www.madridiario.es
Tips y consejos a la hora de elegir un buen colchón

Tips y consejos a la hora de elegir un buen colchón

Por MDO
viernes 13 de agosto de 2021, 10:21h

Ningún colchón debe durar más de unos 8 o 10 años. Cuando intentamos mantenerlo más tiempo aparecen los dolores cervicales, dolores lumbares, el insomnio, y el no descansar correctamente.

Dormir sobre un buen colchón es indispensable para tener un buen descanso y gozar de una buena salud. Dormir bien ayuda al sistema inmunitario, mejora la circulación sanguínea, ayuda al sistema nervioso, al aparato locomotor, en definitiva, a gran parte de nuestro cuerpo y por lo tanto a nuestra salud.

Por eso, es importante seguir las reglas, y comprar un colchón nuevo en cuanto aparezcan algunas de estas situaciones. Pero, también es cierto que, a la hora de comprar un colchón nos invaden las dudas y no sabemos hacia donde tirar.

¿Cómo elegir un buen colchón?

Desconocemos las características que debe de tener un buen colchón, e incluso no sabemos cuál se adapta mejor a nuestros gustos y necesidades. Dudas normales que suelen aparecer después de toda la publicidad que podemos ver cada día de diferentes marcas de colchones.

No debemos guiarnos por lo que nos digan las publicidades, cada persona es diferente, y las necesidades de uno, no son las mismas que las del otro. Por eso, aunque nos digan que es el mejor colchón, debemos prestar atención a lo que mejor nos venga a nosotros. Tu elección dependerá de 3 factores: el material, la firmeza y el tamaño.

Además, no es cuestión de dormir más o menos horas, aunque lo recomendable es dormir mínimo 7 horas, lo importante es tener un sueño profundo y reparador.

Si te encuentras en un momento en el que necesitas un colchón, echa un vistazo a los colchones en Black Friday, siempre podrás ahorrarte un pellizquito. No obstante, a continuación, te daremos algunos consejos para que elijas el colchón que mejor se adapte a tus circunstancias.

1. Materiales

El mercado dispone de muchos materiales tanto naturales como sintéticos. Actualmente los más utilizados son la viscoelástica, los muelles ensacados y el látex.

Viscoelástico

El material viscoelástico es ideal si buscas un colchón mullido y adaptable. Además, es una buena opción para las personas que duermen de lado y sufren de dolor de espalda, problemas musculares o articulares.

Es un tipo de espuma de alta calidad que reacciona al calor corporal amoldándose para reducir la presión, y ofrecer una sensación acogedora y agradable. Pero, hay que tener en cuenta que, para disfrutar de este material, el grosor de la capa de visco no debería ser inferior a 3 o 4 centímetros y debería de tener una densidad de al menos 50 kg/m3.

Eso sí, aunque destacan por su buena adaptabilidad, cabe destacar que no suelen transpirar demasiado bien y tienden a acumular calor. Por lo que si eres una persona calurosa es recomendable elegir un colchón con visco de poro abierto o que contenga termorregulador.

Látex

Este tipo de colchón es ideal para las personas que se suelen mover mucho durante la noche y para camas articuladas. Gracias a su material es ideal para personas alérgicas y asmáticas, porque los ácaros no pueden anidar en él.

A mayor cantidad de látex, mayor calidad y durabilidad, pero también se incrementa el precio.

Es un colchón que se caracteriza por una gran elasticidad y capacidad de recuperación y se adapta perfectamente a la forma del cuerpo. Pero, cabe destacar que tiende acumular el calor.

1. Muelles

Estos colchones son perfectos para las personas calurosas, gracias a que aportan una mejor ventilación de aire. Además, son ideales para camas de matrimonio, ya que los muelles ofrecen una independencia de lechos óptima que, aunque tu pareja se mueva, tú no notarías nada.

Están compuestos por una red de muelles recubierta de varias capas de tejido que permiten aislar y aportar confort y diferentes grados de firmeza.

Podemos encontrar colchones de muelle recubiertos de látex, viscoelástica o algodón. El precio dependerá de la cantidad de muelles y de la calidad de los materiales que los recubren. Dentro de los muelles encontramos los muelles ensacados que son lo que mejores resultados están demostrando.

Este tipo de colchón es ideal para las personas que duermen boca abajo o boca arriba o que tengan un peso elevado. Pero, cabe destacar que no se amoldan bien al cuerpo, y por eso hay personas que los encuentran algo duros.

2. Tamaño

Elegir el tamaño del colchón es muy sencillo, los pies nunca deben quedar fuera del colchón. Por lo que, deberás escoger un colchón que mida más que tú de largo. Para saber la anchura todo dependerá de si duermes acompañado o no.

3. Firmeza

Encontrar la firmeza correcta depende de nuestro peso y postura en la que dormimos. No debe ser ni muy duro ni muy blando. Debe ser firme para que sostenga bien nuestro cuerpo, sin llegar a ser incómodo. Además, es importante que sea homogéneo para no tener hundimientos ni huecos.

Y, por último, es muy importante que se adapte a nuestro cuerpo y que respete nuestra curvatura natural de la columna.