www.madridiario.es

El edificio del Banco de Bilbao: arte vasco en Madrid

martes 17 de diciembre de 2013, 10:26h

Es conocido como "el edificio de las cuadrigas", sobre todo después de que Alex de la Iglesia pendiera a Carmen Maura de una reproducción de las patas de sus caballos, pero, salvo los antiguos clientes del BBVA y de quienes acuden hoy a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad que ocupa el inmueble como inquilina, pocos conocen un edificio que lleva la firma de artistas bilbaínos en todos sus elementos, desde el primer sillar hasta el casco de los aurigas que contemplan los tejados de Madrid.

  • Fachada de la antigua sede Banco Bilbao, hoy ocupada por la Consejería de Medio Ambiente

    Fachada de la antigua sede Banco Bilbao, hoy ocupada por la Consejería de Medio Ambiente
    Juan Luis Jaén

  • Una de las cuadrigas, vista desde la terraza

    Una de las cuadrigas, vista desde la terraza
    Juan Luis Jaén

  • Mural: "El trabajo intelectual", uno de los doce que decoran el vestíbulo central

    Mural: "El trabajo intelectual", uno de los doce que decoran el vestíbulo central
    Juan Luis Jaén

  • Vidriera del vestíbulo circular

    Vidriera del vestíbulo circular
    Juan Luis Jaén

A comienzos del siglo XIX los principales bancos comprendieron las ventajas que les podía reportar abrir sede en Madrid. Así el banco Español del Río de la Plata construyó, en la calle Alcalá, el edificio en el que hoy reside el Instituto Cervantes; el Español de Crédito se instaló en 1920 en el edificio que había creado la sociedad de seguros La Equitativa entre 1882 y 1891 en la confluencia de las calles Alcalá y Sevilla; el Credit Lyonnais se instaló en 1920 en el inmueble levantado en la plaza de Canalejas...También el banco de Bilbao quiso contar con una sede en la capital y para ello, en 1919, convocó un concurso público que ganó el arquitecto bilbaíno, Ricardo Bastida, muy conocido en su ciudad de origen donde ya había realizado la Alhóndiga municipal, además de varios barrios residenciales.

El solar elegido tenía una forma irregular pues la fachada principal daba al esquinazo de las calles Alcalá y Sevilla y la parcela se extendía hacia la calle Arlabán, ensanchándose en su parte posterior. Si la planta era bastante complicada, a cambio, el solar se encontraba en pleno centro de Madrid, a pocos metros de la Puerta del Sol, frente al edificio de La Equitativa. No en vano este solar siempre estuvo muy solicitado. Se tiene conocimiento de que en él hubo una hospedería de cartujos, antes de que se construyera la casa en la que abrieron sus puertas el café Suizo, inaugurado en 1845 y famoso por sus tertulias, y el Salón Japonés, donde en 1902 debutaría Consuelo Bello, La Fornarina.

Lo primero que hizo Bastida fue proponer al Ayuntamiento un cambio en la alineación de la fachada principal para hacerla curva. Conseguido esto, proyectó, a semejanza de lo que había hecho Antonio Palacios con el banco Español del Río de la Plata, un edificio de seis plantas, muy simétrico, dividido por ocho grandes columnas de tres pisos de altura, y coronado por dos torreones de unos cinco metros de altura que encerraban sendos aljibes que habían de coronar dos grandes esculturas.

Para la decoración, Bastida solo contó con artistas bilbaínos: Quintín de la Torre que se ocupó de hacer los cuatro atlantes de mármol italiano que se colocaron en la parte superior de la fachada, delante de balaustrada; Aurelio Arteta, a quien se le encargaron los doce murales que decoran el vestíbulo central e Higinio Basterra que acometió los elementos que habrían de significar este edificio del resto de los circundantes, gracias a las dos cuadrigas que se pusieron sobre los torreones con las patas de los ocho caballos sobrevolando la calle.

Las obras, que costaron 4 millones de pesetas, comenzaron en 1920 y duraron tres años. El resultado fue impactante, por los planteamientos arquitectónicos de Bastida, los murales de Arteta y las cuadrigas de Basterra. Noventa años después de que terminaran las obras, el edificio principal mantiene su fuerza, a pesar de los cambios sufridos. Y eso que los ha habido tanto de continente como de contenido.

Pintadas de negro

La primera variación importante se produjo en la Guerra Civil, cuando el edificio estuvo ocupado por sindicatos y partidos de izquierdas. Las cuadrigas, fundidas en los talleres de Codina Hermanos y con un peso individual de 12,5 toneladas de bronce, plomo y hierro recubiertas de latón dorado, fueron pintadas de negro para evitar que sirvieran de referencia a la aviación franquista. Luego se consideró que la devolución del color dorado era prescindible y así se quedaron hasta hoy.

Afortunadamente los bombardeos no afectaron a las cuadrigas ni a la gran vidriera, realizada por la casa Maumejean sobre el vestíbulo circular, en el que destacan los doce murales de 2 por 3 metros cada uno, separados por dobles columnas de alabastro. En estos murales, Arteta, utilizando las técnicas del fresco y el temple, representó distintas actividades cotidianas recogidas del País Vasco. Así, se dedicaron murales a la agricultura, la recolección, la fundición, el ferrocarril, el astillero, la mina, la carga y descarga, la pesca, además de al trabajo intelectual y a las artes. En 2003 estos murales fueron restaurados.

Tampoco sufrió daños la escalera 'imperial', que une las tres primeras plantas y posee una barandilla de latón dorado con sus extremos en forma de garras felinas, y mucho menos la caja fuerte, forrada por varios cientos de cajas de seguridad y situada exactamente bajo el vestíbulo principal. Una enorme puerta blindada, fabricada en París por la casa Fichet, sigue hoy abriendo el acceso a este espacio, lamentablemente dedicado a almacén de muebles ante la falta de trasteros.

La segunda variación importante que sufrió el edificio se produjo en 1975 cuando el banco le encargó a Pedro Bidagor la ampliación de la sede tras hacerse con las fincas colindantes de la calle Sevilla y Arlabán 3 y 5, lo que permitió a la entidad bancaria crecer hasta los 18.759 metros cuadrados, incluidos garajes. Las obras, terminadas en 1981, permitieron prolongar la fachada principal hacia la calle Sevilla si bien se eliminaron las columnas centrales, florones y escudos con el oso y el madroño en la parte añadida.

El siguiente cambio sufrido por el edificio fue en 2001 cuando el edificio fue rehabilitado. Seis años después, en junio de 2007, el banco de Bilbao, ya convertido enBilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), compró a la inmobiliaria GMP el parque empresarial Foresta, en Las Tablas, para instalar en él su Centro Corporativo. Por su parte, GMP adquirió varios edificios al banco, entre ellos el de Alcalá 16, que pasó así a entrar en el mercado de los alquileres.

El cambio de propiedad permitió que, en 2010, el inmueble pudiera ser arrendado por la Comunidad de Madrid para instalar en él a las 900 personas que trabajan para la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, después de que este organismo dejara libres los edificios de Princesa 3 y 5 donde la Comunidad instaló los juzgados de lo Social.

El inmueble está declarado Bien de interés Cultural por Patrimonio Histórico, en la categoría de Monumento por su interés histórico y artístico. "Cuando llegamos aquí, Patrimonio nos indicó todo lo que podíamos y no podíamos tocar. Ni el suelo de mármol, ni las cristaleras, ni lógicamente los elementos de vestíbulo como los murales o las paredes", recuerda Benjamín Bachiller, responsable de Prevención de la Consejería. Si se les permitió cerrar con cristales el patio de operaciones, pero no tocar las vidrieras de las ventanas con los escudos del oso y el madroño y las iniciales del banco de Bilbao, ni las rejas, ni la escalera imperial. En la planta sótano, Patrimonio autorizó la retirada de las cajas de seguridad y la puerta blindada pero, una vez solicitado presupuesto, se prefirió mantenerlas ante el alto coste que la operación requería, lo que, afortunadamente, ha evitado la desaparición de estos elementos singulares.

"Lógicamente, tampoco se pueden tocar las cuadrigas. De hecho ni las podemos limpiar nosotros. Cando se considera necesario, la propiedad envía a un equipo que, dotados de arneses, acceden a la parte superior", dice Bachiller. En la realización de estas grandes esculturas, de casi cuatro metros de altura, reproducidas por Alex de la Iglesia en la película La comunidad para que Carmen Maura se descolgara por ellas, Basterra se permitió la licencia de poner a los aurigas sobre unos cajones de metal con el fin de que sus cuerpos emergieran por encima de la estructura y pudieran ser vistos desde la calle.

Las limitaciones fijadas por Patrimonio no afectaron sin embargo a las cortinas anti humo y anti fuego que la Consejería tiene en numerosas partes del edificio para aislar los patios, la escalera 'imperial' y otras partes consideradas de especial protección. Estas medidas se tuvieron que activar el pasado mes de junio cuando se declaró un incendio en la cubierta del edificio colindante del antiguo teatro Alcázar, hoy Cofidis. Las llamas estuvieron a punto de alcanzar la terraza del edificio de la Consejería sin que, finalmente, se produjeran daños, No obstante, la imagen de las cuadrigas envueltas por las columnas de humo causó la alarma ante el peligro de que el fuego afectara también a esta muestra de la arquitectura bancaria de principios del siglo XX.

Galería fotográfica: Más que un ejemplo de arquitectura bancaria


Otros edificios singulares recogidos en "Edificios de Madrid":

La Academia de Bellas Artes de San Fernando, oculta por la sombra del Prado

Telefónica: el rascacielos que modernizó la Gran Vía

El Casón del Retiro: la sala napolitana que se salvó por su bóveda

Godoy y Juan de la Cosa conviven en el Cuartel General de la Armada

San Francisco el Grande; un museo bajo la mayor cúpula de España

El palacio de la SGAE: la joya modernista de Madrid

Bolsa de Madrid: el palacio de las cotizaciones

El Senado: dos siglos de arte e historia parlamentaria

Matadero Madrid: un foco cultural junto a Madrid Río

El hotel InterContinental: 60 años de historia en la Castellana

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.