www.madridiario.es

Ya está lista la M-10 ciclista

lunes 02 de diciembre de 2013, 07:30h
Los trabajos de señalización para crear la M-10 terminaron hace unas semanas. Son ciclocarriles y carriles bus a lo largo del primer anillo de la ciudad, que se corresponde con las rondas y los bulevares. Además, en 2014 habrá una red de 70 kilómetros de ciclocarriles en el centro de la ciudad.
Plano de la M-10 ciclista
  • M-10

    M-10
    Kike Rincón

  • M-10 en la calle Bailén

    M-10 en la calle Bailén
    Kike Rincón

  • M-10

    M-10
    Kike Rincón

  • Paso de peatones de la calle Bailén

    Paso de peatones de la calle Bailén
    Kike Rincón

  • Zona para bicicletas y motos

    Zona para bicicletas y motos
    Kike Rincón

La M-10, ya terminada y en uso, espera su inauguración oficial. Había varias alternativas para crearla y finalmente el Ayuntamiento optó por la más económica, que ha costado más de 400.000 euros. "Era más importante hacerlo que no hacerlo por no poder llegar al presupuesto inicial", indica la directora general de Sostenibilidad, Elisa Barahona. La solución elegida es la creación de 9,8 kilómetros carriles bus en los lugares en los que no había todavía, alrededor de un 80 por ciento del trazado, y en los carriles contiguos hasta 10,3 kilómetros ciclocarriles, identificados con marcas de limitación de velocidad y bicicletas en la calzada. Estos también pueden ser usados por los vehículos a motor, pero como máximo a 30 kilómetros por hora. "Es una obra importante de fomento del transporte público", asegura la responsable municipal.

La elección de ciclocarriles como vías ciclistas no es nueva en Madrid, que ya tiene en otros puntos como en parte del eje Mayor-Alcalá. "Desde los colectivos ciclistas nos piden ciclocarriles. Las peticiones no van por el modelo de vías segregadas", comenta Baranhona. Con ellos, se pacifica el tráfico, y son rápidos y económicos de hacer, lo que facilita su extensión. Los ciclocarriles no son obligatorios para los ciclistas pero sí recomendables por seguridad. Además, como el resto de carriles es aconsejable utilizarlos circulando por el centro de los mismos.

"Estos ciclocarriles viene a sumar. Es positivo. Otra cosa es cuánto suman. Hay gente que se queja de que son demasiado poco. Suponen poca diferencia para el que ya circula en bici. Y el que no no se va a animar por la M-10. Pero visibiliza la bicicleta. Eso sí es una aportación, decirle al resto del mundo que la bici existe". Es la oponió de Iñaki Díaz de Etura, de la asociación madrileña Pedalibre, quien recomienda a aquellos que teman ir en bici entre el tráfico de Madrid que prueben a recorrer la M-10 un domingo para familirizarse. "El tráfico no es tan peligroso como parece en Madrid", añade. "Si tienen miedo es mejor esperar a que haya una masa crítica, que es lo que esperamos que suceda con el sistema de alquiler de bicicletas", sugiere Barahona.

Una red de 70 kilómetros de ciclocarriles

Además, en unos meses, junto al sistema público de alquiler de bicicletas, se creará una red de 70 kilómetros de ciclocarriles por la zona centro de la ciudad, que facilitará su implantación, creando una malla de carriles de circulación lenta, más amable para los ciclistas. Se espera que todo ello ayude a impulsar el uso de la bicicleta en la ciudad para reducir la contaminación. De hecho, es una de las medidas del Plan de Calidad del Aire del Ayuntamiento y se costea con el aumento del precio de los parquímetros en la zona de bajas emisiones. "La demanda de la bicicleta ha crecido un 27 por ciento en 2012, una cifra importante. Hay mucha gente con ganas de coger la bici", apunta Barahona. En la actualidad, los viajes en bici suponen un 0,7 por ciento del total en la capital.

La M-10 comprende las rondas y bulevares: ronda de Toledo, ronda de Atocha, paseo del Prado, paseo de Recoletos, Génova, Sagasta, Alberto Aguilera, Marqués de Urquijo, pintor Rosales/Ferraz, Bailén y Gran Vía de San Francisco. En estas calles se han pintado además 67 'avanza bicis', que ahora comparten los primeros metros antes de los semáforos con las motos. También ha habido una contribución para los viandantes: en la calle Bailén se ha creado un paso de peatones que une la plaza de España con los Jardines de Sabatini, una zona con mala comunicación hasta ahora.

Más información:

Documentación: Plano de la M-10 ciclista / Red de ciclocarriles
Comienzan los trabajos para crear la M-10

Las bicicletas públicas de Madrid serán eléctricas
Bici pública a 1,1 euros la hora
Mayor-Alcalá, un eje emblemático para la bici
La bici baja a la calzada

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.