www.madridiario.es
Lina Morgan en el teatro de La Latina.
Ampliar
Lina Morgan en el teatro de La Latina. (Foto: Diego Hernández)

Lina, en su palco

lunes 27 de marzo de 2017, 08:17h

La Comunidad de Madrid y el Teatro de La Latina homenajearán a Lina Morgan con motivo del Día Mundial del Teatro, que se celebra este lunes, con la inauguración de un mural dedicado a la actriz en la estación de Metro de La Latina y una actuación en el que fuera su teatro.

El año 1993 Lina Morgan (María de los Ángeles López Segovia) dijo adiós a su escenario del teatro de La Latina. En los años siguientes, cada noche de estreno en el mismo teatro, Lina se aparecía en carne mortal en su palco del primer piso a la izquierda. El primer aplauso de la noche solía ser para ella. Estaba en sus dominios porque ella y su hermano José Luis habían comprado el edificio el año 1985 por la nada desdeñable cantidad de 127 millones de pesetas. Cuarenta años antes una joven chica de revista se había presentado en ese escenario, localizado a unos cien metros de su casa paterna, en la calle de Don Pedro. Desaparecido José Luis en 1996, Lina siguió al frente de la empresa teatral, aunque nunca volvió a ponerse delante de las candilejas. El año 2010 dos empresas –Focus y Pentación- compraron La Latina, reservando el palco a su anterior propietaria, que lo ocupó hasta que la enfermedad la retiró del foco mediático. Falleció el 19 de agosto de 2015, pocos días después de que su venerada virgen de La Paloma, pasara como cada año ante el teatro. Durante años el 15 de agosto la procesión se paraba ante la fachada y Lina Morgan se hacía presente para depositar un ramo de flores en el trono de la Virgen. El resto de los días, cuando ella actuaba en su teatro, los autobuses procedentes de toda España hacían escala en La Latina para descargar a cientos de espectadores dispuestos a reírse con ella. Y nunca salían defraudados. A todos les cantaba aquello de ‘agradecida y emocionada…!

Lina fue una estrella del pueblo. Los intelectuales de la Transición la consagraron tras el estreno de ‘Vaya par de gemelas’, uno de los espectáculos más taquilleros de todos los tiempos. Era el año 1980 y la artista madrileña llevaba ya gastadas unas cuantas mallas y mochilas de plumas. Con Tony Leblanc, con Quique Camoiras, Gomez Bur, Antonio Casal y, sobre todo, con Juanito Navarro, había ido escalando posiciones en el mundo de la revista y en la comedia cinematográfica.

Al dejar la revista siguió en televisión y volvió a arrasar con la serie ‘Hostal Royal Manzanares’. El cine lo había dejado también tras el fiasco de ‘Hermana pero ¿qué has hecho?’ (1995).

Extremadamente celosa de su intimidad, su ingreso en una clínica a final del año 2013 desató todo tipo de informaciones. Nunca volvió a vérsela. Tuve ocasión de entrevistarla dos o tres veces para TVE. Siempre me encontré con una mujer recelosa, educada pero distante. Seguramente era su protección ante periodistas que no conocía, que no pertenecían a su círculo de amistades. Cuando publiqué mi libro ‘Teatros nuevos y recuperados’ me llegó que había preguntado por qué no estaba incluido el de La Latina. No entraba en los seleccionados. Sí fue uno de los más extensamente reflejados en ‘Teatros históricos’. Acordándome de su pregunta anterior, le solicité presentar el libro en el que sí aparecían ella y su teatro. Rehusó hacerlo a través de su persona de confianza.

Lina ha sido recordada en la estación de metro próxima al teatro coincidiendo con el Día Internacional del Teatro. En uno de los rellanos se ha instalado un mural mosaico como homenaje a ella, de esos homenajes que necesitan explicación para saber que lo es. Seguramente el tiempo acabará por difuminar esta gran figura. Pero mientras sobrevivamos quienes la vimos, quienes reímos con ella, Lina Morgan no morirá.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.