www.madridiario.es
Camela en uno de los conciertos de su gira en 2017
Ampliar
Camela en uno de los conciertos de su gira en 2017 (Foto: Ángeles Muñoz)

PREMIO MADRID A TODA UNA VIDA | Camela, un cuarto de siglo regalando ‘tecno-rumba’ a diferentes generaciones

jueves 10 de junio de 2021, 10:11h

Más de un cuarto de siglo. Fue en 1994 cuando Ángeles, Dioni y Miguel vieron cómo su pasión se materializaba en un disco que fue lanzado al mundo; así nacía Camela.

Ahora, 27 años después –aunque la pandemia ha hecho que la celebración del 25 aniversario se haya alargado–, y con un miembro menos, el grupo continúa cosechando éxitos con la reedición de sus canciones más icónicas, recogidas en el álbum Rebobinando, o con la publicación en 2020 de su primera biografía oficial.

“Creíamos que era un sueño inalcanzable llegar hasta aquí 27 años después, pero aquí estamos”, indican a Madridiario Ángeles y Dioni.

Es por ello que el dúo de San Cristóbal de los Ángeles ha recibido el Premio Madrid a Toda una Vida de Madridiario, que reconoce la trayectoria de los reyes de la ‘tecno-rumba’, que han sabido difundir un rompedor estilo de música que ha traspasado fronteras y generaciones.

Dioni y Ángeles, integrantes de Camela (Foto: @camelaoficial)

De San Cristóbal al cielo

Madrid fue la ciudad que vio nacer a este icónico grupo y que ha jugado una parte importante en sus vidas. “Aquí nacimos, aquí nos conocimos y aquí hemos hecho nuestra carrera. Es una de las ciudades más bonitas del mundo y, para nosotros, nuestro hogar”, detallan.

Todo comenzó cuando tres chavales de barrio se juntaron en las horas libres que les dejaban sus trabajos para explotar su pasión por la música.

“Dioni estaba por mi hermana Luci y a mí, que soy más pequeña, me preguntaba por ella. Así nos fuimos haciendo amigos y ellos, novios. A Dioni le gustaba mucho la música y un día me pidió que cantara con él, y hasta hoy”, cuenta Ángeles a Madridiario.

En 1992 hicieron circular entre familia y amigos su primera maqueta, cuyo éxito hizo que se animasen a grabar más casetes con sus canciones y a venderlos en gasolineras y mercadillos.

Este primer paso les hizo llegar en 1994 a la grabación de su primer disco: Lágrimas de amor. Producciones AR, una pequeña discográfica independiente se hizo eco de las letras de los ‘reyes de las gasolineras’, arrancando así la andadura de Ángeles, Dioni y Miguel como Camela.

Es el primer momento que, echando la mirada atrás, recuerdan con mayor cariño: “Lo primero que nos viene a la mente es cuando Alfonso del Corral, que era el dueño de una pequeña distribuidora, nos llamó y firmó nuestro primer contrato musical. Nosotros lo hacíamos porque nos gustaba y nunca pensamos que algo así se fuera a hacer realidad”.

Desde entonces, el grupo comenzó su ascenso hasta el Olimpo de la música. Lágrimas de amor consolidó su acogida en el mercado musical con la venta de más de medio millón de copias. En 1995, Sueños inalcanzables, el segundo álbum del grupo, se mantuvo durante nada más y nada menos que 30 semanas en la lista de los más vendidos.

Un año después, el grupo recorrió España dando una gira de 120 conciertos, además de grabar Sus 12 primeras canciones, su tercer trabajo en el que rescataron esas canciones que aparecían en las maquetas que les convirtieron en los ‘reyes de las gasolineras’.

Diferentes generaciones bailando al son de Camela

Poco a poco, Camela fue arrasando en el mercado musical, traspasando fronteras e incluso imponiendo su música a la de las Spice Girls. Su tecno-rumba voló por el mundo y trajo al grupo miles de copias vendidas, éxitos en las listas, conciertos, premios y un reconocimiento a escala mundial.

“La verdad es que no sabemos cuál es la clave del éxito, pero creemos que es el cariño de nuestros fans, que nos quieren demasiado. Son ellos quienes compran nuestros discos y nos acompañan siempre en nuestros conciertos”, señalan Ángeles y Dioni.

Cuando zarpa el amor, Lágrimas de amor, Háblale de mí o Nunca debí enamorarme son solo cuatro de sus muchas conocidas canciones, que han acompañado a diversas generaciones a lo largo de estos más de 25 años de trayectoria del grupo.

Tanto han acompañado a los fans que incluso una mujer les confesó, “sin ningún rubor”, que había hecho el amor más de 500 veces con su música.

De estas canciones, Ángeles desvela que Un ángel de cristal es su canción favorita, la que le permitió sentirse “autora” al componer su letra y música.

Y otra que es muy especial es Por siempre tú y yo, primera canción que compuso Rubén, hijo de Dioni y también compositor de Camela, que hace que el grupo sea, si cabe aún más, un proyecto familiar.

Nos sorprendió muchísimo que un niño de 15 años fuera capaz de hacer una canción así. Desde entonces, él compone el 50 por ciento de los temas de nuestros discos. Es una persona muy importante para nosotros. Es muy discreto y se mantiene en la sombra a pesar de ser tan importante en el grupo. Es una persona maravillosa”, comentan.

Por muchos años más

El grupo ha tenido que celebrar un 25 cumpleaños atípico por culpa de la pandemia, en la que todo quedó paralizado durante meses. “Este periodo ha sido como darle al ‘pause’ y ahora por fin podemos darle de nuevo al ‘play’”, detallan desde el dúo.

Aún así, han sabido honrar su cuarto de siglo en la música muy bien acompañados, reeditando todos sus éxitos en el álbum Rebobinando, donde Taburete, Alaska, David Bisbal o Juan Magán, entre otros, les acompañan al son de sus canciones.

“Hemos ido cambiando al ritmo de la vida, siempre fieles a nuestro estilo, pero sin anclarnos en el pasado, porque la vida sigue y nosotros con ella”, explican.

Han contado con etapas mejores y peores, pero aseguran que sus fans no les hubiesen dejado caer: “Es imposible que nos hayamos planteado dejarlo, nuestros fans no lo hubiesen permitido, pero en 27 años ha habido días mejores y algunos peores, pero sin llegar nunca la sangre al río”.

A los próximos 25 años, Camela les pide salud. “Si tienes salud, ya vendrá todo lo demás”, sentencian.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios