www.madridiario.es

La noche en blanco

Por Ángel del Río
lunes 26 de mayo de 2014, 10:04h

El sábado medio Madrid se pasó la noche en blanco, velando la victoria del Real en la Champion, y el otro medio, en vela, por la derrota del Atlético. Se cumplió el sueño histórico de una final de la Copa de Europa disputada entre dos equipos madrileños. Sólo podía ganar uno, y entonces llegaron los gozos y las sombras, según en qué bando militara el corazón deportivo de cada uno, pero sin duda la ciudad de Madrid se apuntó la victoria absoluta. Ahora que la capital de España está dándole vueltas a cómo incentivar su atractivo turístico, esta final entre dos equipos madrileños le ha venido como anillo al dedo. No hay mejor promoción turística a nivel mundial que la que hicieron ambos equipos el pasado sábado, a seiscientos kilómetros de Madrid; no hay mejor reclamo para la capital de España, que uno de los acontecimientos deportivos más importantes del mundo lo disputen dos clubes de la misma ciudad.

Pero al margen de la importancia puntual del hecho deportivo, hubo otra proyección social: la de la convivencia, el respeto, el orden, el civismo, la hermandad, la buena armonía, el saber ganar y perder, la responsable celebración. Las dos aficiones dieron un ejemplo a todo el mundo de concordia, y esto beneficia a una ciudad que tiene muchos atractivos para ser reclamo turístico. Soy blanco, y no lo he ocultado ni en los momentos más difíciles, que los ha habido, pero tengo que reconocer abiertamente el comportamiento de todo un club, que también es madrileño, desde su afición, que tuvo una actitud exquisita, encomiable, caballerosa, hasta sus jugadores, infatigables, guerreros hasta el final, pasando por su entrenador, el Cholo Simeone, la gran revelación de la temporada, que tuvo un comportamiento excepcional con el equipo ganador, como lo tuvo el club blanco con los derrotados. Esto fue un ejemplo que pudieron visualizar 160 millones de espectadores en todo el mundo, que disfrutaron con el épico partido de dos clubes históricos, grandes, de una misma ciudad. Pongamos que hablo de Madrid.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios