www.madridiario.es
Un autobus de la EMT visto desde otro
Un autobus de la EMT visto desde otro

La economía de los autobuses, en cuestión

jueves 25 de julio de 2013, 08:00h

 La Consejería de Transportes asegura que el coste del servicio interurbano de autobús es mucho más económico que el urbano. Aunque la Colsejería niega que con ello se cuestione a la EMT, la crítica ha levantado una, de momento contenida, tormenta política. Madridiario analiza las posibles razones de este nuevo frente abierto entre Comunidad y Ayuntamiento de Madrid.

Hace cinco meses, el consejero de Transportes, Pablo Cavero abrió un melón inesperado. Aseguró que la red de autobuses interurbanos de Madrid es más eficaz económicamente que la Empresa Municipal de Transportes de Madrid. Habría quedado en una anécdota si no fuese porque el viceconsejero, Borja Carabante, primero, y fuentes de la propia Consejería, después, han abundado en las comparaciones entre ambos servicios.

La Comunidad de Madrid asegura que la intención de Cavero es tan solo poner en valor el sistema concesional del transporte público madrileño, con el objetivo de ponerlo como ejemplo para que se vean las ventajas de este sistema ante procesos como el que está desarrollando la Consejería de Sanidad en la externalización de la gestión de hospitales.  Es decir, si ha funcionado la externalización en los autobuses, por qué no va a funccionar en la salud. Sin embargo, la situación del transporte, con debates larvados, ha provocado que esta afirmación abra un nuevo frente entre Ayuntamiento de Madrid y Comunidad. 

¿Qué ganan y qué pierden los actores implicados? Los expertos señalan tres derivadas: la económica, la de imagen y la política. La más obvia es la de los dineros. La EMT  tuvo pequeñas pérdidas en el último ejercicio. Según datos del presupuesto municipal para 2013, el gobierno de Ana Botella ha aportado 111,7 millones al Consorcio Regional de Transportes de Madrid, autoridad única del transporte público que depende de la Comunidad de Madrid. Este organismo le devuelve a la EMT una cantidad económica en función de su explotación. Tal y como denunciaba este lunes la concejala socialista Ruth Porta, el Consorcio ha realizado ajustes en 160 líneas de la red de la EMT en los últimos cuatro años. Es decir, se ha reducido el número de autobuses y, por extensión, las frecuencias, de casi toda la red. Eso supone que el Consorcio tiene que pagarle menos a la EMT. O sea, que en pleno proceso de reducción de aportaciones del Estado a la Comunidad, la Consejería de Transportes podría contar con la baza de recortar las aportaciones a una empresa que no le pertenece pero a la que impone cómo ha de realizar el servicio a través del Consorcio. Y eso sin perder los ingresos por abonos ya que se mantienen.

A la EMT podría interesarle, en parte, el recorte. Teniendo en cuenta la fuerte política de ajuste municipal, le vendría bien una reducción de la estructura de explotación a un mes de comenzar la negociación del nuevo convenio colectivo con los trabajadores. La Comunidad guarda silencio cuando se pregunta por qué la comparación no se hace con otros sistemas de transportes a todas luces deficitarios, como el Metro Ligero. En concreto, el Metro Ligero Oeste tiene una subvención de 11,75 euros por viajero porque apenas tiene usuarios. El problema, al igual que con el Metro, es que el Metro Ligero tiene un coste de infraestructura inevitable que es una losa para las cuentas regionales. Esta realidad provoca que el Gobierno regional prefiera aplicar recortes en empresas, como la EMT o los interurbanos, con un gasto de infraestructuras más bajo y flexible. 

En general, los expertos consultados no creen que se esté poniendo sobre la mesa la privatización de la EMT. Al menos, no a corto plazo. Desde el sector del transporte de viajeros por carretera aseguran que sería inviable por el alto grado de sindicalización de la compañía. En el Ayuntamiento han negado en varias ocasiones esa posibilidad. Eso sí, en el mundo del transporte madrileño no se vería con malos ojos un sistema concesional. Sobre todo, teniendo en cuenta la liberalización del transporte que prepara la Comunidad, la reducción de aportaciones que tendría que realizar el Consorcio al Ayuntamiento y el enorme esfuerzo de modernización sin coste directo para la administración que han hecho las empresas de interurbanos. Fuentes de la EMT lamentan en privado que se esté poniendo en la picota su sistema sin que el equipo de Ana Botella dé un golpe sobre la mesa en el consejo de administración del Consorcio, donde tiene voz y voto.

El asunto del dinero va muy ligado al nivel de explotación. El uso del transporte público madrileño está bajando por la crisis. También influyen los recortes porque, aunque no hay consenso entre los expertos, la pérdida de oferta actúa, al menos en parte, como freno a la demanda. Casi todos los medios de transporte han caído una media del dos o tres por ciento en los que va de año. La EMT, incluso, ha tenido un repunte insignificante en el mes de julio. Los expertos aseguran que los últimos recortes en la empresa madrileña de autobuses están mal planteados porque afectan a líneas que funcionan, cuando hay capacidad de recorte en aspectos de la red que no afectarían especialmente al servicio: líneas casi duplicadas en los barrios, la doble red de autobuses nocturnos o las líneas infrautilizadas. Si se retirasen, sería más sencillo poner en marcha líneas que son muy necesarias como las especiales a zonas de trabajo o las transversales en el anillo metropolitano. Toda esta labor es responsabilidad del Consorcio, que es responsable de organizar los servicios de transporte público. Mientras, en el Metro, el porcentaje de viajeros ha caído un diez por ciento. Un desplome más acentuado que, desde la Consejería, achacan a las huelgas de finales de año, aunque admiten que también influye la pérdida de frecuencia de paso de los trenes. Los expertos señalan que, aunque aún no ha perdido su supremacía, el Metro ha reducido su interés para el ciudadano desde que no se usa como herramienta electoral y se ha convertido en el principal foco de los recortes y las pérdidas en el transporte público madrileño.

Más información:

El transporte de Madrid en la encrucijada

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios