www.madridiario.es
El equipo del hospital Carlos III se prepara para atender al religioso con ébola Manuel García Viejo
El equipo del hospital Carlos III se prepara para atender al religioso con ébola Manuel García Viejo

La auxiliar de enfermería ingresada en Alcorcón da positivo por ébola

lunes 06 de octubre de 2014, 23:50h
Una de las auxiliares de enfermería que atendieron al misionero Manuel García Viejo -fallecido por ébola el 26 de septiembre- tiene ébola. Así lo han confirmado las dos pruebas que se le han realizado tras acudir a las urgencias del hospital de Alcorcón con fiebre. Comenzó a sentir los síntomas el día 30 de septiembre, mientras estaba de vacaciones. Sanidad, que ha mantenido a la paciente aislada desde que se ha presentado en el hospital, la ha trasladado al hospital Carlos III de Madrid. La administración ha llamado a la calma a la población y está contactando con las personas con las que ha podido cohabitar esta profesional para determinar si podría haber nuevos contagios.

La mujer trabaja habitualmente en el hospital Carlos III de Madrid donde tuvo contacto con el religioso fallecido. Durante la intervención a García Viejo, la profesional tuvo contacto con el misionero en dos ocasiones: para atenderle y para proceder a la limpieza de la habitación tras el fallecimiento, aunque no tuvo contacto estrecho con el paciente. La profesional se fue de vacaciones tras el tratamiento y, desde que avisó de su sintomatología al departamento de salud laboral, solo sufrió algo de fiebre, menor de 38.6 grados que es el elemento que marca la enfermedad y astenia, por lo que, según Alemany, hizo vida normal, cumpliendo con los controles periódicos establecidos por la autoridad sanitaria para los profesionales que tuvieron contacto con los enfermos (durante 21 días se le toma la temperatura dos veces al día para comprobar si tienen fiebre). Tras empeorar, este lunes se presentó en el hospital de Alcorcón, tras avisar a las autoridades sanitarias el día 30 de que sufría una sintomatología vaga, informó el director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany.

Al detectar el caso, fue aislada y sometida a las correspondientes pruebas, que revelaron el contagio, tras dos pruebas para evitar falsos positivos. El centro activó el protocolo de emergencias. La paciente fue trasladada estable al hospital Carlos III, donde va a ser aislada y sometida a nuevos análisis y pruebas. Tras conocerse la situación, un gabinete de crisis presidido por la ministra de Sanidad, Ana Mato, se reunió este lunes por la tarde de urgencia en la sede de su departamento. La responsable de la cartera sanitaria compareció ante los medios de comunicación para explicar las medidas a tomar por su departamento ante el primer caso de una persona infectada en España por ébola, tras los fallecimientos de los misioneros españoles. Mato avanzó que su Ministerio y la Comunidad de Madrid trabajan conjuntamente para saber cuál fue la fuente de contacto y si se siguieron todos los protocolos. También incidió que se han puesto a disposición de los facultativos todos los medios necesarios para afrontar esta situación. Resaltó la absoluta coordinación entre administraciones, el cumplimiento de las recomendaciones de la OMS desde que el ébola se declaró como emergencia sanitaria, y llamó a tranquilidad a la población gracias a la preparación de los profesionales sanitarios del país.

Alemany agregó que, al igual que en los casos anteriores, se ha activado el protocolo de protección, auspiciado por los organismos sanitarios internacionales y revisado por las sociedades científicas. De momento, se está estudiando cuál fue la causa del contagio y se está realizando una investigación epidemiológica para saber si el entorno de la infectada (especialmente, su marido) y los profesionales sanitarios que han tenido contacto con ella del Summa, el hospital de Alcorcón y del Carlos III (unas 30 personas) pueden haberse contagiado.

Hasta el momento, el hospital Carlos III, que está en pleno proceso de reconversión para ser un centro para pacientes de media y larga estancia, ha tratado los dos casos positivos de ébola, el de Miguel Pajares y Manuel García Viejo, que fueron repatriados desde Liberia y Sierra Leona, respectivamente. Ninguno de los dos consiguió superar la enfermedad y fallecieron a los pocos días. El virus ha matado a más de 3.400 personas en varios países africanos desde el brote que apareció en marzo.

El miembro del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), José María Molero, ha ha asegurado que solo se contagian las personas que han tenido un contacto muy directo con el paciente. "Las posibilidades de que haya transmitido la enfermedad son muy escasas ya que no es una enfermedad que se transmite por el aire sino que se necesita un contacto directo con la saliva o con la sangre para poderse contagiar. Por tanto, ni los vecinos de su comunidad ni las personas que han estado cerca de ella, ya sea en el metro o en un supermercado, se han podido infectar", ha asegurado.

Más información:

Falsa alarma por un caso "sospechoso" de ébola en el CIE de Aluche

Dos religiosas que han superado el ébola llegan a España para donar sangre

Fallece Manuel García Viejo, el misionero enfermo de ébola

"El tiempo juega en contra" del religioso con ébola, según los médicos

El religioso español infectado por ébola llega a Madrid

El religioso español con ébola está grave y tiene una "importante deshidratación"

Fallece Miguel Pajares, el cura enfermo de ébola

El riesgo de contagio de ébola en España es "casi cero", según la OMS

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.