www.madridiario.es
La rehabilitación del eje Pez-Luna comenzará en dos meses

La rehabilitación del eje Pez-Luna comenzará en dos meses

Por Enrique Villalba
sábado 23 de febrero de 2008, 00:00h
El proyecto de urbanización del Eje Pez-Luna, en el distrito Centro, se pondrá en marcha dentro de dos meses. Según informó a Madridiario la asamblea ciudadana del barrio de Universidad (Acibu), los vecinos se reunieron el jueves de la semana pasada con los representantes de la empresa municipal de la vivienda y suelo del Ayuntamiento de Madrid (EMVS). Ésta les anunció que el proyecto, diseñado por el arquitecto Javier Bataller Enguix y titulado "Luna Nueva", comenzará aproximadamente en abril.
Los vecinos pedían la eliminación en lo posible del arbolado en las calles de sección estrecha y estudiar nuevamente los lugares en que, por sus dimensiones y estética, se pudiera plantar arbolado de escala adecuada. También pedían que se evite la ruptura de accesos hacia la plaza de Soledad Torres Acosta.

Además, incluían entre las ideas un estudio profundo de la movilidad peatonal y de vehículos con nuevas propuestas para la ubicación de aparcamientos y la definición de los elementos y materiales propuestos para los quioscos de la calle Libreros. En total, se pretenden reformar 12.389 metros cuadrados de calle y ganar 2.684 metros de acera hasta los 7.260. El coste urbano que plantearon los arquitectos fijaba un coste de 3.428.527 euros. El Consistorio ha dedicado a este elemento 3.523.577,47 euros.

Según exponía el proyecto de Bataller Enguix, la zona requería una operación urgente de cirugía urbana. Está incluida dentro del Plan Especial del eje lúdico-cultural de Gran Vía. El eje Pez-Luna es un espacio de transición entre el barrio de Maravillas y la Gran Vía. El proyecto se enfrentaba a resolver dos entramados: el de las vías de enlace estrechas al norte de Luna y las calles de unión con Gran Vía y San Bernardo.  Se pretendía maximizar el espacio peatonal para el desarrollo de actividades sociales y culturales en esta zona del distrito. Para ello, se había ideado crear calles de doble uso en las zonas más estrechas. De esta manera, se incrementaría el espacio para el viandante y las zonas verdes.

Para el "peine" de calles anexas a Luna se proponían, entre otras medidas: eliminar los bordillos, mantener el aparcamiento en zonas con una acera lo suficientemente grande y renovar el pavimento con granito y adoquín para identificar las zonas mixtas. Este suelo se podría utilizar en zonas como la calle Libreros y dentro de casetas desmontables como soporte de exposiciones, muestras y presentaciones de libros. También se eliminan algunas plazas en zonas donde la ausencia del espacio libre impida otra actividad que moverse.

Las aceras pasarían de 2,50 metros en cada calle a 4,70 metros de pavimento en el que se mezclaría acera y calzada. En la calle de la Madera se utilizaría esta misma técnica para ganar espacio en el que ubicar una banda de servicio donde se plantarían árboles. En la calle de la Luna se había ideado eliminar la zona de vado y crear un terreno en el que coexistiesen peatones, coches y árboles. En la calle Ballesta se eliminaría el tráfico rodado y se instalaría el mercado temporal de libros. La EMVS situará una oficina de información sobre el desarrollo y facilitará que Acibu realice un seguimiento de las reformas.

Rehabilitaciones de viviendas
Una portavoz de la asociación explicó que los vecinos están muy contentos con la medida, que revitalizará toda la zona y reordenará el tráfico y la ubicación de las zonas verdes. La rehabilitación de las viviendas también comenzará en esas fechas, según los vecinos. Se extenderá sobre una superficie de 9,80 hectáreas y está delimitada al norte por las calles del Pez y de la Puebla; al sur por las de Desengaño, Gran Vía y Flor Alta; al este, por la de Valverde, y al oeste por San Bernardo.

Se trata de un ámbito de actuación sobre 267 edificios que acogen 3.164 viviendas, de las que 1.197 se van a rehabilitar. Este proyecto de mejora (en el que intervienen las tres administraciones y la iniciativa privada) se pretende desarrollar antes de 2009 y en él se han invertido 30,1 millones de euros. Sólo el Ayuntamiento ha invertido 2.226.332,73 euros.

La aportación del Ayuntamiento de Madrid a este total es de casi seis millones de euros. Entre otras actuaciones, se concederán ayudas económicas a fondo perdido a la rehabilitación privada de edificios residenciales para mejorar la habitabilidad de las viviendas y condiciones estructurales de los inmuebles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios