www.madridiario.es

La Comisión de Publicidad de la Oficina Municipal del Taxi se reunió el pasado 24

Los taxistas, contrarios al monopolio en el control de la publicidad

Los taxistas, contrarios al monopolio en el control de la publicidad

viernes 02 de febrero de 2007, 00:00h
Los taxistas quieren publicidad en sus vehículos, pero sin exclusividades. Tras una reunión mantenida el pasado 24 de enero entre representantes del taxi, responsables municipales y empresas de publicidad, se volvió a poner sobre la mesa las condiciones para anunciarse y se rechazó que una sola compañía monopolice el control de los anuncios.

La Comisión de Publicidad de la Subdirección General de la Oficina Municipal del Taxi se reunió el pasado 24 de enero  para estudiar las propuestas de tres empresas de publicidad que pretenden comercializar los anuncios en los coches de la capital. En el encuentro "sólo hubo alguna declaración de intenciones pero ninguna oferta en firme, y se volvió a poner de manifiesto las condiciones que entendemos que tienen que tener las campañas", que supone su impresión en un mínimo de 500 coches y por espacio de, al menos, un mes, según explica Eladio Nuñez, presidente de la Asociación Gremial del Taxi.

Como él, su compañero y vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi, Ramón Zarza asegura que los taxistas no pretenden poner trabas a los anuncios en los coches "pero sí somos contrarios a que una empresa monopolice el control de la publicidad". "En esta reunión no se puso ninguna campaña sobre la mesa y sólo hubo palabras. En el momento en el que se presente un anunciante con nombre y su oferta se ajuste al reglamente ni nosotros, y estoy seguro que ni el Ayuntamiento, que tiene la última palabra, nos vamos a oponer", dice Nuñez.

Hasta hoy y desde que el Ayuntamiento de Madrid decidió normalizar la pulbicidad en los taxis, en el año 1999, los coches han lucido muy pocas campañas. "Al principio se exigían tres meses de  duración pero no había campañas tan largas, y por ello el plazo se redujo a un mes", explica Salvador Cañón, de la empresa De Impacto, que pretende comercializar la publicidad en Madrid.  "Ya lo hacemos en Andalucía, Asturias, Baleares, Valencia, Galicia y Aragón y no queremos dejar escapar una plaza como Madrid", asegura.

En la reunión los responsables de De Impacto ofrecieron, a cambio de controlar los anuncios de taxis, pagar por cada coche que lo luzca 100 euros, "cuando el mínimo que establece la norma es de 60 euros". El soporte publicitario es un adhesivo sobre las puertas traseras de 60x60 centímetros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios