www.madridiario.es

La influencia del aeropuerto inspira las formas de esta infraestructura

Un puente de más de 150 metros unirá, sobre la M-12, el Parque de Valdebebas con la T4

Un puente de más de 150 metros unirá, sobre la M-12, el Parque de Valdebebas con la T4

viernes 15 de junio de 2007, 00:00h
La Junta de Compensación del Parque de Valdebebas ha adjudicado el proyecto de construcción de un puente de más de 150 metros de largo, que unirá Valdebebas con la T4 del aeropuerto de Barajas sobre la carretera M-12, al equipo formado por el ingeniero de caminos Francisco Millanes y los arquitectos Francisco Domouso, Emilio Rodríguez y Lorenzo Fernández-Ordóñez. Será la carta de presentación del concepto urbano que persigue Parque Valdebebas y la mejor puerta de acceso a la T4 del Aeropuerto de Madrid.

El concurso, que se realizó por invitación, reunió a ocho de los mejores proyectistas de puentes que presentaron un total de 13 propuestas, algunas de ellas con varias soluciones. El Consejo Rector de Parque de Valdebebas decidió aceptar la propuesta del Jurado del Concurso de Ideas que, después de analizar toda la documentación técnica recibida y debatir sobre la misma, seleccionó el puente denominado Diagrid. Esta infraestructura debe salvar, mediante una estructura singular, 150 metros de luz entre estribos, saltando sobre la autopista M-12.

Según los responsables del Parque de Valdebebas, el nuevo puente debe constituirse como una seña de identidad entre hitos urbanísticos y arquitectónicos de la talla del Campus de la Justicia de la Comunidad de Madrid, la nueva Ciudad Deportiva del Real Madrid, la ampliación de IFEMA y la propia T4. El puente presenta unas formas claras y precisas, más cerca de los diseños industriales o de la industria de la aviación, que de las consabidas geometrías de las tipologías estructurales de puentes.

La influencia del aeropuerto ha inspirado las formas aerodinámicas de esta nueva infraestructura. De ahí, la concepción en lámina metálica del tablero y la elección de la pintura de aluminio metalizada que le confiere un aspecto material próximo al de la cubierta de la T4. El aspecto formal más relevante y singular del diseño se desarrolla a partir de un doble Diagrid o malla estructural permeable, de la que cuelga el tablero del arco y que, como plano de gran rigidez, materializa el alma, en malla o celosía, de la gran viga de altura variable en que se transforma el arco atirantado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.