paciencia ante las situaciones difíciles. Reír o llorar, pero ser vosotras mismas. Perdonad a aquellas que se olvidan que también sois personas y simplemente os ven como una carga (ignoran lo que se pierden). Rechazar todo aquello que se haga sin reflexión previa. Aprender a saber, a hacer y a ser las enfermeras que queráis ser, aunque nadéis contra corriente (sois una marea fuerte).

Me emocionáis cuando me dais las gracias por enseñaros, y hoy soy yo la que quiere agradeceros lo que sois porque también soy vuestra alumna.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios