www.madridiario.es
Hospital de Fuenlabrada
Hospital de Fuenlabrada

El hospital de Fuenlabrada filtra datos de sus pacientes en lista de espera a una clínica privada

martes 12 de agosto de 2014, 08:04h
El hospital de Fuenlabrada, de titularidad pública, ha reconocido la fuga de datos personales de sus pacientes en lista de espera a la clínica privada Los Madroños de Brunete, tal y como ha adelantado la Cadena Ser. La Consejería de Sanidad ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y el gerente del centro ha asegurado que se debe a un "error administrativo".

Según La Ser, "el centro privado llama directamente a los pacientes" y "les intentan atraer ofreciéndoles pruebas más rápidas y totalmente gratuitas". Así, parece ser que los trabajadores de Los Madroños hablan en nombre de los médicos y mienten asegurando que los doctores que encargan las pruebas diagnósticas recomiendan que acudan a esta clínica.

El caso, que ha sido admitido por Sanidad, ahora tendrá que ser investigado. Por el momento, la consejería ha explicado que el "error" consiste en que se ha procedido a llamar a pacientes desde el centro Los Madroños de Brunete y no desde el hospital de origen, como establece el procedimiento. Además, recalca que el concierto "es legal" pero añaden que esta forma de actuar no responde "a ningún proyecto piloto ni instrucción" procedente del SERMAS, sino que habría sido una forma de proceder adoptada de forma "unilateral" por el Hospital. En principio, se habrían cedido los nombres y números de teléfono de pacientes en lista de espera. 

Por su parte, el secretario general del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, Bartolomé González, ha apuntado que el gerente del Hospital de Fuenlabrada ha explicado que un error administrativo propició la filtración de datos de pacientes a un centro concertado. Así lo ha manifestado en un comunicado en referencia a las declaraciones de Gómez, que tildada de gravísimo el caso de fuga de datos personales de pacientes del Hospital de Fuenlabrada a un centro privado de Brunete y consideraba que "probablemente" haya "causa penal" por ello.

El portavoz de sanidad de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, ha exigido al Gobierno Regional el "cese inmediato" del gerente del hospital. Bejarano ha reclamado al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, que informe "urgentemente" si esta situación se ha producido en pacientes de otros centros públicos que también derivan a esta clínica, como el hospital Severo Ochoa.

También el Ayuntamiento de Fuenlabrada ha pedido más información y UPyD la comparecencia de Rodríguez en el Pleno de la Asamblea. Además, su portavoz de Sanidad, Enrique Normand, ha anunciado que denunciará ante la Agencia Española de Protección de Datos y la Fiscalía las filtraciones de datos de pacientes.

Por su parte, desde UGT, han señalado que es "inadmisible que se utilicen los datos confidenciales de los pacientes por parte de una clínica privada con el consentimiento de un Director Gerente" y han pedido "explicaciones claras de los responsables directos de esta filtración de datos, que se escudan en declaraciones poco convincentes con las que tratan de culpabilizar implícitamente a los trabajadores y trabajadoras del Hospital de Fuenlabrada, manifestando que se trata de un error administrativo".

El hospital de Fuenlabrada comenzó a funcionar en 2004. Dispone de 57.000 metros cuadrados, 61 consultas médicas, 11 quirófanos y tres paritorios. Fundamentalmente da servicio a los residentes en los municipios de Fuenlabrada, Humanes de Madrid y Moraleja de Enmedio

Quizá le interese:

Los madrileños que rechazan ser derivados para operarse se multiplican por seis en diez años

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.