www.madridiario.es

Las mascotas no son juguetes que regalar

sábado 19 de diciembre de 2020, 11:28h

En este año que ahora termina no puedo evitar pensar en los peores meses del confinamiento. Y ahí, como siempre, estuvieron y están también ellos, nuestros animales de compañía: nuestros perros, nuestros gatos, nuestros fieles compañeros. Los animales de compañía han ayudado a muchas personas a llevar mejor los periodos de aislamiento y de soledad. No se han sentido solos porque estuvieron acompañados.

No me extraña que numerosos artículos y estudios científicos recojan en sus conclusiones algo que los que en algún momento hemos tenido una mascota sabemos por experiencia personal: es un compañero, un amigo fiel, un cómplice, un confesor. Aporta compañía y alegría a nuestras vidas.

Precisamente por estos motivos, ahora, cuando las Navidades llegan, algunas personas piensan en los animales como el regalo ideal que hacer a un ser querido. Es fácil sucumbir ante el encanto de un cachorrito de perro o de un gatito recién nacido.

Pero cuando nos planteemos una decisión de este tipo, debemos pensar en todo lo que ello conlleva. Adoptar un animal de compañía o su compra es una decisión que nos proporcionará muy buenos momentos, pero que también conlleva una gran responsabilidad.

Debemos pensar, por ejemplo, que, si compramos o adoptamos un perro siendo un cachorro, esté crecerá rápidamente, y que además todos los días debemos atenderle como se merece, sacarlo a pasear y a hacer ejercicio, y darle los cuidados veterinarios que requiere, por citar solo algunos.

Y es en este punto precisamente cuando surgen los problemas. El adorable cachorro se ha convertido en un animal adulto que seguramente ha perdido parte de su encanto. Ahora es cuando nos damos cuenta de que no es un juguete, sino un ser vivo al que tenemos que dedicar tiempo y atención, por muy cansado que se esté, porque lo necesita.

Es entonces cuando, desgraciadamente, quienes no están dispuestos a asumir ese sacrificio optan por la drástica solución del abandono. Según el último estudio ´Él nunca lo haría’ de la Fundación Affinity, más de 300.000 perros y gatos -muchos de los cuales entraron en la vida de alguien en forma de regalo de Navidad- fueron abandonados en 2019 .

En definitiva, incorporar un animal a nuestra familia, a nuestra vida, debe ser una decisión muy meditada y pensada. Es necesario tener en cuenta muchos aspectos de la vida cotidiana, como qué haremos cuando nos tengamos que ir a trabajar, si podremos sacarlo a pasear a diario, si podremos llevarlo a nuestro lugar de vacaciones, etc.

Hacernos cargo de una mascota, de un ser vivo que dependerá totalmente de nosotros, aunque no lo parezca, a priori tiene grandes implicaciones y requiere de un gran compromiso a largo plazo. Por ello debemos estar seguros de que podemos cuidar a nuestra mascota como necesita y merece.

Ana Rodríguez

Portavoz Medio Ambiente de Cs en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios