www.madridiario.es
Banco de Alimentos de Madrid, una de las ONG premiadas por BBVA Asset Management.
Ampliar
Banco de Alimentos de Madrid, una de las ONG premiadas por BBVA Asset Management. (Foto: Jesús Hellín / Europa Press)

Los proyectos solidarios premiados por BBVA, en marcha: "Ha sido la mejor noticia del año"

lunes 14 de diciembre de 2020, 12:00h

“Si normalmente este tipo de premios nos vienen ‘como agua de mayo’, este año con mayor motivo porque nos ha permitido mantener puestos de trabajo”. Así describe Teresa Rodríguez, directora de Producción de la Fundación AMÁS Empleo la donación recibida por BBVA Asset Management, que ha destinado 1,2 millones de euros al impulso de 27 iniciativas desarrolladas por ONG en el conjunto de la geografía nacional, seis de ellas en la Comunidad de Madrid.

El banco entrega de forma anual el 25 por ciento de la comisión de gestión del fondo BBVA Futuro Sostenible ISR a proyectos relacionados con los mayores y la dependencia, que fomenten la inclusión social o vinculados a la protección del medio ambiente y el pasado mes de octubre anunció los beneficiarios de 2020. En concreto, cada una de las propuestas seleccionadas es premiada con 37.090 euros, a excepción de tres proyectos enmarcados en la categoría singular Grandes Premios y dotados con 100.000 euros cada uno.

Algunas de las iniciativas distinguidas ya están en marcha, como la ejecutada por la Fundación AMÁS Empleo, cuyo programa ‘Misión Ecotech’ ha sido destacada por la entidad bancaria. Con este proyecto buscan generar oportunidades para 22 madrileños con discapacidad intelectual formándolos y ofreciéndoles un puesto de trabajo como gestores de residuos eléctricos y electrónicos. “Después de completar toda la burocracia para que sean gestores autorizados a nivel nacional, necesitábamos financiación para comprar un vehículo adaptado en el que transportar estos materiales”, explica Teresa Rodríguez.

La Fundación se vertebra en dos partes: una asistencial, con atención directa a personas con discapacidad en centros ocupacionales, residencias y viviendas tuteladas, y otra laboral donde trabajan hasta 280 empleados con diversidad funcional en distintas líneas de actividad. Una de ellas se corresponde con ‘Misión Ecotech’, un departamento en el que captan clientes de otras áreas y les proponen “dar una salida correcta medioambientalmente a sus residuos”. Por ejemplo, recogen equipos como CPU que estas empresas van a desechar, lo llevan a sus instalaciones y segregan sus componentes hasta llegar a las materias primas, como hierro y plástico. “A cada parte le damos salida en el sector que puede tratarla y así revalorizamos los residuos”, expone la directora de Producción.

Ya han adquirido el vehículo que necesitaban gracias a la aportación de BBVA y empezarán a utilizarlo “en breve”. Como relata Rodríguez, la pandemia “ha dado un duro golpe a todo el mundo, pero a los colectivos de riesgo aún más”. En los últimos meses han experimentado dificultades para continuar su labor al depender “de empresarios que han visto muy mermada su productividad o algunos que incluso han llegado al cierre”. Por ello, este reconocimiento les ha aportado recursos para seguir ayudando a personas en situación vulnerable. “Este 2020 ha sido horrible y esta es una de las mejores noticias, si no la mejor, que hemos recibido este año”, señalan desde la Fundación AMÁS Empleo.

Proyecto 'Misión Ecotech', de la Fundación AMÁS Empleo.

La asistencia alimentaria del Banco de Alimentos

La Fundación Banco de Alimentos de Madrid es otra de las ONG premiadas. En su caso, han destinado la cuantía aportada por BBVA Asset Management a la adquisición de una cámara de refrigerados que se instalará en la delegación Sur Metropolitana, ubicada en Alcorcón y dará cobertura a más de 33.000 personas. “Queremos ofrecer una alimentación lo más sana y equilibrada posible y esta conservación en frío nos va a permitir dar más proteína”, explica la directora de Comunicación, Mila Benito. Así, esta cámara facilitará la conservación de 100.000 kilos de productos congelados, sobre todo carne y pescado, e incrementará en un 40 por ciento la distribución de frutas y hortalizas.

La pandemia disparó la demanda de ayuda social para paliar una emergencia alimentaria sin precedentes en la región. El Banco de Alimentos de Madrid cerró 2019 atendiendo a 130.000 personas a diario y terminará 2020 dando de comer a 190.000 madrileños. El aumento drástico de los usuarios en abril se ha mantenido con el paso de los meses y desde la Fundación no descartan que se intensifique. “En enero puede llegar a subir si los Ertes se convierte en Eres”, comenta Benito.

El Banco de Alimentos ha gestionado este año toneladas de solidaridad que seguirán haciendo falta el próximo año. Con la ‘Operación Kilo Especial Covid-19’ recaudaron un millón de kilos de víveres en donaciones y cerca de seis millones de euros para comprar comida en la primera fase de la Gran Recogida realizada el pasado mes de noviembre. No obstante, al margen de esto necesitan también el apoyo de las empresas para equipar sus infraestructuras. “Estamos enormemente agradecidos a proyectos como el de BBVA porque nos permite acceder a unos bienes –la cámara frigorífica- que no podríamos conseguir con facilidad por otras vías”, argumenta Benito.

El compromiso medioambiental de Prodis

Entre las organizaciones madrileñas que han recibido el respaldo de BBVA se encuentra también Prodis, una fundación orientada a la formación e inclusión de personas con discapacidad intelectual. En su caso, destinarán el importe del premio a comprar placas solares fotovoltaicas que conectarán a la red de su sede a fin de minimizar el consumo de red eléctrica de distribución y “conseguir un importante ahorro económico que podremos dedicar a los distintos servicios que prestamos”, afirma Rebeca González, portavoz de la organización.

De esta forma, su proyecto genera un doble impacto positivo. Por un lado, contribuyen a la reducción de gases de efecto invernadero al apostar por una alternativa sostenible y respetuosa con el medio ambiente que disminuirá las emisiones de CO2 en más de un 27 por ciento. Por otro, esta actuación hará que reduzcan su gasto energético anual en un 15 por ciento, un dinero que redundará en una mejora a la atención directa de sus beneficiarios. Asimismo, podrán vender los excedentes fotovoltaicos, por lo que abrirán una nueva fuente de financiación para Fundación. Muy pronto se verán los resultados de esta iniciativa, pues las obras en el edificio ya han dado comienzo.

Como indica González, en Prodis están “muy comprometidos con el medio ambiente” y, por ello, llevan a cabo distintas acciones encaminadas a preservarlo, como campañas de sensibilización o un programa de reciclaje que se implemente “de manera transversal”. Además, han desplegado un plan de ergonomía ambiental que “no solo mejoran la calidad de vida y trabajo de los profesionales con y sin discapacidad, sino que preservan su salud”.

En este año “tan complicado”, marcado por la crisis del coronavirus, agradecen este reconocimiento por parte de BBVA “que para nosotros es muy importante porque nos permite seguir avanzando”. De hecho, en ningún momento han parado, pues incluso durante el confinamiento no cesaron su labor y ofrecieron por vía telemática no solo las distintas propuestas formativas que imparten, sino orientación a las familias de los 450 usuarios a los que atienden en la actualidad, así como ayuda psicológica para estos y también servicios de ocio y gestión del tiempo libre para hacer más llevadera la estancia en casa. “Era un momento en el que teníamos que estar con ellos”, sostiene Rebeca González.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios