www.madridiario.es

Vuelta a lo local: apostar por el pequeño comercio en tiempos de Covid-19

martes 20 de octubre de 2020, 12:02h
El pequeño comercio, el negocio de cercanía, ese vecino que cada día levanta la persiana y da lo mejor de sí para cubrir las necesidades de su barrio. La situación sanitaria generada por la crisis de la Covid-19 ha mostrado la mejor cara de los pequeños profesionales que trabajan en los barrios y las calles de Madrid
Vuelta a lo local: apostar por el pequeño comercio en tiempos de Covid-19
Ampliar

La solidaridad de estos comerciantes se ha puesto a prueba y ha pasado el examen con nota. Los negocios locales han demostrado durante todos estos meses la importancia de la cercanía y del conocer a sus clientes, a diferencia de las grandes compañías internacionales, que han seguido vendiendo impasibles a la situación.

Por eso la sociedad se ha volcado en apoyar al sector del pequeño comercio: han aumentado las compras en estas empresas para asegurar su supervivencia y, a la vez, asegurar que esos negocios locales sigan allí cuando se les vuelva a necesitar. Surgen entonces iniciativas como mejoresmadrid.es, una web que selecciona a los mejores profesionales, empresas y servicios de los distintos barrios y calles de la ciudad para que los clientes puedan buscar lo que necesiten a golpe de clic.

Iniciativas como Mejoresmadrid.es buscan reactivar y mantener el compromiso de la sociedad con el pequeño comercio, que tan útil ha demostrado ser estos meses atrás y que tan en riesgo vive debido a la llegada en los últimos años de macroempresas que acaban con su público y con su posibilidad de generar ingresos.

Puntos a favor del pequeño comercio

Son muchos los puntos a favor del pequeño comercio y de los profesionales locales. Se trata de cosas que siempre se han sabido, pero este mundo vertiginoso en el que vivimos parece hacer que las personas lo olviden. Por eso es importante recordar algunos de ellos:

Cercanía y contacto

Apostar por el negocio local es apostar por cuidarse a uno mismo. El frutero de toda la vida sabe aconsejar qué tipo de fruta es más interesante llevarse; el ferretero ayuda a solucionar cualquier problema que el cliente apenas sabe explicar; la tienda de productos de droguería cuenta con ese bote que sirve para limpiar las juntas de los azulejos y que no se encuentra en Internet...

La cercanía, el contacto diario y la confianza mutua se traduce en un apoyo constante por parte del pequeño comercio a sus clientes. Comprar en un pequeño comercio es vivir mejor.

Construir barrio

Muy en relación con lo anterior está el hecho de que comprar en el negocio local ayuda a construir barrio. ¿Y qué quiere decir esto? Que facilitar que abran y permanezcan activas las pequeñas tiendas locales da vida a los barrios, genera riqueza y movimiento y ayuda a que el gasto se revierta en el mismo barrio de nuevo.

El frutero que recibe la confianza de sus vecinos luego comprará también en los negocios del barrio, con lo cual se eleva la riqueza de todos los vecinos de una manera similar.

Estos son dos de los principales beneficios de comprar y apostar por el negocio local, algo que resulta totalmente sencillo gracias a iniciativas como mejoresmadrid.es, que pone al alcance de todos los internautas el contacto con los mejores profesionales del comercio de cercanía en Madrid.