www.madridiario.es

La dieta antiinflamatoria: ¿en qué consiste?

Por MDO
lunes 13 de septiembre de 2021, 11:31h
La inflamación es un mecanismo de defensa de nuestro organismo frente a infecciones y agresiones externas, como los traumatismos o la exposición a agentes químicos.
La dieta antiinflamatoria: ¿en qué consiste?

Sin embargo, cada vez más personas sufren procesos inflamatorios, agudos o crónicos, sin que aparentemente existan motivos fundados para que aparezca la inflamación.

Médicos y nutricionistas coinciden en afirmar que muchos trastornos inflamatorios pueden tener su origen en una alimentación inadecuada.

De hecho, son numerosos los testimonios de pacientes que, mediante una dieta antiinflamatoria, han conseguido controlar y eliminar procesos inflamatorios que no estaban causados por otras patologías concretas, sin necesidad de administrarse medicamentos ni suplementos alimenticios.

¿En qué se basa la dieta antiinflamatoria?

Se trata de regímenes dietéticos, que no tienen por qué ser de adelgazamiento, en los que la base nutricional está constituida por alimentos con alto contenido en antioxidantes y en ácidos grasos omega-3.

Según el caso, se limitan o eliminan los alimentos y bebidas que contienen grandes cantidades de sustancias oxidantes, azúcares y aditivos alimentarios.

Por tanto, los alimentos ultraprocesados y las frituras deben limitarse al máximo. Está demostrado que los subproductos resultantes de los procesos de fritura intensa tienen efectos oxidantes y proinflamatorios.

Alimentos naturales con propiedades antiinflamatorias

Existen una gran cantidad de alimentos que tienen ese tipo de propiedades. Con una dieta equilibrada que incluya a menudo esos alimentos, estaremos suministrando a nuestro cuerpo sustancias naturales con efectos antiinflamatorios.

De esa forma, podemos evitar tener que recurrir a medicamentos o a suplementos alimenticios. Veamos algunos de los alimentos antiinflamatorios que podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado:

  • Pescados azules
  • Verduras
  • Judías
  • Ajo y cebolla
  • Frutos rojos y cítricos
  • Frutos secos
  • Múltiples especias
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva
  • Aceite de linaza
  • Hierbas para infusión

Y un recordatorio: aunque el agua no es, en sí misma, un alimento antiinflamatorio, es necesario recordar su importante papel en la eliminación de toxinas susceptibles de producir inflamaciones en órganos y tejidos.

Por tanto, además de una dieta sana y balanceada, es necesario adoptar la costumbre de beber a diario el agua necesaria para la depuración del organismo. Médicos y nutricionistas coinciden en estimar que deben beberse entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Alimentos a que debes evitar

Señalamos que la siguiente lista no conlleva una prohibición absoluta de los alimentos relacionados.

Se trata de limitar razonablemente su consumo y la persona indicada para hacerlo ha de ser un nutricionista titulado, tras valorar la edad y la condición física de la persona que quiere someterse a una dieta antiinflamatoria:

  • Cereales no integrales
  • Carnes rojas de vacuno
  • Cordero
  • Pasteles, dulces, golosinas y repostería en general
  • Bebidas azucaradas y carbonatadas
  • Alcoholes destilados
  • Platos precocinados y ultraprocesados
  • Cualquier alimento sometido a un proceso de fritura intensa

Adicionalmente y aunque el tabaco no es un alimento, resulta primordial dejar de fumar o, si no es posible, limitar al máximo el consumo del mismo.

¿Una solución universal contra los trastornos inflamatorios?

La dieta antiinflamatoria no es la panacea para todos los casos de inflamación, pero en muchas ocasiones es una alternativa sana y económica a la administración de medicamentos.

En todo caso, es una solución que recomendamos probar a todas aquellas personas que sufren trastornos inflamatorios de etiología desconocida: bastan con dos meses de dieta antiinflamatoria para comprobar si los problemas desaparecen, se mitigan o permanecen invariables.