www.madridiario.es
Silvio Rodríguez en un momento del concierto.
Ampliar
Silvio Rodríguez en un momento del concierto. (Foto: Mila Checarelli)

Éxito poético de Silvio Rodríguez en el WiZink Center

jueves 07 de octubre de 2021, 17:12h

El pasado sábado, con el pabellón lleno y las entradas agotadas, Silvio Rodríguez a sus 74 años, con aspecto singular, gorra negra de “aprendiz” incluida, volvía a Madrid -y a este mismo escenario- después de cinco largos años de ausencia y ofreció un concierto lleno de poesía, buena música, recuerdos para sus amigos de siempre como Luis Eduardo Aute al alimón con su permanente compromiso político. Y los asistentes participaron desde el inicio con gritos de “Viva Cuba” o “Abajo el bloqueo”. Los que suponían que la velada iba a ser la presentación de su nuevo álbum “La espera terminó” de trece temas (“La adivinanza”, “Noche sin fin y mar”, “Si Lucifer volviera al Paraiso”, “Danzón para la espera” entre otros) no acertaron ya que sólo interpretó un corte del disco “Viene la cosa” (2020). El resto fue un repertorio de baladas, himnos, melodías, sones y versos de la “Nueva Trova Cubana” y/o de sus 19 discos anteriores.

Empieza el concierto, con unos minutos de retraso, un sencillo decorado y acompañado de siete grandes músicos: El actual trío Trovarroco (antes Trío de Cuerdas, Arte y Estilo) formado por el guitarrista y compositor Rachid López, el talentoso trasero 3 Maikel Elizalde Ruano y el penetrante y polifacético contrabajista Jorge Reyes. A los que se unieron la habanera flautista y clarinetista Niurca González, esposa de Silvio Rodríguez, el pianista y vibráfono Emilio Alberto Vega, el pianista Jorge Aragón y el percusionista Oliver Valdés. Banda para la ocasión que proceden de distintos campos y estilos musicales como el clásico, el latín jazz o la música tradicional cubana. Complemento musical perfecto para arropar la voz y la guitarra del maestro y dar a sus canciones armonía y garra.

Y suenan los acordes de la “Tonada para dos poemas (La pupila insomne)” del admirado abogado, poeta y revolucionario Rubén Martínez Villena, (“Tengo el impulso torvo y el anhelo sagrado...) a quien rinde un sentido homenaje. Y durante más de dos horas de concierto el trovador ha interpretado los temas de siempre. Con un “Abajo el bloqueo” “nos ha presentado “Viene la cosa” del último álbum y ha continuado en la primera parte del concierto con "Escaramujo" (Rodríguez 1994), "Sueño con serpientes" (Al final de este viaje 1978), "Te amaré" (Rabo de nube 1980), "Óleo de una mujer con sombrero" (Amoríos 2015), “La maza” (Unicornio 1982) "Tonada del albedrío" (Segunda cita 2010), la mayoría de ellas recibidas con entusiastas aplausos y muy coreadas desde sus primeros compases por un entregado público, especialmente cuando el trovador hizo alusión al mítico Che Guevara. Canciones todas ellas qué con el brillante acompañamiento de viento, percusión, contrabajo, y piano se convierten en temas clásicos y universales.

Y llegó uno de los momentos estelares de la noche cuando Silvio realizó un homenaje a "un amigo muy querido" Luis Eduardo Aute y nos presentó a su hija Malva Rodríguez que al piano interpretó el mítico tema de “Albanta" en medio de un respetuoso y sentido silencio del público. Para finalizar con la canción y el homenaje a su gran amigo Luis Eduardo interpretó el tema "Dentro" (“A veces recuerdo tu imagen…). Fue uno de los momentos donde nostalgia y magia se fusionaron con el artista y el público.

Y siguieron temas de su prolífico repertorio como "Pequeña serenata nocturna", "En el claro de la luna" y "Playa Girón" (Días y flores 1975), "Canción del elegido", "La era está pariendo un corazón" y "Ojalá" (Al final de este viaje 1978) "Yo te quiero libre" y "Ángel para un final" (Tríptico 1984), "Eva"(¡Oh, melancolía! 1988), "Quién fuera" y "El necio"(Silvio 1992) y "Tu soledad me abriga la garganta"(Amoríos 2015). Un repertorio completo para llenar una noche apasionada.

El trovador Silvio que había manifestado que la recaudación en este concierto iría destinada a la organización Medicuba-España y la compra de medicamentos para el sistema de salud pública cubana ha dado un profundo y enriquecedor repaso por casi todos sus álbumes, con un público de todas las edades entregado, con presencia de algunos exministros entre los asistentes, que cantaron/entonaron y se entusiasmaron con la mayoría de los temas. Cinco años de ausencia en Madrid, repitió escenario y Fiesta del PCE y “La espera terminó”.

Y relatar como parte de la experiencia musical que en la calle varias docenas de personas convocados por el Movimiento de acciones por la democracia se manifestaban en contra de su actuación con consignas como "Madrid, en Cuba el arte se censura", “Viva Cuba Libre” o "Patria y Vida".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios