www.madridiario.es
Cómo elegir los mejores muebles por un precio económico
Ampliar
(Foto: (BDI))

Cómo elegir los mejores muebles por un precio económico

En el momento en el que se adquiere una nueva vivienda se lleva a cabo una importante inversión y en lo que menos se piensa es que se requerirá de otro gasto más para acondicionar ese lugar y transformarlo en un verdadero hogar que, de alguna manera, hable un poco sobre quienes allí viven.

Es importante no recurrir siempre a las tiendas que ofrecen los precios más bajos, con una calidad cuestionable, y a la que ya han ido otros tantos. Si la casa ha valido un dinero considerable, los muebles deberían ser también de calidad sin que por ello el desembolso fuera muy alto. Una opción pasa por visitar tiendas online como www.zasmobel.com. Ellas se han especializado en ofrecer los mejores muebles con los precios más competitivos porque, como se sabe, en Internet la competencia es mucho mayor. ¿Qué pasos seguir para tener la casa soñada con un presupuesto ajustado?

  1. Comparar. Como ya indicamos antes de nada hay que buscar esa tienda que de confianza, que se sepa que cuentan con muebles de calidad y que, al tiempo, cuenten con ofertas interesantes como en el ejemplo puesto de Zasmobel (www.zasmobel.com) Como estas tiendas cuentan con plataforma online, además, resulta muy sencillo el hacerse una idea de todo lo que tienen y poder ver qué es lo que más puede interesar.

  2. Mide bien y da prioridad. Es importante que conozcas cada rincón de tu casa y que tomes las medidas oportunas para que, a la hora de buscar, puedas ir descartando aquellos muebles demasiado grandes o pequeños. Para esto suele resultar útil hacerse una composición de todo lo que se requiere en cada estancia. Así se podrá valorar qué tipo de muebles hacen falta y para cuántas personas. Como no es cuestión de amueblar la casa en dos días, no pasa nada si se dejan para más adelante algunas compras. Hay que recordar que se trata de una inversión de futuro y que el comprar buenos muebles es garantía de que durarán mucho más.

  3. Echa mano de la cinta. Sí, tal cual. Coge cinta adhesiva y marca en el suelo de la habitación que vayas a amueblar el espacio que ocuparían los muebles que tienes en mente. Si ves que algo no cuadra, sigue buscando. A veces, es una cuestión de funcionalidad. Hay que tratar de pensar siempre que las estancias tienen que resultar útiles, además de contar con una decoración al estilo del propietario.

  4. Mantén las proporciones. Aunque tengas espacio no es cuestión de optar por muebles muy grandes y otros casi en miniatura. Por decirlo de alguna manera, todo tiene que contar con un cierto equilibrio para que resulte agradable a la vista. En caso de duda, las revistas de decoración suelen ayudar mucho.

  5. Comodidad. En el hogar se pasan muchas horas y no todo puede ser una cuestión estética. Elige los muebles que te hagan sentir cómodo, sobretodo en aquellos en los que se pasa más tiempo, como puede ser un sofá o una cama. Sino, te arrepentirás.