www.madridiario.es

Vivir y contagiarse a la madrileña

lunes 05 de abril de 2021, 12:57h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, en el anuncio de la anticipación de elecciones, hizo proselitismo en el incumplimiento de las normas de contención de los contagios, lo que vino a denominar “vivir a la madrileña”.

Pero esta manera de “vivir” no es un invento de Isabel Díaz Ayuso, ha tenido sus predecesores, como Rajoy gritando “viva el vino”, o Aznar diciendo que le “dejasen beber tranquilamente”, criticando una campaña de la DGT para evitar que se condujese bajo los efectos del alcohol.

O cuando se aprobó la Ley antitabaco y se opusieron a que se dejara de fumar en los bares porque aquello iba a ser el apocalipsis, se iban a cerrar todos los bares y suponía un ataque sin precedentes a las libertades de los ciudadanos, obviando que en el resto de Europa las medidas restrictivas eran muy superiores a las que se aprobaron.

Finalmente, lo que ocurrió, es que los bares continuaron abiertos, pero con ambientes más saludables para los clientes y los trabajadores y, también, multitud de fumadores dejaron su hábito, animados por la corriente de opinión pública de una vida más saludable y sin humos. La salud se priorizó sobre la economía y la economía se repuso a las restricciones por la salud.

Hoy, esta manera de “vivir a la madrileña” que pregona la presidenta de la Comunidad de Madrid, consiste en preservar la economía por encima de la salud, tiene sus consecuencias, porque provoca que haya también una manera de “contagiarse a la madrileña”. Hay que decirlo a las claras. Priorizar la economía sobre la salud afecta a la vida de las personas y, en definitiva, a la calidad de vida del conjunto de la ciudadanía.

Porque hoy vivir a la madrileña supone que la Comunidad de Madrid sea el lugar de España donde más se contagian sus ciudadanos, en datos absolutos y en relación a su población. La tasa de contagio supera los 9 de cada 100 habitantes y Madrid es la comunidad que más días ha permanecido en riesgo extremo. Actualmente continúa en esta situación.

Además, en la Comunidad de Madrid es donde hay más probabilidad de terminar ingresado con la COVID. Estamos a la cabeza en el número de ingresos, donde se han producido el 28% del total de España, siendo la Autonomía con la tasa más alta de ingresos, 14 de cada 1000 habitantes han estado ingresados por la COVID.

También hay una manera de enfermar a la madrileña. La cuarta parte de todos pacientes que han tenido que ser ingresados en la Uci lo ha hecho en Madrid, ostentando una de las tasas más alta de todo el territorio español. Vivir a la madrileña supone mayor riesgo.

Finalmente, Madrid es la Comunidad Autónoma en la que más fallecimientos se han producido, el 20% del total en España, y hay que recordar para no olvidar, los miles de madrileños y madrileñas que han perdido la vida por esta pandemia. Por todo ello, es lamentable que se banalicen los riesgos que para la vida y la salud tiene el “vivir a la madrileña” que impulsa irresponsablemente Díaz Ayuso.

Eva López Simón

Secretaria de Políticas Sociales y Sector Público de UGT Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios