www.madridiario.es
Roch Tabarot analiza por qué España recibe más turistas incluso de los propios españoles
(Foto: MDO)

Roch Tabarot analiza por qué España recibe más turistas incluso de los propios españoles

miércoles 06 de junio de 2018, 17:16h

El analista experto en comercio internacional, Roch Tabarot, ha valorado la situación actual del turismo en España.

Con los datos registrados en 2017 por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el país se ha consolidado en el segundo destino mundial preferido por los turistas extranjeros, después de Francia.

Muchos planteamientos actuales planifican las estrategias para poder mantener durante el siguiente año y más a largo plazo si es posible, esta privilegiada situación. Incluso se valora la posibilidad de superar a Francia y conseguir que España sea el primer destino turístico del mundo.

Sin embargo, igual de importante es identificar los siguientes pasos en este sector, como los motivos que han permitido alcanzar este atractivo internacional. Por esa razón, Roch Tabarot analiza las bases sobre las que se asienta el turismo en España, que incluso está motivando el crecimiento de viajes entre residentes nacionales.

Roch Tabarot y la importancia económica del turismo en España

En primer lugar, Roch Tabarot explica que la situación del turismo en España no es ninguna sorpresa. Desde el siglo XX el país ha sido siempre un destino atractivo para el turismo internacional, gracias principalmente al clima que se disfruta en casi toda la península.

A mediados de siglo es cuando se comenzó a invertir en infraestructuras turísticas, con el fin de impulsar este sector y convertirlo, tal y como es en la actualidad, en uno de los más importantes para el PIB (Producto Interior Bruto) del país.

Por tanto, el turismo siempre ha sido un factor importante en el desarrollo económico de España. Una vez superada la crisis económica mundial, los turistas de muchos países vuelven su mirada al país, de nuevo considerándolo como un destino atractivo.

Roch Tabarot identifica la inseguridad de otros países como factor clave

Una diferencia importante entre el sector turístico actual y el de hace unas décadas es identificada por Roch Tabarot en la inseguridad. Este elemento existe en muchos países que anteriormente eran destinos de turistas internacionales, pero que en la actualidad han tenido que frenar en este sentido, debido a que no pueden garantizar la seguridad de los extranjeros.

Países en conflictos militares, incluso guerras civiles o con numerosos incidentes vinculados al terrorismo internacional, han visto cómo muchos de los sectores económicos se han reducido. El turismo es obviamente uno de los primeros afectados, dado que la inseguridad en un territorio provoca el rechazo tajante del turista a querer pasar tiempo en él.

España presente una estabilidad mucho mayor en este sentido, de forma que unido al resto de factores ya de por sí atractivos para cualquier turista extranjero, ahora se suma el descarte de otros destinos.

El factor económico como atractivo principal del turismo internacional

Roch Tabarot también señala el factor económico como uno de los principales reclamos para el turismo internacional. España en las últimas décadas siempre se ha presentado con una oferta de servicios y alojamiento mucho más económica que otros países.

La llegada del euro no ha mermado demasiado esta ventaja. Si bien la subida de los salarios no ha sido pareja a la de otros países, sí lo ha sido la baja inflación, por lo que para un turista internacional es muy asequible disfrutar de un entorno privilegiado como España con una mínima inversión para el ahorro familiar.

No obstante, el analista señala una peculiaridad en este sentido. Si bien el factor económico siempre ha sido importante en España, la evolución del sector ha motivado incluso un descenso mayor de los precios.

Las nuevas tecnologías permiten a los usuarios encontrar viajes, alojamiento y todo tipo de servicios de ocio, entretenimiento y gastronomía, lo más económicos posibles. Esto ha motivado una mayor competencia entre las empresas a nivel nacional, que han tenido que ajustar todavía más los precios para destacar y motivar el interés del turista.

Roch Tabarot valora la recuperación de apartamentos turísticos

La previa inversión efectuada en el siglo XX, sobre todo en las zonas costeras de España, motivó la construcción de innumerables hileras de apartamentos turísticos. La crisis económica, con principal incidencia en el sector inmobiliario, frenó considerablemente esta evolución. Sin embargo, los apartamentos turísticos ya construidos siempre han estado presentes.

El INE ofreció recientemente datos de turistas internacionales en España, sobre todo en relación al tipo de alojamiento que escogían. En el mes de noviembre de 2017, un periodo de temporada baja, 487.363 turistas extranjeros optaron por alquilar un piso en un apartamento turístico, un 25,4% más que el mismo mes en 2016.

Obviamente, las cifras en temporada alta son mucho mayores y se benefician de que estas infraestructuras ya están listas para ser disfrutadas. Por tanto, a principios de año ya se comienza a realizar las primeras contrataciones respecto al verano, sobre alquileres de apartamentos turísticos y el mercado empieza a ver con atractivo la posibilidad de construir nuevos edificios.

Roch Tabarot analiza el repunte del turismo nacional

España no solo consigue más turistas extranjeros todos los años, sino que también el turismo nacional ha evolucionado de forma ascendente.

La recuperación del ahorro familiar, como también la posibilidad de aprovechar precios más económicos, fruto de la anteriormente mencionada competencia entre las empresas de alojamiento y servicios diversos, hace más apetecible incluso para los ciudadanos españoles visitar otras provincias del país.

De esta forma, Roch Tabarot incide en que si para todo el mundo en el extranjero España constituye un destino atractivo, estable, asequible y amplio en cuanto a oferta vacacional, para los residentes españoles estos mismos valores se han sabido promocionar, con la ventaja adicional de que el gasto y tiempo en transporte es considerablemente menor al de cualquier turista internacional.