www.madridiario.es

Comprar acciones de forma segura es posible

Por MDO

Los pequeños inversores tienen una manera de participar en el mercado de bolsa sin que les timen o se expongan a perder todo su dinero

Comprar acciones de forma segura es posible
Ampliar

Hoy en día, la compra de acciones es tan habitual que incluso las redes sociales están llenas de influencers y supuestos gurús financieros que animan al pequeño inversor a participar. Se puede pensar que es algo positivo, una forma de democratizar el acceso al mercado de valores, y en cierto sentido así es. La realidad en cambio es otra, pues esta proliferación de inversores trae consigo una parte negativa: los timadores del trading.

En este sentido, actualmente se está dando mucho una estrategia maliciosa conocida como Pum-and-dump, que no es otra cosa que inflar el precio de una acción de forma artificial para venderla cuando el precio esté más alto. Con este método, muchos youtubers, tiktokers, o usuarios de Facebook, Instagram, Twitter u otra red social están convenciendo a pequeños inversores de comprar acciones de empresas poco solventes.

Por suerte, hay una forma segura de invertir en bolsa, y es hacerlo mediante un broker o agente de bolsa fiable. La guía de compra de acciones de OkBrokers aclara muchos conceptos y facilita medios seguros para invertir, aunque se trate de pequeños inversores. Una primera aproximación, facilita las claves para saber diferenciar entre acciones al contado y CFDs sobre acciones, sus ventajas y desventajas, así como una comparativa entre broker online y broker bancario.


Inflar y botar, la estrategia de los timadores de bolsa

Volviendo al Pum-and-dumpo “inflar y botar”, se trata de una estrategia que consiste en que alguien, por propia iniciativa, o porque una empresa le paga para ello, escoge una o varias compañías con futuro muy dudoso y convence a pequeños inversores para que compren acciones en ellas. Cuando un grupo de personas compra, esto hace que dichas acciones suban (pump) rápidamente, y en ese momento el timador vende o se deshace (dump) de sus acciones obteniendo grandes ganancias. Este mismo hecho vuelve a hacer que el precio de las acciones baje de nuevo y así, los pequeños inversores pierden su dinero.

La forma en que se propaga esta estafa es variada, puede aparecer como una campaña en los mensajes spam de correo electrónico, a través de telemarketing enviado por una empresa de bolsa, o incluso suplantando a un medio informativo especializado en la materia. Si se está pendiente este timo es fácil de reconocer, pues generalmente el supuesto corredor de bolsa dirá que tiene "información confidencial" sobre noticias inminentes.

Al mismo tiempo, los boletines informativos relacionados o asociados con la estafa, podrán pretender ofrecer recomendaciones imparciales, luego ofrecer una compañía con acciones "convenientes" para beneficio del inversionista. A continuación, vendrá una lluvia de mensajes en salas de chat o publicaciones en foros de bolsa, incentivando a los que reciben este mensaje a comprar casi de manera inmediata.

De esta manera, el promotor logra el pump de las acciones, lo que hará que muchos otros inversionistas caigan en la trampa involuntariamente y compren. Este incremento de la demanda, precio, y cantidad en el mercado motivará a su vez a otros a comprar más acciones. De esta forma ya está sembrado el terreno para que el promotor venda y deje de promover las acciones, consiguiendo que el precio se desplome. Ni que decir tiene que los inversionistas víctimas del engaño se quedan con acciones a un precio insignificante, que ni cerca tienen el valor de lo que pagaron para obtenerlas.

Pero aún hay otra forma más sofisticada de este fraude: el hack. En este caso, una persona compra acciones fraudulentas y luego con la ayuda de una firma de corredores de bolsa continúa con la compra de estas acciones en grandes cantidades. El resultado es un incremento en el precio que es impulsado día a día por más corredores de bolsa que caen en la trampa; así el dueño de las acciones las logra vender a un precio mucho más elevado de su valor real.

​Por desgracia las redes sociales están llenas de falsos expertos aconsejando dónde invertir el dinero. Pero dar consejos financieros está sujeto a normativas que varían según cada país. Lo común es que se deba tener una certificación para aconsejar la compra o venta de títulos. Es por eso que muchos gurús financieros en redes siempre usan la advertencia de que su contenido no es una recomendación de inversión sino "exclusivamente entretenimiento". De esta forma evitan ser denunciados por fraude posteriormente.

En cualquier caso, lo mejor para comprar acciones de forma segura es recurrir a brokers regulados y verdaderos profesionales. En este sentido, OkBrokers es un portal web especializado en el análisis de plataformas de trading online y de brokers fiables. Para ellos se basa en los principios de imparcialidad, fiabilidad, seguridad y legalidad, ateniéndose a las leyes internacionales vigentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios