www.madridiario.es

¿Por qué las empresas se están pasando al Inbound Marketing?

martes 29 de septiembre de 2020, 13:00h
En el marketing tradicional, las compañías tratan de buscar la manera de que su producto o servicio llegue hasta los clientes potenciales, a través de distintos métodos como puede ser la publicidad, las llamadas telefónicas o los emails
¿Por qué las empresas se están pasando al Inbound Marketing?
Ampliar

En los últimos tiempos, estamos viendo como el Inbound marketing, un concepto opuesto al que acabamos de mencionar, empieza a ganar peso en los departamentos de marketing y se utiliza cada vez más en el mundo empresarial. Veamos qué es, cómo se aplica y las diferencias entre Inbound marketing y el Outbound marketing.

Qué es el Inbound marketing

Esta técnica de marketing tiene como objetivo acompañar a los usuarios durante todo su proceso de compra, a través de técnicas no intrusivas cuyo fin es ofrecerles contenido de valor personalizado, el cual variará en función de la etapa del proceso en la que se encuentra cada uno de los clientes. Principalmente, esta metodología intenta contactar con personas que están en las primeras fases de su proceso de compra, para apoyarlos “de forma amigable” durante todo el procedimiento, y tratar de fidelizarlos cuando este termine.

Inbound marketing vs. Outbound marketing

El Outbound marketing o marketing tradicional tiene como principal objetivo captar la atención de potenciales clientes, a través de estrategias publicitarias y campañas para conseguir que los usuarios se fijen en la marca. Por otro lado tenemos el Inbound marketing, donde la empresa debe poner sus esfuerzos en atender y responder a las necesidades y dudas que pueda tener el cliente, generando una sensación de confianza mucho mayor.

Metodología del Inbound marketing

Podemos dividir la metodología del Inbound marketing en cuatro tareas ordenadas:

  1. Captar. De alguna manera, la empresa debe conseguir que los usuarios lleguen a su contenido digital, ya sea un blog, una página web o un vídeo en YouTube. El posicionamiento SEO es fundamental en esta etapa, ya que un mayor número de clientes implica más posibilidades de conseguir rentabilidad.
  2. Convertir. Estos potenciales clientes tienen que pasar a ser leads, y esto se consigue a través de encuestas, contenidos de registro o descargables que les resuelvan sus dudas y permitan a la empresa conocer las necesidades reales de cada cliente.
  3. Vender. En este paso, la empresa debe efectuar la conversión, pero no puede hacerlo de manera agresiva ni perdiendo valor o calidad en el proceso. La información ofrecida al cliente tiene que ser precisa y valiosa, siempre diferenciándose de la competencia.
  4. Fidelizar. Evidentemente, al final de toda estrategia de marketing, la compañía tratará de retener a todos los clientes que hayan terminado comprando, ya que eso creará un vínculo de fidelidad entre ambos y aumentará la probabilidad de que la marca crezca.

Beneficios del Inbound marketing

Los beneficios del Inbound marketing en la práctica son incontables, pero te dejamos con algunos de los más interesantes:

  • Se logran multiplicar los leads, llegando a hacerse por 14 en un periodo de tiempo de dos años.
  • Por cada 370 visitas, se consiguen 12 registros y, al menos, un lead cualificado.
  • El contenido de calidad permite obtener un posicionamiento competitivo en el sector.
  • Se genera una base de datos sólida y completa a lo largo del tiempo.
  • Se refuerza la imagen de marca de la empresa, ya que se potencia el posicionamiento SEO.
  • Los contactos de marketing de la compañía se llegan a multiplicar por dos en tan solo un año.

Dados sus numerosos beneficios y los grandes resultados que trae el Inbound marketing cuando lo llevamos a la práctica, podemos entender por qué tantas empresas lo están poniendo en marcha, dejando las técnicas de marketing tradicional para captar la atención y utilizando el marketing inbound para ofrecer un servicio de calidad que aporte valor al proceso de compra del cliente.