www.madridiario.es

El carrito de la compra, un utensilio con historia
Ampliar
(Foto: BDI)

El carrito de la compra, un utensilio con historia

jueves 23 de marzo de 2017, 18:00h
Hoy en día todos estamos familiarizados con la utilización de carros de la compra en el supermercado, sin embargo, esto no siempre ha sido así. Actualmente numerosos productos nos facilitan esta laboriosa tarea del hogar. Son muchos los que aún prefieren hacer la compra en la tienda física y teniendo en cuenta que lo habitual es hacerse con productos para una semana o incluso un mes, cargar con todos por los pasillos puede ser un problema, así como trasladarlos hasta el coche. Por esta sencilla razón alguien pensó que los carros de la compra en el supermercado ofrecerían numerosas facilidades a los clientes, y también a las empresas, tanto ha sido así que nadie parece recordar que hubo un día en que este sencillo pero útil artilugio no estaba presente en las tiendas para hacer la vida de los clientes más facil.
Sylvan Goldman acumulaba muchos años de experiencia como propietario de supermercados cuando, pensando en la rentabilidad de su negocio llegó a una conclusión muy clara: Sus clientes no compraban más por una sencilla razón, sus cestos no eran lo suficientemente grandes. Sin embargo rápidamente llegó a otra deducción, si los cestos eran demasiado grandes, serían también por consecuencia demasiado pesados para cargar con ellos cuando ya estuvieran llenos .Fue en el año 1936 cuando le llegó la inspiración y comenzó a dar solución a este problema con un primer diseño, colocando una cesta tradicional encima de una silla plegable con ruedas en las patas, con esto y un bastón para poder empujarlo concibió el primer carrito de la compra de la historia. Desde entonces el diseño ha evolucionado mucho , pasado por distintas fases y adquirido diversas formas y aplicaciones, pero ya no ha salido de las tiendas y se ha convertido en un imprescindible para vendedores y compradores, por ello, empresas como Carttec han decidido invertir tiempo y esfuerzo en concentrar toda su actividad en el comercio de este artilugio.

Fue un mecánico llamado Frédéric Yong el primero en ayudar a Goldman a mejorar su diseño , construyendo carritos más sofisticados con un cuerpo metálico y dos cestas de alambre que se podían poner y quitar sin problemas. El invento no contó con demasiada acogida desde un principio, el motivo era que las mujeres lo encontraban poco estético y los hombres no estaban dispuestos a reconocer que no podían cargar con su compra sin ayuda , fue entonces cuando Goldman contrató a varios figurantes, tanto hombres como mujeres , para que pasearan por sus supermercados portando el innovador carrito mientras que las empleadas sugerían a los clientes reales que se hicieran con uno, poco a poco el carrito de la compra se instaló como un elemento fundamental en los pasillos de todos los supermercados.

Actualmente, están a la disposición de empresas compañías como Carttec, que se han especializado en la importación, fabricación y distribución de equipamiento para este sector. Su trabajo se adapta a las necesidades y particularidades de cada uno, y además de carros y cestas para el cliente final , disponen también de una destacada oferta de equipos de manutención y vehículos eléctricos para resolver los requisitos logísticos de las superficies comerciales más exigentes.