www.madridiario.es

Objetivo: destruir la participación

martes 01 de junio de 2021, 09:22h

El 7 de junio de 2018 el Ayuntamiento de Madrid recibía el Premio Servicio Público de la ONU por afrontar, a través de la plataforma ciudadana de código abierto Decide Madrid, el reto de establecer modelos de gobernanza más abiertos, transparentes, participativos e inclusivos. Casi 400.000 personas se inscribieron en la plataforma, una cifra que da cuenta del interés de las madrileñas y madrileños en participar en eso de la `cosa pública” y en la construcción del bien común.


En aquel mismo periodo y, bajo la misma lógica de implicar a la ciudadanía en la propuesta, diseño y evaluación de las políticas públicas municipales, el equipo de gobierno de Ahora Madrid impulsó diferentes iniciativas que lograron resetear y actualizar las políticas de participación ciudadana de nuestra ciudad equiparándolas a las de otras ciudades y capitales del mundo: puso en marcha los presupuestos participativos, creó el Observatorio de la Ciudad, los Foros Locales de Distrito, aprobó la Ordenanza de Transparencia, la Ordenanza de Cooperación Público-Social, elaboró procedimientos para que las cesiones de espacios públicos municipales a entidades sin ánimo de lucro se hiciera, no en un despacho a puerta cerrada, sino bajo criterios de transparencia, publicidad e igualdad de condiciones; rehabilitó cuatro pabellones de la Casa de Campo que llevaban décadas abandonados para construir un Campus Asociativo…

En apenas dos años, Madrid ha retrocedido décadas en materia de participación ciudadana. El gobierno de Almeida, apoyado en Vox, ha convertido Decide Madrid en una plataforma de propaganda a través de la cual se limitan a hacer marketing de sus políticas, motivo por el cual ha sido denunciado ante la Agencia Española de Protección de Datos. Decretaron la inviabilidad `sobrevenida” de 232 proyectos de presupuestos participativos que ya habían sido visados por técnicos municipales y no se destina un solo euro del presupuesto municipal a esta iniciativa. Han cerrado espacios comunitarios como La Gasolinera (Salamanca) y La Salamandra (Moratalaz); han dejado en la calle a iniciativas ciudadanas y espacios de activación colectiva como el Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA); la Casa de la Cultura y la Participación de Chamberí y, en breve, la Casa del Cura de Malasaña, proyectos que han dado soporte vital a cientos de familias en plena crisis económica y social derivada de la pandemia y que construyeron espacios de agregación colectiva de enorme valor comunitario. Además, han anulado la creación del Campus Asociativo y de la Casa de Asociaciones de Hortaleza y han revertido la cesión de parte del Mercado de Tetuán a una decena de asociaciones del distrito que concurrieron en un proceso abierto y cuyo proyecto social fue el mejor valorado.

Todo ello responde a un hecho incuestionable: uno de los ejes del pacto político en torno al que se articula el actual gobierno de la ciudad es la destrucción del modelo de participación ciudadana desplegado durante el mandato de Manuela Carmena y que, si bien tenía mucho margen de mejora por problemas estructurales cuya superación requiere tiempo y transformaciones en el conjunto del aparato administrativo municipal, pasaba por ser el más ambicioso de la historia de nuestra ciudad.

Este modelo perseguía transformar a medio plazo la relación entre la administración local y los vecinos y vecinas de Madrid, haciendo de ella una herramienta más cercana, más útil y más acorde con los intereses de las mayorías.

Frente a esta propuesta, el actual equipo de gobierno, temeroso de sus gobernados y sus posibilidades, ha decidido, no proponer un modelo alternativo, sino lanzar una ofensiva de destrucción y clausura pura y dura de los canales de participación, imponiendo un retorno a modelos que ya demostraron su ineficacia y que nos sitúan en un pasado en blanco y negro.

Lejos de ser una tarea residual, el desmantelamiento de la participación ciudadana ha sido el principal y casi único cometido del área de Vicealcaldía, encabezado por Begoña Villacís, que no ha comparecido más que para hacer “oposición a la oposición”, llevando la política del “y tú más” y la falta de propuestas a cotas desconocidas hasta la fecha.

El cerrojazo al proyecto del Campus Asociativo resulta ilustrativo. Desde la llegada de Almeida a la alcaldía, lo único que ha pasado por los edificios al fin rehabilitados ha sido un listado de ideas vagas (tres ocurrencias en apenas dos años) que no tenían más objeto que el de maquillar la falta de proyecto. Idéntica imagen se refleja en todos los locales que, tras expulsar a los colectivos que les daban vida, permanecen vacíos y sin cumplir la función social que les corresponde: prefieren el vacío, la nada, a que esos espacios estén llenos de actividades ciudadanas autogestionadas.

El gobierno Almeida no cree en la participación ciudadana. El irrelevante papel de Ciudadanos a la cabeza del área responsable de participación ciudadana ha quedado relegado a hacer el trabajo sucio: a cerrar la puerta en la cara de las vecinas y vecinos que tienen el interés de aportar su tiempo a los asuntos comunes.

El abandono de los presupuestos participativos, el cierre del Observatorio de la Ciudad y la sustitución de los Foros Locales por los Consejos de Proximidad, unos órganos que encorsetan la participación y que, en pleno siglo XXI recuperan la figura del comisario político, son el único legado de dos años de falta de proyecto y vacío de ideas y propuestas.

Sin embargo, los vecinos y vecinas de Madrid llevan muchas décadas siendo protagonistas de la mejor política que se ha hecho nunca en nuestra ciudad. Aquella que toma su impulso del compromiso con el bien común, con la libertad y con la responsabilidad colectiva. Eso es lo que ha nutrido las experiencias de participación que han tenido lugar durante los próximos años y las que se abrirán paso a partir de ahora al margen de la pulsión destructiva y la falta de ideas de quienes gobiernan Madrid.

Nacho Murgui

Concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios