www.madridiario.es
    24 de junio de 2019

Rocío Monasterio

Después de que este lunes Vox decidiera romper conversaciones con el PP en la Comunidad de Madrid y Aguado insinuara que la puerta a unas nueva elecciones estaba abierta, Isabel Díaz Ayuso ha advertido a ambos partidos de que sus votantes no entenderían ese escenario de la repetición electoral. Aguado ha insistido en que el único Gobierno de coalición que contemplan es con el PP y ha criticado la "pataleta" de Rocío Monasterio y lo suyos.

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, no ha decartado el escenario de la repetición electoral si Vox insiste en "boicotear" su pacto con el PP, después de que Rocío Monasterio haya anunciado la ruptura de la negociación con Isabel Díaz Ayuso en protesta por no haber visto sus pretensiones cumplidas en el Ayuntamiento.

Vox rompió ayer la baraja. No se sentará más con Isabel Díaz Ayuso ni con Ignacio Aguado, líderes autonómicos de PP y Ciudadanos, para negociar la investidura de la primera hasta que no se cumpla el pacto que tienen azules y verdes para Cibeles, que supone que recaiga en ellos la dirección de alguna concejalía. Este extremo pasa la pelota directamente a Ciudadanos, que si bien no ha mostrado inconvenientes en que se les entregue algún distrito, sí ha dejado claro que no van a dirigir ningún área, lo que está supeditado a un acuerdo "expreso" entre la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el regidor, José Luis Martínez-Almeida.

La ruptura de Rocío Monasterio con Isabel Díaz Ayuso continuará hasta que el PP ceda las Concejalías del Ayuntamiento de Madrid que firmaron las Ejecutivas nacionales de ambos partidos. Si es necesario, aseguran en Vox, mantendrán su negativa a negociar hasta que se cumplan los plazos máximos que establece el Reglamento de la Asamblea para lograr una investidura. Si el 11 de septiembre no hay Gobierno regional, se repetirán automáticamente las elecciones.

Rocío Monasterio ha anunciado que suspende todo contacto con los de Isabel Díaz Ayuso hasta que no se aclare la situación en el Consistorio de la capital. "Hay un contrato entre PP y Vox con una coalición de Gobierno, con Concejalías para Vox y con proporción en el Presupuesto. Exigimos que se cumpla", sentencia la líder de Vox en la Comunidad.

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha mencionado algunos detalles relativos a un gobierno en la Comunidad de Madrid. Según el popular, solo se trataría de un bipartito y Vox no tendría consejerías, aunque Rocío Monasterio asegura que esa opción se mantiene como posible en su acuerdo con el Partido Popular.

Tras la composición de la Mesa de la Asamblea, en la que VOX entra con la Vicepresidencia tercera, Rocío Monasterio ha asegurado que ya tiene firmado un acuerdo de Gobierno con la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, que le otorgará a los de Abascal entes de la Comunidad y peso en los presupuestos en función de su representación en la Cámara (12 escaños). Por el contrario, Ignacio Aguado no ha querido firmar ese documento por lo que Monasterio, asegura, se ha levantado de la mesa. Desde el PP niegan que este acuerdo recoja la entrada de esta formación en un futuro Gobierno regional y han aclarado que de lo que se habla es de "proporcionalidad en entes y presupuestos" en base al número de escaños.

La permanencia del PP en la Puerta del Sol se da por hecha: Isabel Díaz Ayuso es optimista sobre su posible Presidencia de la Comunidad de Madrid tras el éxito logrado en la Mesa de la Asamblea. Aun así, la popular deberá manejar bien sus cartas para que Ciudadanos y Vox no rompan la baraja.

Tanto Rocío Monasterio, líder de Vox en la Comunidad, como Tedoro García Egea, secretario general del PP, han anunciado un preacuerdo entre Vox, PP y Ciudadanos para la consitución de la Mesa de la Asamblea de Madrid. Sin embargo, Cs niega tal punto y avisa de que, si bien no cierran la puerta a negociarlo a lo largo de la mañana, no descartan ir a la votación sin pacto previo y "ver qué vota cada uno".

La Asamblea de Madrid se constituye este martes sin que el triunvirato de derechas haya alcanzado aún un acuerdo sobre la composición de la Mesa. Ignacio Aguado deberá definirse hoy: o repite la 'foto de Colón' junto a PP y Vox o perderá la Presidencia del máximo órgano de la Cámara regional, destinada, en principio, a Juan Trinidad.

Horas antes de que se constituya el Parlamento madrileño, todo apunta a que los naranjas ceden y dejarán a Vox sentarse en la Mesa de la Asamblea a pesar de que, oficialmente, no ha habido reuniones oficiales para negociar. No obstante, varios diputados de Cs y PP han permanecido en la Cámara regional sin querer confirmar (ni desmentir) conversaciones ni pactos.

Rocío Monasterio ha protestado ante la Mesa de la Asamblea por la distribución de los asientos de los diputados que, en cualquier caso, será provisional hasta que se forme Gobierno. Ha logrado que los de Íñigo Errejón salgan de la primera fila, donde compartían puestos con el PSOE, pero Vox se queda donde estaba: en el 'gallinero'.

Los vetos cruzados cayeron este domingo. Ignacio Aguado, líder de Cs en Madrid, y Rocío Monasterio, su homóloga de Vox, se vieron en un hotel de la capital para tomarse un café y "conocerse". Sin embargo, esto no supone nada más o, al menos, eso es lo que ha trasladado José María Espejo, coordinador del órgano negociador de la formación naranja, que sigue manteniendo que no pactarán con los de Santiago Abascal.

A menos de 24 horas de que se constituya la Asamblea de Madrid, los partidos entran en modo sprint para negociar un acuerdo que les posicione lo mejor posible de cara a la nueva Legislatura. Por el momento, parace que la primera condición de Ciudadanos para apoyar un Gobierno presididio por Isabel Díaz Ayuso ha sido bien recibida por los populares y será uno de los de Aguado quien presida la Mesa de la Asamblea. De hecho, los naranjas ya le han puesto nombre a la silla: el diputado electo Juan Trinidad. Mientras, Ayuso asegura no haber cerrado la puerta a que también haya en ella un puesto para Vox e insiste en la idoneidad de una reunión a tres con Ciudadanos y los de Abascal.

PACTOS POSTELECTORALES

Después de la reunión mantenida el juves, en la que las candidatas del PP y Vox a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio, se mostraron dispuestas a convencer a Ignacio Aguado (Ciudadanos) para gobernar la región, los equipos negociadores de ambos partidos han vuelto a sentarse este sábado para buscar puntos de encuentro entre sus programas.

Rocío Monasterio sigue en su línea de hacer un llamamiento público a Ciudadanos para reunirse y ha instado al PP a liderar una negociación a tres. De su encuentro con Ángel Gabilondo, la candidata de Vox ha destacado su "grata sorpresa" por el tono cordial en el que ha discurrido. El socialista ha puntualizado que ambos han dejado claro que no tenían intención de negociar nada.

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y su homóloga de Vox han mantenido su primer encuentro en la Asamblea de Madrid para "empezar a conocerse". En la reunión, que empezó con cierto nerviosismo, acabó siendo "muy cordial" aunque ambas consideran "precipitado" hablar de puestos en el Gobierno y en la Mesa de la Cámara.

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado que PP y Ciudadanos están en "modo veleta" y que ambos carecen de principios: porque "unos los perdieron (en alusión a los populares) y otros nunca los han tenido", en referencia a la formación naranja.

El triunvirato de las derechas que busca hacer a Isabel Díaz Ayuso presidenta de la Comunidad de Madrid ya ha nombrado a sus respectivos comités de negociación. PP y Ciudadanos, además del equipo nacional que supervisará todos los pactos, deslocalizará las reuniones en la región, mientras que Vox tendrá que conformarse con un solo grupo de trabajo.