www.madridiario.es

Cómo solicitar préstamos personales

Por MDO
viernes 19 de marzo de 2021, 13:01h

Es habitual necesitar una ayuda extra para poder realizar algunas compras, afrontar imprevistos o pequeños, o, simplemente, darnos algún capricho que se salga de lo convencional. En nuestros días, y por fortuna, existe la posibilidad de pedir ese dinero prestado, para poder cumplir nuestro propósito.

Cómo solicitar préstamos personales

Es bastante común que la gente piense que el hecho de tener una deuda es algo negativo, pero no es completamente cierto. Si nos ceñimos a la economía, puede ser un factor fundamental para el crecimiento, para un desarrollo personal, o para poder acceder a unos bienes de importe elevado (como pueden ser una vivienda o un coche) a los que no podríamos acceder de otra forma. Por tanto, es conveniente entender que las deudas, siempre que estén controladas, son un recurso que puede ser muy beneficioso para nuestro crecimiento. Además, también está demostrado que pequeñas ayudas económicas puntuales son una gran ayuda para solventar situaciones críticas, y ahí entran a escena los préstamos personales.

Existe un elevado número de empresas que están dispuestas a ofrecerte financiación, y las condiciones en las que la ofrecen pueden ser de todo tipo. Sin intereses, o con intereses más o menos elevados, plazos de devolución más cortos o largos, mensualidades o en plazo único, etc. son algunos de los factores a los que debemos prestar atención a la hora de escoger el prestamista.

Pasos a seguir para obtener un préstamo personal.

En general, los pasos a seguir para solicitar un préstamos personales online van a ser bastante similares en la mayoría de las entidades financieras, y suelen ser los siguientes:

Completa un registro online

Mediante un formulario, introducirás tu información personal básica, como tus datos personales, teléfono de contacto, correo electrónico, etc. Este paso será común a todos los procesos con los prestamistas online.

Validación de datos personales y requisitos.

Cada prestamista, tendrá una serie de requisitos, pero los siguientes serán comunes a una gran mayoría. Una vez que el destinatario tenga tus datos personales, comenzará a cotejarlos, además de comprobar que cumples los requisitos mínimos para la concesión del préstamo, entre los que suelen estar:

  • Tener más de 18 años: la mayoría de edad es el requisito legal de edad mínima que marca la ley para otorgar un crédito.
  • Residir en territorio español: es una condición vivir en España para poder garantizarse esta ayuda económica.
  • Tener un documento nacional de identidad válido y vigente: mediante él, podrás probar los requisitos anteriores.

Además, es frecuente que los prestamistas esperen del solicitante cierta solvencia económica. Esta solvencia, no tiene por qué ser exclusivamente de un trabajo, puede ser de algún tipo de prestación, contratos de alquiler, o cualquier fuente de ingresos constante. Esto garantiza, por un lado, que el cliente no se adentra en un préstamo que no puede devolver, y por el otro, que recibirá el pago por los servicios prestados.

Espera la respuesta a tu solicitud.

Una vez que has proporcionado al prestamista toda la información solicitada, harán las comprobaciones que consideren necesarias, y te proporcionarán una respuesta en un intervalo de tiempo que puede oscilar entre los pocos segundos y las 24 horas siguientes. Mediante esta respuesta, sabrás si tienes acceso a la financiación, al importe que puedes obtener y las condiciones ofrecidas.

Independientemente de si la respuesta ha sido negativa o afirmativa, tu puedes realizar este proceso con tantos prestamistas como consideres oportuno, ya que cualquier oferta no tiene ninguna validez hasta que tú la aceptas. Por tanto, puedes realizar consultas de carácter informativo. Si bien, el proceso del registro y de la validación de requisitos y datos personales, tendrás que llevarlo a cabo tantas veces como el número de prestamistas con los que deseas comprobar si puedes obtener financiación.

Este proceso tan repetitivo, además de requerir mucho tiempo, te obliga a conocer las alternativas del mercado que ofrecen este tipo de servicios, lo cual se puede convertir en algo un tanto inconveniente. Aprovechando este problema, y con el afán de ayudar al cliente a encontrar la mejor alternativa posible, han surgido motores de búsqueda como Solcredito, que mediante un único registro se encarga hacer todo el trabajo por ti, para que encontrar https://solcredito.es/prestamos-personales sea muy sencillo.