www.madridiario.es

Blesa presume de que dejó Caja Madrid en positivo

Por MDO
martes 27 de noviembre de 2012, 00:00h
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha comparecido este martes ante la Comisión de Economía del Congreso para informar sobre la reestructuración bancaria y el sistema financiero. Rato abandonará este miércoles su cargo presidencial en la entidad sin convocar un comité.
"No puedo pronunciarme de la gestión de la caja a partir de mi salida, porque no la conozco, ni tampoco sobre las circunstancias que llevaron al consejo de administración a tomar las decisiones que tomó, sin duda, pensando que era lo mejor para la caja", ha dicho Blesa prácticamente al inicio de su intervención.

De hecho, ha recordado que en los albores del siglo XXI la coyuntura económica general era de crecimiento, lo que generó políticas "expansivas" en las entidades financieras y también algunos "excesos" por parte de "todos los actores" económicos, si bien "en la banca no se dio crédito a ciegas" según ha defendido.

"Las decisiones tomadas por todos los actores de la vida económica hay que juzgarlas de conformidad con el entorno macroeconómico. Hoy todas las cosas las vemos a la luz de una crisis mundial que ha arrastrado a una situación dramática, pero entonces las decisiones se adoptaron por unos parámetros seriamente valorados", ha insistido.

En cualquier caso, el expresidente de la entidad ha recordado que, cuando su mandato acabó en enero de 2010, las cuentas de 2009 estaban "cerradas y prácticamente auditadas", y reflejaban que el balance de la caja se había multiplicado por seis, pasando de 33.000 a 192.000 millones de euros.

Para garantizar un "crecimiento equilibrado" se captaron depósitos de clientes, alcanzando una cuota de clientes del 7,3 por ciento, "la mayor de la historia de Caja Madrid", además de tener una "cómoda posición de liquidez" con 15.700 millones de euros, pese a que la inversión crediticia ya estaba cayendo por la crisis y la demanda de crédito se había reducido un 30% en el importe y un 40 por ciento en el número de operaciones en ese ejercicio.

"Pese a todas las dificultades del momento para todas las entidades financieras, los mercados mantenían la confianza en Caja Madrid y por eso pudimos colocar en dos días una emisión de cédulas hipotecarias de 1.750 millones de euros, suscrita en un 81 por ciento por inversores extranjeros y que logró la mejor calificación de Fitch y Moody's", ha subrayado.

En cuanto a la competitividad de la entidad, Blesa ha afirmado que el volumen de negocio por oficina ascendía a 133 millones de euros y los gastos se habían reducido un 9,2 por ciento, lo que mejoraba la competitividad de la entidad. También la ratio de eficiencia era "una de las mejores de la banca española", con un 38 por ciento; mientras que la ratio de la solvencia había mejorado en 50 puntos básicos y había un "exceso de capital" con respecto al capital regulatorio mínimo obligatorio de 3.282 millones.

"En casi catorce años al frente de la entidad, gracias a un gran equipo humano y aprovechando una etapa de crecimiento, impulsé el crecimiento de la entidad, su expansión geográfica y la diversificación del negocio", ha defendido, explicando que en cuanto "saltaron todas las alarmas" ante la crisis Caja Madrid apostó por aumentar el número de oficinas, captar más clientes, impulsar la banca de negocios, diversificar geográficamente los ingresos y también captar inversiones de diferente naturaleza.

Rato abandona Bankia sin dar explicaciones
El todavía presidente de Bankia, Rodrigo Rato, abandonará este miércoles su cargo ejecutivo dentro de la entidad.

De esta manera, Rato abandonará la caja sin convocar una asamblea general en la que dé cuenta de su gestión. Desde el sector financiero apuntan que "Caja Madrid puede convocar su asamblea antes de final de mes o puede no hacerlo. Es la entidad la que tiene que impulsar ese proceso".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios