www.madridiario.es
Luisa Barea, directora del centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, se entrevista con Madridiario tras ganar el Premio Madrid a Mejor Iniciativa Sanitaria
Ampliar
Luisa Barea, directora del centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, se entrevista con Madridiario tras ganar el Premio Madrid a Mejor Iniciativa Sanitaria (Foto: Chema Barroso)

La solidaridad madrileña, canalizada a través del corazón de la región: el Centro de Transfusión

Centro de Transfusión, Premio Madrid a la mejor iniciativa sanitaria

Por Alba Cabañero Aina

Si la Comunidad de Madrid fuese un ser humano, el corazón sin duda estaría formado por el Centro de Transfusión de la región. Creado en 1988, esta institución lleva 34 años bombeando vida a través de sus venas, que son los diferentes puntos de donación repartidos por toda la Comunidad de Madrid.

Por esta labor esencial, el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid es el Premio Madrid a la Mejor Iniciativa Sanitaria en esta 20º edición que organiza el periódico Madridiario.

“Este premio considero que es un premio global para todo el equipo humano que está muy volcado en la donación. Particularmente me ha hecho mucha ilusión, pero porque es un premio para tanta gente que ha trabajado con ilusión todo este tiempo. Estamos donde estamos, sabemos que tenemos mucho camino que recorrer, pero estamos ilusionados y dispuestos a aportar cada uno lo que podamos”, agradece Luisa Barea, directora gerente del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, en una entrevista a Madridiario.

Luisa Barea, directora gerente del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid (Foto: Chema Barroso)

Barea es la portavoz de este gran sistema circulatorio que engloba a todos los puntos de donación de sangre de la Comunidad, ya sean en hospitales o puntos móviles, gracias a los cuales se salvan vidas a diario a través de gestos altruistas de los madrileños.

Son muy solidarios, porque si no, no podríamos hacer frente a la demanda de sangre que tiene la Comunidad de Madrid, con muchos hospitales a la vanguardia de técnicas y muchos hospitales que son el 'top' en cuanto a diversos tratamientos”, destaca la gerente.

A diario entre semana pasan por el Centro de Transfusión 900 donaciones de sangre, que al llegar allí se procesan y transforman para extraer los diferentes componentes sanguíneos, como el plasma, muy importante para la creación de fármacos y cuya autosuficiencia es un nuevo reto a batir.

"Los madrileños son muy solidarios"

“Tenemos por delante diversos retos. El más importante es el de concienciar de lo importantísimo que es la donación de plasma, ya que es una materia prima imprescindible para la fabricación de determinados fármacos. Tenemos este reto Europa entera, España y la Comunidad de Madrid de lograr la autosuficiencia. No va a ser algo fácil; tiene que ser algo escalado a lo largo de varios años y en ello estamos”, explica Barea.

“Hemos estimado que para conseguir una autosuficiencia en inmunoglobulinas –no muy grande tampoco, del 60 por ciento–, hace falta duplicar los litros de plasma que estamos mandando. Si estamos mandando ahora mismo alrededor de 55.000 litros de plasma, necesitaríamos unos 80-100.000, y eso son muchas plasmaféresis (técnica utilizada para la obtención de plasma)”, agrega.

El próximo 14 de junio, Día Mundial del Donante de Sangre, desde el Centro de Transfusión lanzarán una nueva campaña para aumentar las donaciones de sangre y reforzar las reservas de cara al verano y, a la vuelta en septiembre, enfocarán una otra campaña en el plasma.

Donante durante un maratón celebrado en la Real Casa de Correos de Madrid (Foto: Chema Barroso)

“Lo que buscamos es poder concienciar para que la gente lo vea como algo normal que hay que hacer varias veces al año y compaginarlo, si es posible, con la donación de sangre”, señala.

Y es que gracias a estas campañas y a su difusión en redes sociales, el Centro de Transfusión gana adeptos día tras día. La última: 'No son importantes los pasos que das, sino las huellas que dejas'.

“Sabemos que una campaña no va a traer de repente a las masas, ni lo pretendemos. Lo que pretendemos es que vaya calando esta información en las conciencias. La huella es que tú con este acto de solidaridad vas a ayudar a las personas que reciban tu sangre y otros componentes sanguíneos. Les vas incluso a salvar la vida”, incide.

En el último maratón de donación de sangre de esta campaña en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, 137 personas acudieron a aportar su granito de arena a esta causa.

Para atraer a nuevos donantes, las redes sociales son una gran herramienta, sobre todo para llamar la atención de los más jóvenes. Los potenciales donantes son hombres y mujeres de entre 18 y 65 años, aunque los madrileños más comprometidos suelen encontrarse en la horquilla entre los 30 y los 50 años.

“Las redes sociales son muy importantes para nosotros. Nos ayudan mucho a compartir con los donantes, a divulgar los mensajes, a que nos lleguen de ellos preguntas y nosotros les podamos contestar. Alguna vez nos llega una queja, que también nos ayuda a mejorar. Es una fuente muy importante de información bidireccional”.

Debido a razones biológicas, los hombres son los que más sangre donan, ya que pueden hacerlo hasta cuatro veces en un año, en contraposición a las mujeres, que se les permite hacerlo tres veces –influyen en los datos también la maternidad, la menstruación, la crianza de los hijos e incluso la inserción en el mundo laboral, entre otros factores–.

No todo es sangre

Se asocia el Centro de Transfusión a la donación de sangre, pero no solo allí se encargan de ello. La donación de médula ósea es otra de las formas de salvar vidas, y Luisa Barea es clara: los madrileños están comprometidos con ello.

“Tenemos un registro de donantes de médula que no es el más grande, pero es el más solidario. Somos el tercer registro en número de donantes con 60.000 inscritos actualmente. Y somos la Comunidad que más donantes efectivos de médula aporta de España, a pesar de ser el registro tercero en importancia; nuestros donantes son los mejores”, cuenta.

Subraya la solidaridad de estas personas que se apuntan al registro, las cuales están unidas a él y a la espera de encontrar un paciente compatible al que poder ayudar: “Es un compromiso durante no se sabe cuánto tiempo puede ser, desde unos meses hasta muchísimos años, porque a lo mejor tú estás en el registro y no te llaman hasta los nueve años o incluso los 19 años que llevas en él”.

Hace hincapié de nuevo en la concienciación, ya que se toman el trabajo de informar al donante de este compromiso y acompañarle en esta decisión: “Lo importante que es estar muy mentalizado y estar seguro de que por mucho que cambien las condiciones en tu vida, salvo una cosa irremediable como una enfermedad, tú vas a estar ahí para el paciente. Esto es una cosa tremenda. Es algo para agradecer infinito”.

"Somos la Comunidad que más donantes efectivos de médula aporta de España"

Añade que en cuanto a donación de médula, las madrileñas son más solidarias: “En cuanto a la donación de médula ocurre al revés. Hay más mujeres que hombres, un 60 por ciento frente a un 40 por ciento, aproximadamente. Las mujeres son más solidarias, eso está claro. Cuando no estamos en la sangre no es que no seamos solidarias, es que no podemos”.

Asimismo, el Centro acoge el Banco de Sangre de Cordón Umbilical. “Surgió cuando hubo cierto 'boom' con lo del trasplante de progenitores o de células madre de cordón”, comenta Barea.

Los cordones cuentan con las mismas células madre que la médula ósea, por lo que sirven para trasplantes a los pacientes con diversas condiciones como, por ejemplo, linfomas.

¿Las ventajas? No es necesaria tanta identidad entre donante y receptor como con la médula. ¿El inconveniente? El volumen de sangre de un cordón es limitado: se puede procesar alrededor de 100 mililitros de sangre de un cordón del que extraer una pequeña cantidad de células madre.

Es por ello que se prefieren otro tipo de trasplantes, como el haploidéntico –la identidad entre donante y receptor no es necesaria que sea tan estrecha, por lo que cualquier familiar es un potencial donante–, pero desde el Centro, a día de hoy, se siguen enviando a diferentes partes del mundo cordones criopreservados para salvar vidas en otros países.

Recordatorio de los requisitos para ser donante de sangre:

Donante durante un maratón en la Real Casa de Correos (Foto: Chema Barroso)

  • Tener más de 18 años y menos de 65.
  • No padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por vía sanguínea.
  • Pasar un pequeño reconocimiento médico.
  • No estar en ayunas.
  • Pesar más de 50 kilos.

Desde el Centro de Transfusión recuerdan que la donación de sangre es “un proceso seguro, atendido por personal sanitario especializado. Antes de la extracción se realiza una entrevista y un reconocimiento médico al donante. Los varones pueden donar sangre hasta cuatro veces al año y las mujeres tres, con un intervalo mínimo de dos meses entre donación y donación”.

La Comunidad de Madrid cuenta con 30 puntos en hospitales y todos ofrecen tres horas gratis de aparcamiento a las personas implicadas. Se suman a ellos las 20 colectas diarias de las unidades móviles de la Comunidad de Madrid y de Cruz Roja, así como el propio Centro de Transfusión.

Anualmente reciben entre 235.000 y 240.000 donaciones, pero es necesario tener un buen flujo semanal de donantes para poder contar con reservas para periodos vacacionales como el verano o imprevistos como la nevada ‘Filomena’. El nivel óptimo de reservas se establece en las 5.000 bolsas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios