www.madridiario.es
El Rey Felipe VI en un momento del tradicional discurso de Navidad
Ampliar
El Rey Felipe VI en un momento del tradicional discurso de Navidad (Foto: Casa Real)

El Rey dejó insatisfecho a los que esperaban una condena a las actividades financieras de su padre

viernes 25 de diciembre de 2020, 10:32h

El rey Felipe VI dijo esta única frase, realmente muy significativa, pero insuficiente para muchos, sobre las actividades financieras de su padre en su discurso de Navidad:

"En mi Proclamación ante las Cortes Generales, me referí a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman. Unos principios que nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, incluso de las personales o familiares".

Realmente fue una referencia que todos entendimos como dirigida a don Juan Carlos I y a quienes les pedían pulcritud de la Corona con la legalidad vigente, al comportamiento moral acorde a lo que se le exige al resto de la sociedad respecto al pago de impuestos y respetar las normativas de cualquier tipo.

Pero se esperaba algo más, en la línea, quizás, de las referencias que se hicieron en su día a Iñaki Urdangarin, sin embargo se ha interpretado esta parte del discurso como una obligación por aludir al anterior monarca pero sin hacer mucha sangre en la herida.

El Rey recalcó que ya en 2014, durante su coronación, se comprometió a defender los "principios morales y éticos" asociados a la Corona y la Jefatura del Estado. Pero no hubo una referencia explícita a los problemas financieros de su antecesor.

"Junto a nuestros principios democráticos y el cumplimiento de las leyes necesitamos también preservar los valores éticos que están en las raíces de nuestra sociedad" fue otra de las frases más cercanas a lo que se podía considerar una velada crítica a su padre.

Un discurso emotivo

Felipe VI dirigió el tradicional mensaje de Nochebuena a los españoles desde su residencia oficial, el Palacio de la Zarzuela. Habló de un "muy duro y difícil" año 2020 que hemos pasado. "Ni el virus ni la crisis económica nos va a doblegar", comentó también sobre la pandemia de coronavirus.

El monarca comenzó su mensaje acordándose de la pandemia, en especial recalcando que muchas familias ni siquiera han podido reunirse esta noche para cenar juntos debido a las restricciones y las recomendaciones sanitarias. Además, se acordó de los fallecidos, los enfermos, los que han perdido su trabajo o las empresas que han cerrado, incidiendo mucho en el daño económico que el coronavirus ha provocado en España.

Por supuesto también destacó los "retos sanitarios y sociales" que tendremos que afrontar en 2021 pese a la llegada de las primeras soluciones de la ciencia para hacer frente a la covid. "Superar los enormes retos que tenemos constituye un gran objetivo nacional que a todos nos debe de unir; que, como ciudadanos, nos compromete y nos obliga a todos; con nosotros mismos, con los demás y con nuestro país", explicó.

Símbolos de la escena

El monarca eligió de nuevo el salón de ceremonias de Zarzuela en lugar de su despacho y, como en pocas ocasiones, se deshizo de imágenes y fotografías de significado familiar o personal.

De hecho, la única fotografía figuraba al fondo de la escena y en ella aparecen él mismo y su hija Leonor, la heredera al trono, durante el homenaje a las víctimas de la covid el pasado verano.

Un árbol navideño y las banderas de España y la Unión Europeaeran el resto de adornos del escenario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios