www.madridiario.es
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, durante el acto por el Día de la Comunidad de Madrid
Ampliar
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, durante el acto por el Día de la Comunidad de Madrid (Foto: Comunidad de Madrid)

Isabel Díaz Ayuso: "No me entrego como Sánchez a cambiar los cromos"

Por MDO
viernes 11 de junio de 2021, 07:41h

En dos años al frente de la Comunidad de Madrid, la hoy presidenta regional en funciones -que se espera que sea investida nuevamente en los próximos días- ha lidiado contra una crisis sanitaria que ha mantenido confinados a toda la población durante más de tres meses, una nevada histórica que bloqueó por completo a toda la región o un proceso electoral que le ha valido un amplísimo apoyo por parte de los madrileños, entre otras cosas.

Con la defensa de la libertad como bandera, Isabel Díaz Ayuso ha hecho frente a las políticas del Gobierno central y ha afianzado su posición dentro del mismo Partido Popular, el mismo que planea presidir en la región madrileña. Con adeptos como Teodoro García Ejea o Esperanza Aguirre, la mandataria regional en funciones cuenta en esta entrevista con Madridiario que después de trabajar durante 17 años en la formación, la siente su "casa" y para ella sería un "orgullo" poder presidirlo.

"Seguiré dando batalla a todo lo que suponga un ataque a los intereses de Madrid y los madrileños", comenta Isabel Díaz Ayuso a este diario, al tiempo que explica que tiene unos "principios ideológicos y no entraré jamás en cambalaches para seguir en el cargo usando a los madrileños como moneda de cambio", algo que asegura que "la izquierda y sus apoyos están acostumbrados allá donde gobiernan".

Pregunta: En apenas 2 años, ha pasado usted del anonimato (para muchos madrileños) a ser presidenta de la Comunidad de Madrid... ¡dos veces! Y la segunda con un gran respaldo electoral. ¿Por qué cree que ha merecido el voto de tantos madrileños?

Respuesta: Han elegido entre dos modelos políticos antagónicos: una forma de gobernar que nosotros defendemos, basada en la libertad, donde la persona está en el centro de la política, en la que se trata a los ciudadanos como adultos y en la que no se tutela ni dirige, no se impone, donde se bajan los impuestos, se defiende la colaboración público/privada y donde se gestiona con responsabilidad para ofrecer los mejores servicios públicos. Y enfrente había un modelo que se ha demostrado fracasado allá donde se ha aplicado, que no cree en la libertad del individuo, que opta por tutelar y dirigir a los ciudadanos para hacerlos dependientes de la administración, un modelo que no cree en la iniciativa individual, en la propiedad privada, en la cultura del esfuerzo y del mérito…

P: Dicen que parte del secreto de su éxito reside en haber dado (y aún dar) la batalla contra el Gobierno central en general y contra Pedro Sánchez en particular durante la pandemia. ¿Cree que ha sido esa la razón principal por la que ha obtenido tanto respaldo?

R: No es la principal pero sí una de ellas, por supuesto. Defiendo los intereses de todos los madrileños, de sus 179 municipios, y no me entrego como Sánchez a cambiar cromos o a adoptar decisiones en función de apoyos o intereses inconfesables. Seguiré dando batalla a todo lo que suponga un ataque a los intereses de Madrid y los madrileños, por ejemplo, contra la estrategia del Gobierno de Sánchez por subirnos los impuestos porque se lo piden los independentistas catalanes, que no quieren lo mejor para ellos sino lo peor para los demás. Tengo unos principios ideológicos y no entraré jamás en cambalaches para seguir en el cargo usando a los madrileños como moneda de cambio, algo a lo que la izquierda y sus apoyos están acostumbrados allá donde gobiernan.

P: La gestión de la crisis sanitaria le ha valido conseguir el XVIII Premio Madrid Mujer del Año. ¿Cuál cree que fue el mayor acierto que llevó a cabo durante los meses más duros de la pandemia? ¿Se arrepiente de haber hecho (o no haber hecho) algo esos meses?

R: Sin lugar a dudas luchar contra el virus con todas nuestras herramientas: levantar en un tiempo récord el hospital temporal en IFEMA y, posteriormente, y en apenas 100 días, abrir y poner en servicio el Hospital público Enfermera Isabel Zendal, traer 24 aviones con 1.600 toneladas de material sanitario, triplicar las UCIS, convertir hoteles en hospitales, comprar 5 millones de los mejores test del mercado y llevar a cabo un estudio pionero a nivel mundial para estudiar las aguas residuales y detectar dónde estaba el virus para ir contra él. Nuestras medidas contra el COVID fueron pioneras y numerosas ante la parálisis y la improvisación permanente del Gobierno central durante esta pandemia. Pese a haber sido la primera Comunidad en tomar medidas y adelantarnos contra el COVID desde la primera semana de marzo –cierre de centros de mayores, suspensión del curso escolar…- me arrepiento de no haberlo hecho todavía antes. Hemos hecho y seguimos haciendo todo lo que está en nuestras manos para seguir salvando el mayor número de vidas, como nuestra apuesta por defender simultáneamente desde el inicio de la pandemia la actividad económica de los madrileños.

P: Durante la campaña electoral han surgido por parte de los madrileños iniciativas creativas a su favor. Su cara aparece en bolsos, camisetas...¡Incluso tiene una cerveza con su nombre! ¿Cómo le hace sentir eso?

R: Son gestos que se ven con simpatía y que siempre reconfortan porque surgen de forma espontánea y desde el cariño, no se trata de algo artificial sino pasional, y eso se agradece, por supuesto, y me hace sentir muy orgullosa.

P: Al mismo tiempo, ha sido carne de 'meme' y de burlas en las redes sociales. Se ha creado hasta el término 'Ayusada'. ¿Cómo lo lleva?

R: Perfectamente y con deportividad, no queda otra. Quien se dedique a la política y no tenga sentido del humor o no se sepa reír de sí mismo está a tiempo de recapacitar y enmendarse.

P: Ha llevado por bandera la palabra 'libertad' durante toda la campaña electoral y también durante la legislatura previa. ¿Es todo lo libre que querría, en lo profesional y personal, siendo la presidenta de la Comunidad de Madrid?

R: Sí, por supuesto. Otra cosa distinta es que ejercer esa libertad traiga consigo derechos, deberes y obligaciones. Personal y profesionalmente siento que estoy viviendo una etapa de mi vida irrenunciable e inolvidable.

P: ¿Cree que con su modelo político sigue encajando dentro de las siglas del Partido Popular? ¿Aspira a cierta 'individualidad' incluso dentro de las siglas del PP?

R: Mi modelo político es el del Partido Popular, el mejor proyecto político que hay en España y en Europa. No tiene que encajar porque está anclado a él. En el PP actuamos individualmente pero dentro de un mismo equipo y con un mismo proyecto de ideas y principios.

P: La política en Madrid es, al fin y al cabo, política nacional por la repercusión que tiene, y usted ha dado muestra de que quiere sobresalir con su proyecto. ¿Le gustaría ser en un futuro presidenta de España?

R: Me gustaría estar en La Moncloa, sí, siendo recibida para una reunión bilateral y como presidenta de la Comunidad de Madrid por Pablo Casado, presidente del Gobierno de España.

P: Antes aspira a ser la presidenta del Partido Popular de Madrid. ¿Por qué le gustaría conseguirlo? ¿Qué cree que aportaría a su partido en esos términos?

R: Llevo más de 17 años trabajando en el Partido Popular de Madrid, es mi casa y dirigirlo es un reto y una responsabilidad muy importante. Es evidente que para alguien que ha desempeñado diferentes funciones y responsabilidades en el PP de Madrid, presidirlo sería un orgullo, pero los tiempos son importantes y me pronunciaré sobre este asunto cuando llegue el momento. Ahora estoy totalmente centrada en el debate de investidura, en la formación del nuevo gobierno y en todas las medidas importantes que tenemos que impulsar desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios