www.madridiario.es

Pedro Sánchez tomará las riendas del PSOE tras una contundente victoria en las urnas

domingo 13 de julio de 2014, 21:07h

Pedro Sánchez, el candidato madrileño, se ha adelantado a Eduardo Madina en el recuento de los votos de la militancia socialista para convertirse en secretario general del PSOE en el congreso de finales de este mes. Con el 88 por ciento escrutado, el partido le ha proclamado vencedor.

  • Pedro Sánchez, tras conocer los resultados

    Pedro Sánchez, tras conocer los resultados
    Kike Rincón

  • Sánchez celebra su victoria en Ferraz

    Sánchez celebra su victoria en Ferraz
    Kike Rincón

  • Pedro Sánchez abraza a su mujer, Begoña Fernández

    Pedro Sánchez abraza a su mujer, Begoña Fernández
    Kike Rincón

  • La sede de Ferraz, llena de prensa y militantes socialistas

    La sede de Ferraz, llena de prensa y militantes socialistas
    Kike Rincón

  • Abrazo entre Pedro Sánchez y Tomás Gómez, líder del PSM

    Abrazo entre Pedro Sánchez y Tomás Gómez, líder del PSM
    Kike Rincón

  • Rubalcaba ha felicitado al vencedor en su discurso

    Rubalcaba ha felicitado al vencedor en su discurso
    Kike Rincón

  • Sánchez junto a Rubalcaba en Ferraz

    Sánchez junto a Rubalcaba en Ferraz
    Kike Rincón

El 32,65 por ciento de los votos cosechados por el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, proceden de Andalucía, comunidad en la que ha arrasado con el 61,14 por ciento de los apoyos (20.381 papeletas), con lo que casi ha triplicado a Eduardo Madina, quien ha sumado el 23,18 por ciento (7.726 votos). Por su parte, el representante de la Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, ha conseguido el 15,68 por ciento de los respaldos, lo que supone 5.226 votos. Con una participación del 66,23 por ciento de los casi 200.00 militantes que han sido llamados este domingo a votar al nuevo líder del PSOE, Sánchez sigue a la cabeza con 50.226 votos, frente a los 37.707 que ha sumado el secretario general del Grupo Socialista y 15.956 que han ido a parar a Pérez Tapias.

Madina ha dado ya la enhorabuena al madrileño Pedro Sánchez, "próximo secretario general del PSOE", y a todos los militantes que han hecho "historia" con la consulta celebrada este domingo. Cuando el escrutinio al 80 por ciento mostraba como claro ganador a Sánchez, Madina ha publicado un 'tuit' en su cuenta personal reconociendo la victoria del diputado por Madrid. "Enhorabuena a Sánchez, próximo secretario general del PSOE. Y enhorabuena a cada militante de un partido que acaba de hacer historia", señala. También Rubalcaba ha querido felicitar públicamente a Sánchez y ha dicho que le cabe el "orgullo" de ser el primer secretario general elegido por los militantes, y le ha asegurado que a partir de este momento tiene ya el apoyo del cien por cien del partido.

Perfil: "un tal Pedro"

Pedro Sánchez, un gran desconocido para la ciudadanía y la propia militancia socialista hasta hace escasas semanas, se ha convertido hoy en el nuevo líder del PSOE. En menos de un mes, Sánchez, "un tal Pedro", que cuando empezó a postularse apenas tenía opciones, ha sabido capitalizar a favor de su candidatura la retirada de Susana Díaz y el castigo de Andalucía y de otras federaciones a Eduardo Madina. Precisamente, la novedad y la no pertenencia a los aparatos del partido ha sido uno de los argumentos más explotados por Sánchez, reiterando constantemente su viaje iniciático a Don Benito, en diciembre de 2012, donde empezó en solitario a darse a conocer cuando era solo un diputado anónimo.

Desde entonces, ha recorrido más de 45.000 kilómetros por todo el país que, según explica, le han llevado a conocer a fondo el partido y a sus militantes. Sin embargo, muchos de estos kilómetros los hizo a cuenta de la Conferencia Política del pasado noviembre, en la que tuvo a su cargo la coordinación de la ponencia política. Éste ha sido el único cargo relevante que ha tenido en el PSOE y el que comenzó a darle una cierta visibilidad. Hasta entonces, su currículum en el partido lo conforman sus dos legislaturas en el Congreso de los Diputados --en ambas 'repescado' tras sendas renuncias-- y sus años como concejal en Madrid entre 2004 y 2009. "Soy un militante de base que quiere cambiar el partido desde abajo". Así se ha presentado Sánchez en las agrupaciones que ha visitado y así lo hizo en el debate que mantuvo el pasado lunes en Ferraz con sus contrincantes, Eduardo Madina y José Antonio Pérez.

Y siempre insistía en que "hace un año y medio no estaba en política", una afirmación cierta, puesto que forma parte de la bancada socialista desde enero de 2013, cuando entró para sustituir a Cristina Narbona, con la que destaca su vida al margen de la política, en la que incluso ha "conocido el paro", como suele decir. Doctor en Economía y Empresa, da clases de Estructura Económica y Empresa por la Universidad Camilo José Cela. Fue asesor en el Parlamento europeo y trabajó en el gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia y ha desempeñado labores de consultoría internacional en el sector privado. Su nombre comenzó a circular por los mentideros políticos a mediados de 2013 y fue tomando algo de fuerza según avanzaba el año. Sin embargo, el escenario que se vislumbraba entonces parecía dejarle pocas opciones, porque tenía enfrente a figuras consolidadas como Patxi López, Carme Chacón y Eduardo Madina.

No obstante, el resultado de las elecciones europeas del 25-M imprimieron un giro radical a la situación del PSOE y Pedro Sánchez ha sabido estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Primero fue el cambio de calendario que impuso el secretario general saliente, Alfredo Pérez Rubalcaba, con su renuncia y la convocatoria de un congreso extraordinario, que deja para después las primarias abiertas. Esta alteración del escenario hizo que la exministra se descartara, muy airada por "la ceremonia de confusión" que, a su juicio, había provocado Rubalcaba. Y también lo hizo Patxi López, tras el mal resultado conseguido por el PSE en el País Vasco en las europeas.

La siguiente circunstancia aprovechada por Sánchez fue la decisión de Susana Díaz de no concurrir como candidata, después de que fracasara la operación de varios barones territoriales para que fuera aclamada como nueva secretaria general. Esa operación fue abortada por la decisión de Madina de mantener su candidatura y por su exigencia de que el nuevo líder fuera elegido por el voto directo de todos los militantes. Sin embargo, la victoria táctica de Madina se convirtió en su principal enemigo, porque la renuncia de Susana Díaz a competir por la secretaria general, supuso que los partidarios de la dirigente andaluza se pusieran de parte de Pedro Sánchez, convirtiéndolo en el candidato favorito ya durante la fase inicial de recogida de avales.

Todo esto provocó que Pedro Sánchez, que presumía de su militancia de base y de no haber pertenecido nunca a los órganos relevantes del PSOE, pasase a ser acusado de ser el candidato de los aparatos. Precisamente, la pelea de los primeros días entre Madina y Sánchez se centró en ver quién era más militante de base y menos aparato. Para reforzar esta 'etiqueta', algunos 'madinistas' señalaban al equipo más cercano de Sánchez, en el que situaban a los exministros José Blanco y José Bono, que en público siempre lo negaron, y a quienes se atribuía un trabajo 'en la sombra' a favor del madrileño. Sánchez trabajó para el exministro de Fomento, como parte de un equipo que se gestó en Bruselas y del que también formaban parte Oscar López y Antonio Hernando.

Con todo, para los de Madina, esta pugna se decidió en el primer asalto de la batalla por la Secretaría General: la recogida de avales, en la que Sánchez arrasó al diputado vasco, con 41.338 frente a 25.338. La diferencia fue especialmente elocuente en Andalucía, donde el diputado madrileño sacó cinco veces más apoyos que el vasco. Sánchez ha evitado entrar en polémicas durante la campaña. "Mi aval es mi trabajo" y "Mi único aparato es mi Peugeot 407" eran sus respuestas cuando se le preguntaba por el apoyo orgánico que los de Madina veían inclinado hacia ese lado.

Su campaña ha estado dirigida por el diputado autonómico e histórico dirigente del PSM José Cepeda y como jefe de prensa ha situado a José Luis Fernández Peña, 'Chunda', que ocupó este puesto con Bono durante muchos años. En su equipo más próximo está también la veterana diputada catalana Teresa Cunillera. Durante estas semanas, su objetivo principal ha sido darse a conocer entre la militancia, buscando el contacto cercano en el que los suyos insisten en que se sabe mover, con una 'empatía' y un 'saber escuchar' que a algunos les recuerda al de José Luis Rodríguez Zapatero. Para ello, ha buscado una imagen cercana, de 'persona normal' que incluso ha 'presentado' a su mujer, Begoña, en un vídeo electoral en el que contaba el 'flechazo' que les unió y en el que pretendía explicar "quién es ese tal Pedro Sánchez", que desde hoy es el nuevo secretario general del PSOE.

La participación supera el 50% hasta las 18.00 horas

FOTOS: el PSOE vota al sucesor de Rubalcaba

Opinión de Fernando Jáuregui: Lo curioso es que ahora empieza la era del 'susanismo'

200.000 militantes del PSOE eligen hoy a su nuevo líder

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.