www.madridiario.es
    14 de junio de 2021

Urquijo

Ocupan la tercera parte de la manzana situada entre las calles Alcalá, Barquillo, Marqués de Valdeiglesias e Infantas; ambos fueron construidos entre 1858 y 1860, y los dos compartieron un pasado bancario al ser las residencias del marqués de Urquijo y del hijo del banquero José Fontagud. En 1981, y durante 19 años, se convirtieron en la sede de Tabacalera. Hoy, vuelven a tener un destino común: los edificios de Alcalá 47 y Barquillo 5 acogen a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, un organismo que, además de regular los mercados, ha de poner en valor estos palacetes madrileños.

  • 1