www.madridiario.es
entrada al hospital Carlos III de Madrid
entrada al hospital Carlos III de Madrid

La auxiliar de enfermería con ébola es "súper profesional", según sus compañeras

martes 07 de octubre de 2014, 09:50h
Teresa Romero, la auxiliar de enfermería de 40 años infectada de ébola que permanece ingresada en el hospital Carlos III de Madrid, está estable y, por ahora, no tiene "riesgo vital". Los sucesivos parte médicos no van a trascender porque ella misma "no quiere que se informe a los medios de comunicación de su estado". Sus compañeras de trabajo la definen como una mujer "súper profesional" que "en ningún momento se habría saltado el protocolo establecido por Sanidad".

Enfermeras y auxiliares de enfermería del hospital Carlos III de Madrid han querido mostrar su indignación ante muchas declaraciones que desde este lunes se están sucediendo en los medios de comunicación. Aunque prefieren no revelar sus nombres, en una conversación con este digital a las puertas del centro sanitario reconocen estar "muy cabreadas": "Han dicho que se presentó como voluntaria para atender al cura y no es verdad, aquí ninguna somos voluntarias, éste es nuestro trabajo". "Voluntarios son los misioneros que se fueron a África, no nosotras", añaden. "De hecho, desde los sindicatos se nos dijo que lo mejor era no negarse", han agregado. Visiblemente afectadas por el estado de salud de su compañera, la han definido como "súper profesional"  y le han pedido a los responsables políticos que "no mientan". "Yo entré con ella a atender a Manuel García Viejo y te puedo asegurar que cumplimos con todo el protocolo", ha declarado una trabajadora.

Teresa Romero, natural de Becerreá (Lugo), tiene 40 años y trabaja como auxiliar de enfermería en el Carlos III desde hace catorce años. Casada (el marido también permanece aislado) y sin hijos, vive en Alcorcón y tiene un perro.

Polémica por el sacrificio del animal

Precisamente este perro está siendo objeto de polémica. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decretado mediante una orden judicial sacrificar al perro de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola para evitar así posible riesgo de contagio. Sin embargo, el esposo de la infectada ha mandado una carta a la Asociación Protectora Villa Pepa pidiendo que no se sacrifique al animal. "Dicen que entonces pedirán una orden judicial para entrar por la fuerza en mi casa y sacrificarle", ha dicho el marido, Javier Limó. "Me parece injusto que por un error de ellos quieran solucionar esto por la vía rápida. Un perro no tiene por qué contagiar nada a una persona y al revés tampoco", añade.  "Si tanto les preocupa este problema creo que se pueden buscar otro tipo de soluciones alternativas, como por ejemplo poner al perro en cuarentena y observación como se ha hecho conmigo. O acaso hay que sacrificarme a mí por si acaso. Pero claro, un perro es mas fácil, no importa tanto", lamenta. El Partido Animalista Pacma ha instado a las autoridades sanitarias a paralizar el sacrificio y en su lugar aislar al animal en cuarentena y realizarle un análisis de sangre y el Consejo General de Veterinaria asegura que hasta el momento no hay ningún estudio que haya demostrado que el virus del ébola se pueda contagiar de seres humanos a perros. La Consejería detalla que este perro estaba en la vivienda en "estrecho y permanente" contacto con la paciente afectada por el virus del Ébola y, de acuerdo con los hallazgos científicos disponibles, "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre".

Mientras Romero, que permanece aislada en una de las habitaciones de la sexta planta, está recibiendo como tratamiento un suero producido por la sangre que donó la religiosa Paciencia Melgar tras haber superado la enfermedad. El coordinador del centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha subrayado que lo urgente desde el punto de vista de la salud pública es "garantizar que todos los riesgos asociados a este caso están controlados" y que no haya riesgos para el resto de la población, y para ello se está haciendo un listado exhaustivo de las personas con las que la enferma ha tenido contacto en los últimos seis días. En total, 52 personas se encuentran bajo vigilancia epidemiológicalas 30 que atendieron al sacerdote muerto y otras 22 que entraron en contacto con la enfermera ahora infectada. "Sería muy inocente pensar que no existe capacidad de transmisión, claro que existe, aunque sigue siendo muy baja", ha dicho, y ha precisado además que esa capacidad de transmisión es menor en los primeros días, así que le "preocupan más los últimos que los primeros". Simón ha subrayado que lo sucedido "era posible pero muy poco probable".

Los sindicatos están convencidos de que el protocolo ha fallado y han pedido dimisiones y que "se resuelva el caos". Personal del Carlos III ya denunció ayer que detectaron importantes fallos en el cumplimiento de las medidas 'antiébola'.

Más información:

Los sindicatos piden dimisiones y que se resuelva el caos

Personal del Carlos III denuncia importantes fallos en el protocolo 'antiébola'

Ébola: dos casos sospechosos y 52 personas "en seguimiento"

La auxiliar de enfermería ingresada en Alcorcón da positivo por ébola

Falsa alarma por un caso "sospechoso" de ébola en el CIE de Aluche

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.