www.madridiario.es
    21 de octubre de 2021

Alonso

Todo apunta a que Antonio Lobato no tendrá nada que retrasmitir desde Australia, carrera inicial del campeonato, ya que son varias las escuderías que estudian boicotear el Gran Premio si no se informa sobre los motivos reales del accidente de Fernando Alonso, en Montmeló.

Resulta deprimente para los aficionados españoles volver a escuchar una canción que reiteradamente venimos escuchando durante los últimos años, cuando los rivales se multiplican de nuevo para el español. La solidez de los Williams, los buenos resultados de Ferrari en los test, los imbatibles Mercedes, o los Red Bull pondrán muy caro el primer puesto del podio que de momento no parece estar al alcance de los McLaren.

Con algunos asuntos relacionados con la seguridad ya resueltos, como la implantación del 'Virtual Safety Car' (Coche de seguridad virtual), que estará funcionando a partir de la próxima temporada tras la pruebas en la última carrera en Abu Dabi y en los test posteriores y la conclusión del comité de expertos que ha emitido un informe de 400 páginas recomendando reducir los límites de velocidad, en las zonas bajo bandera amarilla, y establece que Bianchi cuando chocó contra la grúa en GP de Suzuka "no frenó lo suficiente para evitar la pérdida del control del coche", descartando la idea de implementar cabinas cerradas en los monoplazas "no habrían mitigado las lesiones de Bianchi y no resulta práctica debido a las intensas fuerzas generadas en el choque de un coche de 700 kilos con una grúa de 6.500 a una velocidad de 126 km/h".

Con los Mercedes, como no, dominando los entrenamientos libres y los cronometrados se estrena el G.P. de Rusia en el nuevo trazado de Sochi. Pista de feo trazado e impropia de un circuito de nueva construcción. Exceso de ángulos de 90º, pocos apoyos, escasas oportunidades para adelantar, demasiados muros y algunos puntos muy críticos si se produjera la salida de algún monoplaza.

Polémica

Debe ser agotador estar continuamente buscando escusas para justificar los resultados con uno de los monoplazas menos competitivos de la parrilla. Situación compleja para un piloto que llegó a Ferrari con la idea de ganar campeonatos, como no podía ser de otra manera.

El germano-finés de 28 años, Nico Rosberg, consigue su tercera victoria en lo que va de temporada y de paso amplía la ventaja sobre su compañero y único rival, Lewis Hamilton, en la lucha por un titulo que cada vez esta mas decantado hacia los coches plateados. Valtteri Bottas, con el Williams, fue el tercero en pasar la bandera a cuadros mientras que el español Fernando Alonso terminaba quinto, justo detrás del que fue su partner en Ferrari, el brasileño Felipe Massa.

A igual que sucedía en los libres de Mónaco, es el Ferrari de Fernando Alonso quien encabeza la tabla de tiempos por delante de los dos Mercedes. Por el momento y bajo nuestro prisma no resulta nada creíble esta posición, que más bien parece una maniobra de cara a conseguir algunos titulares.

Insistimos en que esta historia ya está escrita mucho antes de conocer el desenlace. Tan previsibles son las victorias de Mercedes como los 'petardazos' de Ferrari.

Ni estrategias, ni cambios de ruedas, ni esperadas mejoras, ni cambiando al jefe del equipo, ni saliendo a lo kamikaze, nadie puede con los Mercedes. A pesar de que mirando los titulares de este G.P. de China nos encontramos algunos como estos: Milagro, Resurrección de Ferrari, Jabato, refiriéndose a Fernando Alonso, Inhumano, majestuoso, entre otros. Parece que la pantalla de nuestro televisor estaba conectada a otra carrera.

Una vez más, Hamilton se coloca en el primer puesto de la parrilla de salida en el G.P. de China. Pleno, por tanto, de Mercedes que no ha dejado escapar ninguna desde que se puso en marcha la temporada.

Desde que el viernes se abrió la puerta del paddok en el circuito malayo de Sepang ha existido un único equipo dominador. Los Mercedes ya venían de Australia con el sello de favoritos y a pesar de la humedad en las primeras tandas de libres y la lluvia después no han permitido que ningún otro monoplaza se les acerque.

Un mundial de Formula1, donde los coches montan ruedas estrechas, no hacen ruido y son cada vez más lentos. En el que Ferrari y Alonso, tanto monta, resultan ya cansinos a estas alturas de temporada, se ha disputado solamente una carrera, pero es la misma letanía que llevamos escuchando desde hace cuatro años, puede echar de las pantallas de TV a los aficionados españoles.

  • 1