www.madridiario.es
Ana Botella.
Ampliar
Ana Botella. (Foto: MDO)

Ana Botella, la primera alcaldesa de Madrid

Ana Botella recibe el Premio Madrid a la Mujer del Año en la X edición de los galardones que otorga Madridiario.

Desde que, en diciembre de 2011, tomara las riendas del Ayuntamiento de la capital, en medio de un contexto de profunda crisis económica, ha acometido un ambicioso plan de ajuste -con el horizonte de 2022- y un programa de racionalización de la estructura municipal con el fin de que la ciudad sea la locomotora que lidere la salida de la crisis. El jurado de los Premios Madrid, que otorga 'Madridiario', ha valorado esta labor y el hecho de que sea la primera alcaldesa de la historia de Madrid a la hora de premiar a Ana Botella como la Mujer del Año.

Lo suyo ha sido una carrera de fondo. A sus 57 años, esta licenciada en Derecho y funcionaria del Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo vio cómo cambiaba su vida en 1977 a raíz de su matrimonio con José María Aznar, con el que tendría tres hijos. Botella, que presume de haber militado en las filas populares antes que su marido, dio muestras de un perfil alto cuando él ocupó la presidencia de Gobierno durante ocho años. Por ello no extrañó cuando Alberto Ruiz-Gallardón la acogió en su equipo, en 2004, cuando el que entonces era presidente de la Comunidad de Madrid se presentó a la Alcaldía de la capital.

Tras ganar el PP las elecciones con mayoría absoluta, Botella fue nombrada segunda teniente de alcalde y concejala de Empleo y Servicios a la Ciudadanía. Desde su despacho de la calle de Ortega y Gasset, puso las bases de un potente aparato de servicios sociales, al que bautizó como Samur Social, para atender a personas en riesgo de exclusión. Ya entonces se ganó la fama de política cercana y educada a la que le gusta tomar decisiones, no deja sin revisar ni un solo documento y aprende muy deprisa

Su segunda legislatura la convirtió en la persona fuerte del Ayuntamiento. Pasó a ser la número dos municipal y a llevar el Área de Medio Ambiente. Puso en marcha el principal proyecto de esos cuatro años: ajardinar Madrid Río. Asimismo llevó acabo infraestructuras clave para la ciudad como la planta de biometanización de Valdemingómez o las monumentales instalaciones hidráulicas. Encaminó, además otros proyectos importantes como la Cuña Verde de O ́Donnell, el parque forestal de Valdebebas y el anillo forestal de la M-40.

Desde mayo de 2011 se convirtió, defacto, en vicealcaldesa en funciones. Su Área de Medio Ambiente se vio ampliada hasta ocuparse, de hecho, de casi la mitad de la gestión municipal. A nadie le extrañó entonces que Ruiz-Gallardón la señalase como su sucesora lógica. El 27 de diciembre de 2011 tomó posesión de la Alcaldía después de la renuncia del alcalde, que abandonó el cargo cuando fue nombrado ministro de Justicia en el Gobierno de Mariano Rajoy.

Al llegar, creó su propio equipo con algunos de los antiguos delegados y varios presidentes de distrito y técnicos. Fue el primer paso. En apenas dos semanas se reunió con la oposición, los agentes sociales y los representantes de la sociedad civil para demostrar que la nueva etapa suponía diálogo y cooperación. También insistió en recuperar las conversaciones con el Estado y la Comunidad de Madrid para llevar a buen término proyectos en común importantes para la ciudad.

En los meses transcurridos, ha cuidado igualmente su perfil en la calle, como lo prueba el hecho de haber visitado todos los distritos de Madrid. Con lápiz y papel en las manos, suele tomar nota en persona de las preocupaciones, propuestas y críticas de los madrileños.

En el caso de Botella, el bastón de alcaldesa trajo aparejada una situación económica bastante compleja. El Ayuntamiento estaba ahogado por la falta de financiación. Ya en el discurso de toma de posesión anunció su voluntad de reducir de forma sensible el déficit municipal. Para ello desarrolló un plan de ajuste económico a diez años vista que pretende estabilizar las cuentas y volver, en apenas tres años, a la senda del crecimiento. Todo ello, sin prescindir de trabajadores públicos ni afectar a sus salarios. También manifestó su voluntad de no recortar el presupuesto destinado a la atención social a los colectivos más desfavorecidos.

Y ello, manteniendo el contrato con los ciudadanos que hizo su antecesor para crear 150.000 empleos en esta legislatura. Ello pasa por convertir Madrid en una zona franca para los emprendedores, las empresas de I+D+i y los inversores extranjeros. También quiere atraer a la industria de alto valor añadido con el desarrollo de una nueva estrategia industrial que fomentará la rehabilitación de polígonos.

De momento, ya ha aplicado una nueva normativa que reduce la burocracia en la creación de empresas mediante la declaración empresarial responsable.

La segunda pata de esta estrategia económica pasará por la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad. Ante un escenario en el que el sector de la construcción no puede generar expectativas económicas, el nuevo texto buscará agilizar la normativa urbanística y centrarse en fomentar la creación de riqueza a través de una gestión inteligente del territorio.

Asimismo continuará potenciando el turismo. Botella quiere que la capital acoja anualmente a alrededor de 10 millones de visitantes. En ese deseo, el Consistorio ha cerrado acuerdos de colaboración con el sector y con varias ciudades punteras a nivel internacional. La estrategia incluye también planes de fidelización y de fomento del turismo de compras y de congresos, dos apartados en los que la capital aún tiene capacidad de crecimiento.

El objetivo es recuperar la senda del crecimiento y hacer de la ciudad la locomotora del país. No es una quimera. La ciudad de Madrid genera casi tanta riqueza como las comunidades autónomas de Cataluña y Andalucía y tiene una tasa de desempleo varios puntos inferior a la media nacional. Botella reconoce en público que la situación es complicada pero, en el tú a tú, muestra su confianza hacia la capacidad de Madrid para cumplir con este cometido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.