www.madridiario.es
    27 de noviembre de 2020

plaza de España

El nuevo 'paisaje' de Plaza de España

Tras el cierre al tráfico del subterráneo que conecta la Cuesta de San Vicente con la calle Bailén, ha comenzado la demolición del paso elevado en el lateral de la plaza de España.

La Comunidad de Madrid ha levantado este miércoles la paralización de las obras que el ayuntamiento de la capital ha iniciado en la Plaza de España.

Las obras de Plaza de España han sido paralizadas este miércoles después de que la Comunidad de Madrid haya denunciado que carecen de "control arqueológico". La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha incidido en que cuentan con todos los permisos de este proyecto que también aprobó el Gobierno regional. La regidora entiende que se ha producido un "malentendido".

PLAZA DE ESPAÑA

Después de que hace unas semanas se cerrara a cal y canto al tránsito del público para acometer unas obras de remodelación y mejora que se convirtieron en una de las 'banderas' del Gobierno local de Manuela Carmena, en la Plaza de España paran las máquinas. Los técnicos de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid consideran que los trabajos no se están realizando con el "control arqueológico" necesario y la Administración regional ha paralizado las obras a la espera de que se garanticen las condiciones de conservación de posibles restos patrimoniales que pudieran estar afectados por el movimiento de tierras.

Durante el mes de julio ya estarán disponibles algunas habitaciones del nuevo hotel del Edificio España, que abrirá por completo en el mes de septiembre.

Después de 18 meses cubierta por andamios, la fachada del edificio España ha quedado al descubierto. Las obras para convertir el rascacielos en un hotel de cuatro estrellas continúa después de que un juzgado haya acordado no suspenderlas, medida solicitada por el anterior propietario del inmueble.

EDIFICIO ESPAÑA

El Juzgado de Primera Instancia nº 67 de Madrid ha dictaminado no suspender las obras que se están realizando en el Edificio España, según solicitó el antiguo propietario del edificio, Grupo Baraka. Ahora, la cadena hotelera RIU estudia interponer una demanda a Baraka por "daños y perjuicios".