www.madridiario.es

III Congreso Internacional de Justicia Juvenil

Sumar esfuerzos para alcanzar la plena reinserción

martes 20 de noviembre de 2012, 00:00h
En el III Congreso Internacional de Justicia Juvenil, organizado por Uniao Meridianos, que se celebra durante tres días en la Facultad de  Derecho de la Universidad Católica Portuguesa (Lisboa), se ha puesto sobre la mesa la necesidad de aunar los avances en materia de delincuencia juvenil de los diferentes países para progresar en la reinserción.
El evento, que ha conseguido reunir a 42 oradores especialistas en justicia juvenil de seis nacionalidades y 500 participantes, ha contado con la presencia este martes por la mañana de Diego Vargas, presidente de Meridianos Internacional (organización especializada en desarrollar programas para jóvenes en riesgo), Rui Sá Gomes, director general de Reinserción Social de la Administración pública portuguesa, Maria da Gloria, rectora de la Universidad Católica Portuguesa (escenario escogido para la celebración del congreso), Armando Leandro, juez supremo del Tribunal de Justicia de Portugal y presidente de la Commissao Nacional de Proteçao das Crianças e Jovems em Risco (CNPCJR), Luís Fábrica, representante de Uniao Meridiano o el experto en Bienestar Social Roberto Carneiro, entre otros.

Vargas aseguró que uno de los nuevos desafíos que se propone la entidad que preside es "unar los esfuerzos de los diferentes Estados  para conseguir que las diferentes normativas en materia de justicia juvenil se aproximen y tengan un mismo cauce". Y es que Meridianos  Internacional tiene presencia en diversos países como España, Francia, Portugal, Alemania y hasta Brasil. Por ello, la organización está desarrollando varios programas de conexión, como el Instituto Internacional de Justicia Juvenil, que sirvan de punto de encuentro para compartir experiencias e investigaciones llevadas a cabo en los distintos países.

Rui Sá Gomes, quien acudió a la jornada en representación de la ministra de Justicia de Portugal, Paula Teixeira, destacó que "la reducción de la delincuencia juvenil no se consigue solo con la represión, sino a través de una reinserción que incluya medidas de apoyo y prevención". Así, puso como ejemplo los programas que se están llevando a cabo en Portugal donde se enfatiza en la formación para el empleo de los menores infractores. Además, reveló que el Ministerio de Justicia portugués se está planteando una remodelación de sus centros de ejecución de medidas judiciales para mejorarlos y aumentar su capacidad.

El juez Armando Leandro quiso recordar que, ante todo, debe primar el interés superior del menor a la hora de modificar políticas o legislaciones. "El menor no puede tener responsabilidad penal puesto que su desarrollo neuronal o psicoafectivo no se ha completado", señaló.

Tras estas primeras intervenciones, llegó el turno de Roberto Carneiro, quien centró su ponencia en el bienestar de los jóvenes infractores, así como su reintegración. "Nos interesa cultivar la humanidad de los jóvenes delincuentes", afirmó Carneiro, tras desgranar varios medidores de este bienestar y asegurar que la prevención debe ser considerada objetivo prioritario.

El congreso, organizado por Uniao Meridianos en colaboración con el Centro de Estudos dos Povos e Culturas de Expressao Portuguesa y el patrocinio de la Unión Europea, continúa este martes por la tarde con una mesa redonda donde se debatirá sobre el síndrome del Emperador (fenómeno de maltrato familiar ascendente -de hijos a padres- que está cobrando fuerza en los últimos años) y otra sobre los delitos tecnológicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios