www.madridiario.es
    30 de julio de 2021

fobia social

Cuando el colegio se convierte en un entorno hostil para un niño, la situación llega a repercutir gravemente en su actividad social. Algunos de ellos optan directamente por callar, aunque para ello tengan que valerse de gestos para comunicarse. No se trata de timidez extrema, sino de una patología imposible de controlar, de manera que el menor encuentra en el silencio su mayor arma de defensa.

  • 1