www.madridiario.es

La guía para elegir un colchón y no equivocarse

lunes 01 de febrero de 2016, 16:04h
A la hora de elegir un colchón debemos tener en cuenta muchos factores para evitar equivocarnos. Dormir en un colchón adecuado para nuestras características fisiológicas es fundamental para despertar descansados y poder hacer frente al día. Igualmente tenemos que buscar una almohada en consonancia y dormir en una postura adecuada. Si no seguimos todos estos ingredientes podemos tenemos secuelas al día siguiente y nuestra productividad puede verse afectada duramente. También es la mejor forma de evitar los dolores de espalda y posibles contracturas musculares.

La dureza es la principal característica que debemos tener en cuenta cuando vayamos a elegir colchón. Todos los colchones que podemos adquirir en cualquier tienda están clasificados en una escala que va desde el 1 al 10, de menor a mayor dureza. Según los estudios científicos, los colchones más adecuados son aquellos que presentan una dureza media, siendo el 6 la medida estrella para una persona de complexión media. Si somos muy ligeros podemos optar por un colchón de 5 y si, por el contrario, presentamos sobrepeso, una dureza de 7 puede venirnos mejor para poder dormir de la manera correcta y evitar problemas en la columna.

También hay que elegir el material. En primer lugar hay que desterrar los colchones de espuma, que solo son recomendables para ocasiones especiales pero no de forma regular, o los colchones de agua, por la misma razón. Un buen colchón de muelles puede ser una opción pero hay que tener en cuenta que tienen una menor vida útil. Los colchones viscoelásticos o de látex son los más recomendables por todos los expertos y los que presentan las mayores innovaciones. Incluso hay modelos que permiten tener cada mitad con una dureza diferente para el caso de parejas que duerman juntos y que tengan una complexión física bastante diferente.

Finalmente debemos buscar la mejor relación calidad precio. En tiendas como Bedland encontramos todo tipo de modelos adaptados a distintas necesidades pero lo principal es darse cuenta qué es lo que necesitamos. Por ejemplo, un colchón con efecto frío tiene sentido si estamos comprando uno para nuestra casa de veraneo pero no para el lugar donde pasamos el invierno. También hay que tener en cuenta que el colchón tenga el tamaño del somier y que éste tenga la suficiente calidad ya que sino su aguante puede ser mucho menor.

Una vez que tengamos claro la dureza del colchón y el material y características especiales que necesitamos, tan solo debemos ir a nuestra tienda a probar diferentes opciones y comparar precios hasta elegir el que más nos satisfaga. No podemos olvidar la importancia del somier y de la almohada, así como dormir en una buena postura para que nuestra nueva adquisición nos permita dormir de forma más saludable y nos despertemos llenos de energía y dispuestos a enfrentarnos a los avatares de la vida cotidiana. Dormir bien es también una cuestión de ser conscientes y de voluntad, aunque no por ello debemos dejar de descansar las horas recomendadas por los expertos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios