www.madridiario.es
La pandemia de la obesidad y la diabetes coge brío con la COVID-19
Ampliar

La pandemia de la obesidad y la diabetes coge brío con la COVID-19

Por MDO
miércoles 24 de noviembre de 2021, 20:43h

La pandemia no solo ha puesto en jaque la salud mental de numerosos españoles, pues también la mayoría ha ganado peso. Lo cierto es que numerosos estudios han demostrado que la pandemia de COVID-19 ha supuesto un incremento de peso prácticamente en todas las familias, ya sean adultos o niños. Además, el 80 % de estos infantes llegará a la vida adulta padeciendo sobrepeso e incluso obesidad.

Tanto es así que un 72 % de los niños españoles efectúa ahora menos actividad física que antes de la pandemia. Para colmo, el abandono de la dieta Mediterránea que ha quedado relegada por las comidas rápidas y precocinadas también está haciendo mella en la báscula.

La situación empieza a alcanzar cotas muy serias, pues casi la mitad de nuestra población infantil y adolescente tiene problemas de peso. Aunque para algunos se trata de una mera cuestión estética, sus repercusiones van mucho más allá. De hecho, estamos ante una patología que resta la calidad de vida a quien la padece, además sirve como caldo de cultivo para el desarrollo de infinidad de enfermedades como la diabetes tipo 2 o graves cardiopatías, entre otros.

En opinión del doctor Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), la diabetes tipo 2 empieza a surgir en personas muy jóvenes e incluso en adolescentes. Esto es novedoso porque hace 20 años no ocurría.

Por este motivo, calcular el IMC resulta básico para poder detectar qué grado de obesidad y/o sobrepeso padecemos y, en consecuencia, tomar medidas al respecto. En concreto, ​​este es el resultado de dividir el peso entre la estatura al cuadrado. De este modo, el cálculo sería IMC = KG/M2.

Una vez aplicada esta fórmula obtendremos un resultado que podrá inscribirse en alguna de estas categorías:

  • Obesidad de grado 1 de bajo riesgo, cuya puntuación oscila entre 24 y 30 en mujeres, mientras que para los hombre se sitúa entre 25 y 30.
  • Obesidad de grado 2 de riesgo moderado en la que ambos sexos presentan una puntuación entre 30 y 40.
  • Obesidad de grado 3 severa. Tanto hombres como mujeres presentan un resultado superior a 40.

Los expertos reclaman, además, prevenir este problema con el desarrollo de ciudades saludables que animen a la población a caminar y a practicar deporte. También inciden en la importancia de educar, regular la publicidad de productos insanos, así como aumentar su fiscalidad, además de financiar fármacos que pueden ayudar a atajar el problema.