www.madridiario.es
Solar donde estaba ubicada La Gasolinera, espacio vecinal del barrio Guindalera
Ampliar
Solar donde estaba ubicada La Gasolinera, espacio vecinal del barrio Guindalera (Foto: Daniel Rodrigo Arenas)

La Gasolinera: regresa la polémica por su cesión a un colegio

Por Alba Cabañero Aina
sábado 07 de noviembre de 2020, 08:57h

El espacio de La Gasolinera, en el distrito de Salamanca, ha sido en varias ocasiones objeto de discordia entre grupos políticos municipales.

El Gobierno municipal, comandado por la exalcaldesa Ana Botella, derribó la gasolinera ubicada en el número 17 de la calle Cartagena, con el plan de ampliar el Centro Cultural Buenavista. En 2016, el PP denunció que el Gobierno de Manuela Carmena paralizase el plan y quisiera, según afirmaron, ceder el solar al colectivo autodenominado 'La Gasolinera'. Esta situación provocó que la polémica sobre la cesión de espacios públicos se reavivase, tal y como ahora, en 2020, acaba de ocurrir.

La Gasolinera ha estado en desuso desde que en el verano de 2019, con la llegada del nuevo Gobierno municipal, se suspendiesen todas las actividades que los colectivos vecinales habían programado en este espacio.

(Foto: Daniel Rodrigo Arenas)

Desde entonces, Más Madrid ha solicitado en numerosos plenos de la Junta de Distrito que se ceda este espacio a las asociaciones del barrio.

“En el último pleno pedimos que ese espacio se use hasta que se utilice para la ampliación de la biblioteca municipal del Centro Cultural Buenavista. Mientras tanto ese espacio está vacío. Pedimos por favor si dejaban que la Asociación La Atenea hiciese el reparto allí determinados días y solamente tuvimos el apoyo del PSOE”, apunta a Madridiario Dolores Curto, vocal vecina del grupo Más Madrid en el distrito de Salamanca y profesora.

"Se rechazó con muy malos modales el uso de La Gasolinera, a pesar de que se dijo que no se utiliza", agrega Marisa San José, presidenta de esta asociación, que, además de repartir comida para los vecinos, ayudan también a todas las personas que necesiten hacer gestiones para subsidios o paro, asesorándoles.

(Foto: Daniel Rodrigo Arenas)

Lo que desde este grupo no sabían es que el espacio de La Gasolinera ya no estaba vacío, puesto que días después de celebrarse el pleno vieron cómo un grupo de niños del Colegio Natividad de Nuestra Señora jugaban allí a la hora del recreo vigilados por varios profesores.

“El concejal del distrito Salamanca no quería ceder el solar de La Gasolinera a colectivos sociales, pero ahora, al parecer, se lo ha cedido al Colegio Natividad de Nuestra Señora”, destaca Luis Cueto, concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital. “En la Junta de Distrito no se ha votado en ningún momento el uso de ese espacio para este colegio. Lo normal habría sido que hubiesen dicho en la Junta que querían usarlo, quién lo iba a usar, aprobarlo o no y con qué garantías”, denuncia Curto, que señala además que si un niño tiene un accidente en este espacio puede que no esté cubierto por el seguro escolar.

“A no ser que este colegio tenga un seguro privado –el Colegio Natividad de Nuestra Señora es concertado-privado–, el seguro escolar de los centros públicos te cubre los accidentes que tienes en el centro escolar, no fuera, ni siquiera cuando vas ni cuando vienes, por eso es obligatorio hasta 4º ESO quedarse en el centro. No sé qué tipo de acuerdo tendrán, pero desde luego están en ese espacio que es del Ayuntamiento, no en el colegio”, explica.

“No sabemos nada porque no nos ha llegado ningún comunicado y, lo más grave de todo, es que solicitamos que La Atenea, asociación de vecinos que está ayudando a familias que no tienen recursos, pudieran utilizar el espacio y lo negaron. Por lo que parece, conceden su uso al colegio, sin decírselo a nadie. Hay una doble vara de medir, entonces”, critica María Dolores Curto.

"¿Por qué a ese colegio? ¿Por qué no lo abren para todos los niños y para todos los colegios?", se pregunta San José, para añadir que desde el Ayuntamiento no tienen consideración alguna por este espacio vecinal en el que tantas actividades se celebraron durante el mandato de Manuela Carmena: "Para ellos La Gasolinera no existe, y no quieren que exista de ninguna fórmula".

"Nos parecería bien simplemente que abrieran la puerta, siendo un espacio que podría ser considerado como una plaza. No lo hacen porque sería reconocer que la intervención que se hizo era correcta", incide.

Sede de La Atenea, en la calle Pilar de Zaragoza (Foto: Daniel Rodrigo Arenas)

"Nos parece especialmente hipócrita” –comenta Luis Cueto– “la agresividad con la que el concejal José Fernández retiró a los vecinos que gestionaban La Gasolinera porque lo hacían 'sin papeles, sin título alguno, y porque es imprescindible seguir un procedimiento', y ahora se entregue a un colegio religioso que desde Bachillerato es privado. Más sectarismo, no cabe”. Y añade: “Hemos solicitado oficialmente información a la Junta y, según nos contesten actuaremos”.

Nosotros somos favorables a que se usen los espacios municipales, que estén vacíos no tiene sentido y más a la actividad de los colegios en plena pandemia, pero con el criterio de todos y que todo el mundo pueda participar”, añade.

“Lo que a nosotros nos parece irregular es el procedimiento y esa cerrazón que hay de prestar los espacios públicos a cualquier asociación que consideran que sea de izquierdas”, sentencia Curto.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid comentan a Madridiario que al inicio del curso se envió una carta a todos los colegios del distrito, tanto públicos como privados y concertados, para conocer sus necesidades. El Colegio Natividad de Nuestra Señora se puso en contacto y solicitó utilizar el espacio de La Gasolinera dos horas al día para hacer gimnasia. Esta cesión seguirá hasta que finalice la situación sanitaria actual.

(Foto: Daniel Rodrigo Arenas)

Sin embargo, en la respuesta que el Ayuntamiento dio en septiembre al grupo Más Madrid, sólo figuran tres locales cedidos (Centro de Mayores San Vicente de Paul, en Carabanchel, que alberga tres clases del colegio público Arcipreste de Hita; otras tres clases del CEIP Dámaso Alonso se han trasladado al Centro de Mayores José Ortuño Ponce, en Villaverde; y cuatro clases del colegio público Pintor Rosales han hecho lo propio en el Centro de Mayores Nicolás Salmerón, en Chamartín) "y ninguno es este", indican. Además, insisten en que los alumnos están en el recreo, no en clase de gimnasia.

La Gasolinera es un espacio abierto a todos los vecinos y, menos en esas dos horas, el resto del día este espacio es para uso de los vecinos”, indican desde el Ayuntamiento. Agregan que, tras finalizar unas obras en este lugar, La Gasolinera se encuentra abierta para todos hasta que se proceda a realizar la ampliación de la Biblioteca David Gistau. Sobre la cesión de este espacio a la Asociación La Atenea, recuerdan que “se votó y se desestimó”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
5 comentarios