www.madridiario.es
    5 de diciembre de 2020

desalojo

CAÑADA REAL

El Consistorio madrileño ha sido condenado a pagar 13.000 euros a una familia de La Cañada Real por entrar en su vivienda "sin consentimiento de los afectados" y derribarla "sin autorización judicial".

Agentes de la Policía Municipal desalojaron en la pasada noche un local en los bajos de Argüelles que contaba con precinto que no permitía su apertura. Dentro había 107 personas, de las cuales 70 eran menores y consumían alcohol.