www.madridiario.es

Francisco Granados y seis alcaldes de Madrid, entre los 51 implicados en una macrooperación contra la corrupción municipal

lunes 27 de octubre de 2014, 09:59h
La Guardia Civil ha detenido este lunes al exconsejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, en una operación contra la corrupción. Además, han sido detenidos los alcaldes de Parla, Valdemoro, Collado Villalba, Torrejón de Velasco, Serranillos y Casarrubuelos.
  • Francisco Granados (archivo)

    Francisco Granados (archivo)
    Juan Luis Jaén

  • Jose María Fraile, alcalde de Parla (PSOE)

    Jose María Fraile, alcalde de Parla (PSOE)
    MDO

  • José Carlos Boza, alcalde de Valdemoro (PP)

    José Carlos Boza, alcalde de Valdemoro (PP)
    Juan Luis Jaén

  • Gonzalo Cubas, alcalde de Torrejón de Velasco (PP)

    Gonzalo Cubas, alcalde de Torrejón de Velasco (PP)
    1

Alcalde de Valdemoro entre 1999 y 2003, consejero de Presidencia en Madrid entre 2008 y 2011 y 'número dos' del PP de Madrid entre 2004 y 2011, Granados tuvo que renunciar tanto a su acta de diputado en la Asamblea de Madrid como a la de senador el pasado mes de febrero, a raíz de salir a la luz una presunta cuenta en Suiza con 1,5 millones de euros -él sólo confirmó haber tenido 300.000 euros en cuentas de Suiza antes de dedicarse a la política-.

Esta detención se ha producido en el marco de la 'macroperación Púnica' contra una trama de corrupción a nivel municipal y regional que prevé la detención de un total de 51 personas que formarían parte de esta trama de corrupción que operaba principalmente en Madrid, Murcia, León y Valencia, que cobraba comisiones ilegales por la adjudicación de obras y servicios. En Madrid, de momento, hay cinco alcaldes presuntamente implicados: el de Collado Villalba, Casarrubuelos, Torrejón de Velasco, Parla y Valdemoro, han informado fuentes de la investigación. No obstante, fuentes de la investigación aseguraron que este lunes a las 18.00 horas había 30 detenidos.

En el caso de Parla, el detenido es el alcalde socialista Jose María Fraile, que la mañana de este lunes se encontraba de viaje dirección Málaga, donde iba a intervenir en una jornada organizada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Precisamente, a las 9.00 horas, una comisión judicial acompañada de Guardia Civil ha acudido a las dependencias del Consistorio para registrar distintas áreas como la de Urbanismo e incautarse de distinta documentación. Además, la Guardia Civil se ha llevado detenido este lunes a Avelino Pérez, un cargo de confianza de la concejala de Obras Públicas del Ayuntamiento de Parla, Victoria Muñoz.

En Valdemoro, aunque la primera detención que ha saltado a la luz ha sido la del exsecretario general del PP de Madrid y exalcalde del municipio, Francisco Granados, más tarde se ha detenido al actual regidor, José Carlos Bozá (PP), muy ligado a la figura de Granados durante la 'etapa dorada' de Granados. También ha sido detenido el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valdemoro, Javier Hernández.

En Collado Villalba, su alcalde, Agustín Juárez, del Partido Popular, también ha sido detenido después de que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil haya entrado en el Consistorio para recoger documentación.

Entre los detenidos también se encuentra el alcalde de Casarrubuelos, David Rodríguez, del PP, y el alcalde de Torrejón de Velasco, Gonzalo Cubas, del PP. Este último sustituyó en el Ayuntamiento a su compañero de filas Miguel Ángel López, actual portavoz del Grupo Popular en el Consistorio de Parla, quien fue imputado por un pleito con una constructora. Asimismo, ha sido detenido el alcalde de Serranillos, Antonio Sánchez Fernández, del grupo independiente Unión Democrática Madrileña (UDMA).

Fuera de la Comunidad, el arresto más destacado es el del presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez. También han sido detenidos el exalcalde de Cartagena José Antonio Alonso y el secretario técnico del Instituto de Turismo de la Región de Murcia, Jesús Norberto Galindo.

Otro de los detenidos es el empresario David Marjaliza, quien recibió adjudicaciones de contratos públicos tanto en la localidad de Valdemoro como en la de Parla. Amigo de la infancia de Granados, Marjaliza sería la persona que encargó a la agencia de detectives Método 3 el seguimiento al hoy presidente de la Comunidad, Ignacio González, a través de la empresa Servicios Logísticos Inmobiliarios. 

La Fiscalía Anticorrupción ha señalado en un comunicado que sólo en los dos últimos años en esta trama de corrupción municipal y regional se habrían adjudicado contrataciones por valor de 250 millones de euros. Según Anticorrupción, se han dirigido 400 mandamientos a entidades bancarias, 259 mandamientos a registros de la propiedad y 30 embargos preventivos de vehículos. La operación la dirigen la Fiscalía Anticorrupción y el juzgado de instrucción número seis de la Audiencia Nacional, en manos del magistrado Eloy Velasco.

El caso de Granados, que ha sido el primero en conocerse, llega tras la polémica suscitada con una presunta cuenta en Suiza que podría ascender a 1,5 millones de euros. Según fuentes de la investigación, hacía las labores de conseguidor de la trama desarticulada por la Guardia Civil. El que fuera 'número dos' del PP madrileño hacía valer su influencia en los despachos de alcaldes municipales para lograr las adjudicaciones públicas a cambio de comisiones ilegales.

Un 'chivatazo'

Por otro lado, el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, investiga a un guardia civil de la localidad madrileña de Valdemoro por haber alertado a Francisco Granados, de la existencia de una investigación contra él, informaron fuentes jurídicas. El chivatazo, según las citadas fuentes, se habría producido a lo largo de este año, después de que las autoridades de la Fiscalía de Laussane alertaran a Anticorrupción de que estaban investigando a Granados y al empresario David Marjaliza por un delito de blanqueo de capitales agravado.

El agente del instituto armado, que habría alertado a Granados de las pesquisas que estaba llevando a cabo el cuerpo, ha sido imputado por un delito de revelación de secretos en el marco de la 'operación Púnica', que ha finalizado con la detención de 51 personas, entre ellas el propio exconsejero del Gobierno madrileño. La trama de la que presuntamente formaba Granados tenía el objetivo de conseguir el lucro personal de los políticos implicados, pertenecientes a tres partidos distintos -PP, PSOE y los independientes de la UDMA- y no la financiación de sus respectivas formaciones, según han informado fuentes jurídicas.

Más información:

La trama firmó adjudicaciones públicas por 250 millones a cambio de comisiones

Los detenidos en la operación Púnica serán trasladados a dos cuarteles de la Guardia Civil

La operación prevé el arresto de al menos media docena de alcaldes de Madrid

Henríquez de Luna sustituirá a Granados en el Senado

Granados hace efectiva la renuncia a sus escaños

Polémica tras la dimisión de Granados

Granados dice que canceló su cuenta en Suiza tras ser elegido alcalde de Valdemoro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios