www.madridiario.es
Llaves de 'bumping'
Llaves de 'bumping'

Lucha contra las 'llaves mágicas'

miércoles 12 de marzo de 2014, 07:30h
Los robos en viviendas mediante 'bumping' u otras nuevas técnicas de apertura de cerraduras sin forzamiento ni rastros han crecido en los dos últimos años en la región. Algunas aseguradoras se niegan a pagar a los afectados, al considerar que se puede tratar de estafas.

Tras entrar en el portal con un vecino que le había abierto amablemente, el ladrón estaba frente a la puerta cerrada. Se había asegurado que no había nadie en la casa. No quería correr el riesgo de tener un enfrentamiento o de que le pudiesen reconocer. Metió una llave dentada en la cerradura y le dio un golpe con un pequeño martillo que llevaba en el bolsillo. La puerta se abrió, sin marcas, sin ruidos, a la primera. El robo fue rápido y sencillo. Cuando el propietario regresó no podía creerse que alguien había entrado en su casa, ya que había cerrado la puerta.

Este es un ejemplo de lo que podría haberle ocurrido a algún afectado por un robo en vivienda. Según datos provisionales del Ministerio del Interior, en 2013 se produjeron 15.924 robos en viviendas de la Comunidad de Madrid, un 11 por ciento más que el año anterior, a pesar de que la efectividad policial ha aumentado. Aproximadamente, siete de cada diez se realizan mediante habilidad y no por fuerza (escalo, palanqueta o extracción de bombín, principalmente). Aunque la mayoría de los 'cacos' siguen utilizando el método del 'resbalón', esta técnica está perdiendo terreno ante métodos que, aunque no son nuevos, se han convertido en una moda delictiva al alza. El más conocido es el 'bumping', una fórmula de apertura de cerraduras que consiste en introducir una llave preparada para determinados modelos de puertas (llaves 'dimple' o llaves de puntos). Con un pequeño golpe, los pistones de la cerradura saltan y la puerta se abre, sin dejar rastro aparente. Era una antigua técnica que usaban los cerrajeros y que se ha trasladado al mundo delictivo. Su difusión es tal que hasta se cuelgan vídeos en internet para mostrar su funcionamiento y se venden modelos de llaves. No es el único método de apertura de puertas. También está empezando a proliferar, aunque en menor medida, la 'llave mágica' para las cerraduras de borjas que se abren con llaves de paletón, y que se suelen utilizar para cajas fuertes.

La Unión Nacional de Cerrajeros de Seguridad (UCES) se reunió el año pasado con la Secretaría de Estado de Seguridad para denunciar la preocupación del sector ante la facilidad para ejercer de cerrajero, la oferta de servicios poco fiables, la facilidad a acceder a herramientas como llaves de 'bumping' -se pueden comprar sin dificultad en internet- y para formarse rápido y de manera no controlada. Según esta organización, de los 600 cerrajeros que hay en Madrid, alrededor de la mitad son piratas, lo que afecta negativamente al sector, a los ciudadanos, a las compañías de seguros y a la seguridad pública.

La Policía Nacional desarticuló en el mes de enero una banda itinerante con base en Madrid que estaba especializada en el 'bumping' y que cometió, al menos, 18 robos en domicilios de municipios de la región y provincias colindantes. Según el sector de los cerrajeros, el 80 por ciento de las puertas son vulnerables en mayor o menor grado a este tipo de prácticas. Según Francisco Robles, secretario de la Asociación Madrileña de Cerrajeros, "los ladrones atacan modelos de bombín determinados, principalmente, los de gama baja. No fuerzan el mecanismo y es difícil que dejen rastro, por lo que algunas aseguradoras se niegan a pagar a los afectados porque consideran que puede tratarse de una estafa".

El inspector Gómez, jefe del Grupo XI de la Brigada Provincial de Policía Judicial, explicó a Madridiario que estos criminales son profesionales que dominan una gama de técnicas muy determinadas y suelen actuar en viviendas vacías para no enfrentarse con problemas. "Van a lo fácil. Prueban hasta que encuentran la puerta que responde a sus intereses. Gran parte de los robos no se producirían si los ciudadanos tomasen conciencia de que es necesario que sean proactivos en la seguridad de su casa. Hay medidas que no tienen coste y que nos protegen", comenta. Y es que todavía hay gente que no hace cosas tan simples como cerrar la puerta de su casa con llave al salir o no toma precauciones como no abrir a desconocidos o no permitir el acceso al edificio a gente que no pueda abrir con su propia llave.

La Policía recomienda siempre hablar con los profesionales para asegurar mejor sus viviendas. Robles propone a los ciudadanos que instalen cerraduras con bombines de gama más alta y seguros de puerta, para evitar casi el cien por cien de los robos. "La diferencia entre unos -los de gama baja- y otros -los de gama alta- puede oscilar entre 50 y los 100 euros y la seguridad con estas últimas está prácticamente garantizada".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.