www.madridiario.es
Tren de alta velocidad
Ampliar
Tren de alta velocidad (Foto: Renfe)

Referente mundial y embajador de la Marca España: 30 años de AVE

Por MDO

Nuestra memoria colectiva guarda el 21 de abril de 1992 como el día en que España hacía historia en el transporte ferroviario con la puesta en marcha del primer tren de Alta Velocidad que unía Madrid y Sevilla. En esa fecha, un grupo de 220 españoles conectaba con el futuro en ese primer viaje inaugural que en algunos momentos alcanzó los 300 kilómetros por hora. Era el año en que este país abandonaba el furgón de cola y pasaba a ocupar el foco internacional gracias a la organización de eventos como la Expo de Sevilla o las Olimpiadas de Barcelona.

Desde entonces casi 470 millones de viajeros han utilizado la Alta Velocidad en España y este medio se ha convertido en el favorito para cubrir los trayectos interiores de larga distancia por sus grandes bazas: comodidad, rapidez, seguridad, puntualidad y sostenibilidad. Estas tres décadas de exitoso servicio del AVE le hacen merecedor del Premio Madrid a la Iniciativa de Transporte en su vigésima edición.

“El AVE está en plena forma, y se ha convertido en un referente a nivel mundial y en un auténtico embajador de la Marca España”, asegura el presidente de Renfe, Isaías Táboas, quien traslada a Madridiario el orgullo que supone “este reconocimiento al AVE, una marca que es exclusiva de una empresa pública española como Renfe y, por tanto, es de todos los españoles, y que cuenta con un reconocimiento internacional”.

Aquel primer AVE Madrid-Sevilla comenzó ofreciendo seis circulaciones diarias por sentido, “con una flota de 18 trenes que circulaban por una línea de apenas 500 km de longitud que atravesaba cinco ciudades”, rememora Táboas. Esa modesta flota se ha multiplicado y ahora ascienden a 229 los vehículos que dan servicio. “Hoy tenemos más de 3.726 km de vías de alta velocidad que albergan 13 líneas jalonadas por 57 ciudades, lo que supone que más del 70 % de la población española cuenta con servicios de alta velocidad de Renfe”, desgrana el presidente de la compañía.

El ritmo de expansión de la Alta Velocidad en este tiempo ha sido incluso superior al que imaginaba entonces la compañía ferroviaria. “Treinta años después de la puesta en marcha del AVE entre Madrid y Sevilla, Renfe sigue incorporando a su catálogo nuevos destinos de alta velocidad. Galicia ha sido el último, conectando a los viajeros entre Madrid y Ourense en solo 2 horas y 15 minutos”, apunta Táboas.

Isaías Táboas, presidente de Renfe (Foto: Renfe)

El trazado más largo de Europa

Así ha sido cómo se ha convertido en el trazado más largo de toda Europa y una referencia mundial de prestigio. “La expansión de la Alta Velocidad en España ha sido impresionante: somos el segundo país del mundo con más kilómetros de vías de Alta Velocidad, solo por detrás de China”, presume el responsable de la compañía, que destaca “el enorme trabajo que ha desarrollado en todos estos años ADIF, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, que ha ejecutado todo este trabajo ingente de construcción, puesta en marcha y mantenimiento de vías con gran éxito”.

AVE es el servicio de más calidad de Renfe y una marca reconocida y altamente valorada, no solamente por sus clientes, sino que se ha convertido en referencia de la Alta Velocidad mundial. “AVE es considerada como “Marca Renombrada”, propiedad de Renfe, que se ha asegurado en esta marca un especial grado de protección jurídica y legal. Es una marca que, además, representa la modernización y la vanguardia tecnológica. En resumen, una marca aspiracional, deseada y recomendada por el viajero y con una alta calificación en las encuestas de satisfacción año a año”, detalla el presidente de Renfe.

En cifras de usuarios y negocio, hay una linea favorita sobre todas que es la que absorbe el mayor número de viajeros: Madrid-Barcelona, “empujada por el viajero de negocio. Desde que se puso en servicio en febrero de 2008, el AVE se ha convertido en referente de la movilidad en el corredor, uno de los que más tráfico genera en Europa, con un total 85 millones de viajeros”, apunta Isaías Táboas.

En pleno proceso de renovación para acercarse a nuevos públicos y ampliar su número de usuarios, la Alta Velocidad española trata de convertirse en un producto más accesible que se adapte a las necesidades de los diferentes viajeros. “Por ejemplo, más de 40 millones de turistas llegan a España en coche cada año y se pasan una semana en la playa; uno de nuestros objetivos es que una parte de ellos utilicen el AVE para desplazarse a cualquiera de los destinos a los que pueden ir y volver en el mismo día para hacer turismo cultural o de compras”, comenta el presidente de Renfe.

Estos cambios comerciales van acompañados de una transformación en la identidad visual, que ha sido adaptada recientemente “para seguir siendo una marca moderna y actual, renovada, fiable y dispuesta a seguir compitiendo como líder del transporte en España”, subraya.

(Foto: Renfe)

Sin miedo a la competencia

La competencia de la Alta Velocidad low cost no representa una amenaza para el AVE tradicional. Renfe trabaja para ampliar las ventajas de la Alta Velocidad al mayor número de personas, tanto en sus servicios AVE y Avant, como en los nuevos servicios Avlo”, precisa Táboas. “La liberalización y la llegada de competidores es una oportunidad para Renfe, nos va a estimular para conseguir nuevos sectores en los que atraer las personas al tren, como, por ejemplo, con Avlo”.

Este nuevo servicio de Renfe se encuentra ya disponible en las líneas Madrid-Barcelona y Madrid-Valencia y tiene como objetivo facilitar el acceso a la alta velocidad a viajeros procedentes de otros medios de transporte, sobre todo de la carretera, lo que propicia una reducción de los desplazamientos menos sostenibles. “En relación con el avión, el tren ya es el primero modo de transporte colectivo en la Península, por encima del avión y del autobús, lo que contribuye de forma definitiva a una menor emisión de CO2 a la atmósfera”, sostiene el responsable de Renfe.

A quienes consideran excesivos los precios de la Alta Velocidad tradicional, Táboas les recuerda que utilizan “un sistema de precios dinámicos para AVE y Larga Distancia, que relaciona el precio con la antelación de compra, del mismo modo que sucede, por ejemplo, en la aviación. En este sentido, nuestros precios son plenamente competitivos y los trenes gozan de una alta ocupación”.

Conseguido tanto y tan rápido durante estas tres décadas, aún quedan desafíos pendientes, como llegar a distintas regiones españolas donde aún no hay Alta Velocidad. “Pero, además, Renfe está inmersa en un proceso de internacionalización que permitirá con total seguridad llevar las excelencias del AVE más allá de nuestras fronteras", explica Isaías Táboas. "Ya estamos en Arabia, participamos en el proyecto de Alta Velocidad entre Houston y Dallas, y esperamos poder operar lo antes posible en Francia, en el marco del proceso de liberalización del transporte ferroviario de viajeros en Europa”,

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios