www.madridiario.es

Piden "que la verdad salga a la luz"

Dos hermanos denuncian una agresión en la comisaría de Vallecas

Por MDO/E.P.
lunes 25 de junio de 2007, 00:00h
Dos hermanos que presuntamente sufrieron agresiones por parte de la Policía Nacional en una comisaría de Vallecas denunciaron este lunes que sin motivo alguno un agente les golpeó con la porra cuando esperaban su turno para renovar el DNI y pidieron "que la verdad salga a la luz" y se demuestre que ellos no devolvieron los golpes al policía.
Jorge Prados, uno de los dos hermanos, explicó que todo comenzó cuando esperaban su turno para la renovación del carné de su hermano Roberto. "Fuimos a renovar el DNI de mi hermano a la comisaría de Entrevías, estuvimos esperando la cola dos horas y cuando ya nos llegó nuestro turno la mujer que teníamos delante salió, entramos nosotros y cuando ya nos iban a atender, entró el agente y nos dijo que qué hacíamos ahí, que quién nos había mandado entrar, le dijimos que la mujer que iba delante nos había dicho de que podíamos pasar", relató.

En ese instante, el agente "se puso a gritar" por lo que el mayor de los hermanos, Jorge, le pidió que, por favor, "se tranquilizara". "En ese momento sacó la porra y nos empezó a dar por lo que intentamos salir de ahí porque nos estaban pegando y no entendíamos el por qué", añadió. Ya en la calle, los dos hermanos continuaron corriendo hasta que se alejaron unos metros de la comisaria, pero se detuvieron porque "nada tenía sentido". No obstante, momentos después de parar continuaron corriendo porque vieron a un par de policías que salían de la comisaría con las porras desenfundadas. "Les vimos salir con la porra, salimos corriendo, luego nos pararon, nos pegaron, nos esposaron y nos llevaron a comisaría", indicó Jorge.

Según explicó, les retuvieron en los calabozos de las dependencias policías durante trece horas porque, según matizó, les acusaban de "haberles pegado". Ante esta denuncia, los dos hermanos insistieron en que lejos de agredir ellos a los agentes, tan sólo se protegieron de los golpes, motivo por el cual tienen diferentes magulladuras por todo el cuerpo de consideración y hasta "un labio partido". Además de los golpes recibidos, ambos se quejaron de los insultos a los que les sometieron durante su estancia en los calabozos, y señalaron que hasta les llegaron a decir que les alimentaban "porque eran seres humanos". "A mi hermano le dijeron que deberían darle una paliza", resaltó Jorge.

Según señalaron, han denunciado a los agentes, están en manos de su abogada, y subrayaron que una testigo que vio toda la agresión también ha denunciado. "Queremos que se demuestre que nosotros no hicimos nada, que no le tocamos y que abusaron de nosotros porque nos pegaron sin ningún motivo. Queremos que esto salga, que se demuestre que somos inocentes", concluyeron. Por su parte, desde la Jefatura Superior de Policía se informó de que se ha abierto una información reservada en referencia a este caso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios