www.madridiario.es
Repatriación del misionero Miguel Pajares contagiado de ébola en la base aérea de Torrejón.
Repatriación del misionero Miguel Pajares contagiado de ébola en la base aérea de Torrejón.

Fallece el cura enfermo de ébola

martes 12 de agosto de 2014, 10:10h
Miguel Pajares, el sacerdote enfermo de ébola que fue repatriado desde Liberia, ha fallecido este martes a las 9.30 horas en el hospital Carlos III de Madrid, como ha adelantado Madridiario. Su cuerpo ha sido incinerado en el Cremetario de Collado Villalba.

Pajares fue repatriado desde Monrovia (Liberia) el pasado 7 de agosto y, desde entonces, había permanecido "estable" en una habitación especialmente acondicionada del hospital madrileño. Sin embargo, el religioso no ha podido vencer al virus a pesar de que los doctores confiaban en sus posibilidades de supervivencia. A las 9.30 horas de este martes ha fallecido "por complicaciones de la propia enfermedad", según ha podido saber este digital.

La Consejería de Sanidad ha confirmado el fallecimiento poco antes de las 11.00 horas. A su cadáver no se le ha realizado la autopsia, pues los fluidos corporales tienen una elevada carga viral y deben ser incinerados, tal y como lo establece el protocolo sanitario. Asimismo, el traslado e incineración, que se ha producido esta misma tarde, se han realizado según reglamento de la Policía Sanitaria Mortuoria, que establece que el féretro debe estar sellado, ser absorbente y contar con un dispositivo que regule la presión.

El traslado y entierro de las cenizas será un acto privado, según ha informado la ONG Juan Ciudad. Este miércoles se celebrará una eucaristía funeral por Miguel Pajares en la capilla del Hospital San Rafael de Madrid. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha querido trasladar su pésame a la familia a través de Twitter: "Mi más sentido pésame a la familia y a los compañeros de Miguel Pajares. Triste noticia. Descanse en paz".

El tratamiento del religioso contagiado fue supervisado por el servicio de Medicina Tropical del Carlos IIII. A su llegada a España el enfermo tenía fiebre pero no sangraba -síntoma más peligroso de la enfermedad- lo que hacía ser optimistas a los facultativos que le trataban. Pajares debía permanecer 21 días completamente aislado para que el virus se 'negativizara', pero finalmente ha fallecido a los seis días de su ingreso. El paciente, que tenía 75 años, había comenzado el tratamiento con el medicamento ZMapp, un suero experimental. 

La epidemia de ébola, cuyo brote estalló en marzo, está resultando extremadamente mortífera. La Organización Mundial de la Salud ha alertado de que hasta el 9 de agosto se han producido 1.013 muertes en África Occidental, entre Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry y Nigeria.

Más información:

El riesgo de contagio de ébola en España es "casi cero", según la OMS

¿Una repatriación irresponsable?

Rajoy confirma que el Gobierno pagará la repatriación

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios